“El plan de austeridad implementado permitió optimizar los recursos disponibles y lograr un superávit de 11 millones de pesos”

Así reza la “prueba del 9” número 4 con la que el Gobierno Departamental anunció en conferencia de prensa los logros de su primer aniversario al frente de la gestión.

Once millones de pesos ($ 11.000.000) así de sopetón, vistos desde nuestras realidades (individuales) económicas parecen una fortuna. En realidad, son una fortuna. Casi un millón de pesos por mes. Tome un lápiz y calcule cuáles son sus ingresos anuales. Bueno, estos once millones son los que le sobraron después de honrar todas las obligaciones a la Intendencia. ¡Quien pudiera!

El efecto es contundente y resulta alentador, ilusiona.

La Intendencia presupuestó para el 2016 un gasto de mil ciento once millones de pesos ($ 1.111.000.000) o sea que el superávit resulta de un 1 % (uno por ciento). Vuelva a agarrar el lápiz, calcule el 1 % de sus ingresos… cuanto le da? A ver, sobre treinta y cinco mil ($ 35.000) casi no paga IRPF, su superávit fue de trescientos cincuenta pesos ($ 350) según en la zona que viva le da para pagar la tasa de alumbrado.

La Tasa de Alumbrado, ya van tres meses que la pagamos, un par de meses más y ya la habremos absorbido entre nuestros gastos fijos indispensables, junto a la luz, el teléfono, el agua, el cable, el adsl, ahora introdujimos, medio a la fuerza y regañadientes el alumbrado o mejor dicho el aumento de este. El aumento resulta entre los $ 100 y los $300 según donde viva.

En Río Negro debe haber (es un cálculo a ojo) unos 30 mil usuarios de UTE; 30 mil x $ 100 son 3 millones de pesos, en la peor de las hipótesis reunir 11 millones de pesos les tomaría poco más 3 meses de tasa de alumbrado. Más o menos el tiempo que llevan cobrándola.

¡Ahora el superávit no le parece tan contundente! ¿Verdad?, resulta de lo que hemos aportado de aumento de Tasa de Alumbrado. Solo en los últimos 3 meses y es el superávit calculado de un año.

¿Superávit fiscal a costo de déficit social, los ahorros por el plan de austeridad implementado, que recorto las ayudas sociales en el departamento, las que promedialmente eran de 7 u 8 millones de pesos al año, resultan necesarios? Una empresa privada dirá que son indispensables, pero una empresa pública no debería generar superávit a ese costo… no es su función, debe apuntar a la mejora en la calidad de vida.

Con un Gobierno socialista, no habrá superávit mientras tengamos déficit social. J.L. Rodríguez Zapatero

El apoyo a las comunidades sociales, a los clubes, a los emprendimientos culturales o deportivos, a los sin recursos, a los desprotegidos o a los necesitados, también son superávit en lo que refiere a la calidad de vida de los vecinos, aun cuando no aparezcan en las rendiciones y los balances, aun cuando provoque déficit… no es parte del A B C, perseguir ganancias.

En fin… “cada maestrito con su librito”, diría mi abuela.

 

---------------------------------------------

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn