walter rastra con logo

Picadas por calle Rincón en horas de la madrugada, jóvenes corriendo en contra de su propia vida en sus motos por calle 18 de Julio a tempranas horas de la mañana días domingos.  Picadas en la ruta puente puerto en donde atropellan ciclistas y huyen. Picadas en barrio Fray Bentos 2000 y varios barrios de la ciudad traen preocupación a. A esto hay que sumarle la falta de elementos de seguridad en motos, como no uso de casco y falta de luz.

Falta de controles, imposibilidad de parte de la Dirección de Tránsito de controlar las picadas porque a juicio de su Director es imposible perseguir a quienes realizan picadas por calle Rincón.

Pensamos que hay además falta de coordinación entre personal municipal y policial, ya que a un móvil policial no le resultaría difícil poder dar alcance a quienes ponen en riesgo la vida de los demás.

La policía está capacitada para eso  y para mucho más, si desde la órbita oficial quienes tienen que controla, educar, tomar examen a conductores, realizar los controles pertinentes para que todos cumplan con las normas establecidas, se nos dice que no pueden, qué solución le damos a la población desprotegida y cada día con más miedo porque nadie sabe quién es el próximo inocente que va a morir.

Siniestros de tránsito con consecuencias fatales, como el último ocurrido en la ciudad en donde falleció un joven estudiante de 18 años de edad Ronaldo De Souza, quien sufrió un choque frontal con otra moto, carente de luz y de matrícula.

A esto se suma el mal estado de las rutas del departamento dependiente del gobierno nacional en donde en menos de 42 horas varios camiones han volcado, y en donde parece moneda corriente que en ruta 25 se produzcan estos vuelcos de camiones transportando rolos de madera.

Volvemos a reiteras que si no hay leyes fuertes, con penas de cárcel sin reducción de pena por buena conducta, estas acciones irresponsables de quienes no respetan su vida menos la de los demás, no van a cesar, no van a terminar y hasta que quienes manejan en forma irresponsable con alcohol o drogas en la sangre no terminen por varios años presos, vamos a seguir sepultando adolescentes, niños, víctimas inocentes de siniestros de tránsito.

No culpemos a la justicia, ni a la policía, ni a los inspectores de tránsito, cuando por ir conduciendo alcoholizado y dar positivo a una prueba de espirometría solamente le retiramos la libreta por 6 meses, cuando si vuelve a manejar con espirometría positiva se la retiramos por un año. Y cuando queremos acordar ya es tarde.

¿Tan poco valor tiene la vida humana que solamente le retiramos por 6 meses la libreta a alguien que tiene la irresponsabilidad de conducir bajos los efectos del alcohol o drogas?

¿Tan poca pena para quien al conducir un vehículo no respeta la vida de las demás personas?

Ese es el valor de la vida, 6 meses sin libreta de conducir.

Desde hace años luchamos desde todos los ámbitos en los que nos toca actuar, por penalizar con cárcel sin reducción de pena por buena conducta, todos estos actos irresponsables que nos cuesta la vida de inocentes.

No es la Justicia, ni la policía, ni los inspectores de tránsitos ni los fiscales ni los abogados, quienes hacen las leyes en el Parlamento Nacional, es el Sistema Político que hasta el momento no ha votado leyes ejemplarizantes para quienes son irresponsable en el manejo, para no afectar tampoco su cantera electoral, y se prioriza el “costo político” a la vida de las personas.

Lo vamos a seguir diciendo y vamos a seguir trabajando no hay leyes efectivas, severas que manden a la cárcel a los que juegan con nuestra vida cuando conducen un vehículo.

Tal vez el día que a un político, les toque en carne propia, se darán cuenta que la población está de rehén de inadaptados, de irresponsables, de gente sin respeto por la vida, que sumen en el dolor, y en un duelo de por vida a familias enteras.

Cuando no votemos más por falta de soluciones, cuando nos organicemos como sociedad para obligar al sistema político a tomar medidas para proteger nuestras vidas y la vida de nuestras familias, capaz ahí el sistema político reaccione y se dé cuenta, que esta es otra forma de violencia malvada, a la que como población nos tienen expuestos estos especímenes de la sociedad, que nunca mueren ellos por su propia irresponsabilidad, sino que matan a inocentes que se les cruzan en el camino.

¿Hasta cuándo los vamos a seguir protegiendo?

Sin leyes que sean ejemplo para todos (lamayor parte de la población), no vamos a tener soluciones.

La palabra la tienen ahora quienes hacen las leyes para que la Justicia las aplique y para que su auxiliar la policía tenga herramientas para poder sacar de las calles a estos inadaptados.

No culpemos a nadie más que al sistema político incapaz de legislar para proteger a la población indefensa.

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3