Que el Intendente aclare que las decisiones que se toman desde la Intendencia son su responsabilidad, no aporta nada nuevo. ¿Quién más puede ser el responsable?
Que el Intendente sostenga que el Ingeniero Firpo es una buena persona, no aporta nada al quid de la cuestión, parece otra perogrullada. Si no fuera buena persona sería una pésima designación y también sería responsabilidad de él (como máximo responsable).
Que el Intendente pretenda minimizar lo establecido por el Tribunal de Cuentas, no le hace bien ni a él, ni a la Intendencia, ni al País.
Que el Intendente pretenda hacer creer que no le costó nada a la Intendencia, o peor, que fue un beneficio para esta, es un esfuerzo de voluntarismo que habla bien de él como compañero militante, pero que no cuenta a los efectos de la infracción.
El Ingeniero Firpo es un funcionario del MGAP que mantiene su cargo en reserva mientras se desempeña, por su voluntad, como Director de Desarrollo de la Intendencia y estas situaciones, de acuerdo a la Ley no son posibles.
Que el Ingeniero Firpo percibiera, por lo menos, durante un año un sueldo del MGAP y otro de la Intendencia, no es legal. Estuvo y está mal, como persona de bien correspondería honrar la Ley y devolver lo percibido incorrectamente.
Que el Intendente pretenda comparar la situación de lo percibido i