14232374 1133688736724065 4548729251667665597 n

EL TELEGRAFO DE PAYSANDU

“Busco mi identidad y que se me reconozca como hijo de Villanueva Saravia”, dijo joven sanducero

Policiales | 23 Abr Matías Gómez (23) es un sanducero que desde hace tres años se encuentra a la espera de que una jueza de Melo, Cerro Largo, autorice un estudio de ADN y poder probar --bajo la comprobación fáctica-- que es el único hijo varón del político del Partido Nacional, Villanueva Saravia, quien murió en 1998, en un confuso episodio que finalmente fue catalogado como suicidio.
“Solo falta eso”, indicó el joven a EL TELEGRAFO, refiriéndose a la orden de la justicia. “Pero no sé por qué hay tantas trabas. Hace tres años que voy y vengo a Melo. El expediente con mi pedido ha sido manoseado tanto que incluso el abogado que me acompaña tuvo que pedir que lo pusieran en resguardo. Le han faltado hojas, le han sacado cosas”, dijo.
“Para mí es una búsqueda de identidad que necesito. Cuando era adolescente me enteré que Villanueva (que murió cuando tenía 33 años) era mi padre. Mi madre estuvo por hacer los trámites (de pedido de ADN) en el año 2000 cuando yo tenía 7 años pero al final no quiso porque estaba todo el tema de las sucesiones y había bastante revuelo. Lo postergó y después que me enteré, a los 19 años sentí necesidad de hacerlo yo por mi parte. Incluso mi abuelo paterno y unos tíos me reconocen como hijo de Villanueva y sabían de mi existencia”. 
“Sabían que tenía un hijo en Paysandú. Cuando mi padre murió, mi abuelo contrató a un abogado para que me buscara pero nunca me encontró o no me buscó, no sé”, precisó. “Puede ser que como quien era el esposo de mi madre en ese entonces me dio su apellido y me reconoció como hijo legal, no hubieran podido dar conmigo al haberme cambiado el apellido”, sostuvo.
Matías, que se destaca en su carrera como ciclista --recientemente finalizó la 74ª Vuelta Ciclista del Uruguay donde corrió para el club Centenario de Fray Bentos--, admitió que el primer tramo fue en armonía, en cuanto a que estaba esperanzado en que todo sería más rápido. “Al tener el aval de mi abuelo, de dos de mis tíos (todos ellos Saravia, descendientes del caudillo blanco Aparicio Saravia) nada podría salir mal”

. En tanto, ahora, al notar “que algo tranca esa autorización, me cansé y voy por todo”.


(Más información en edición impresa)

foto ilustrativa tomada de internet

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3