En el mes de noviembre creamos el grupo de apoyo a familiares con pacientes internados en el CTI de la mutualista local. Hicimos la primera reunión en el Salón Parroquial, en donde invitamos a todas las autoridades a participar ya que la idea era tener un lugar en donde el familiar que llega de otros puntos del país y del propio departamento de Río Negro tuviera un lugar para dormir, bañarse y alimentarse dignamente.

A esa reunión concurrió el Sr Intendente Ing Oscar Tersaghi, el Director Rodolfo Merello, y el Director del Hospital local entre otras autoridades, además de personas integrantes de diferentes instituciones de voluntariado del medio.

Luego de la reunión el Intendente el Director del Hospital y demás autoridades informaron a los medios de prensa presentes en el lugar, que luego de la licencia de la construcción se comenzaría a trabajar en la adecuación del local donado por los ex trabajadores portuarios, en donde primariamente estaba pensado hacer un lugar de alojamiento transitorio de dos plantas para acompañantes de internados en el hospital, pero visto la necesidad de que hay personas asistidas en CTI de nuestra ciudad que son usuarios de salud pública y de escasos recursos, se iba a ampliar el convenio para que esos familiares que tienen sus pacientes en el CTI pudieran alojarse en el lugar.

Nos mostraron los planos, las mujeres integrantes del grupo de tejedoras solidarias vienen desde ese día de la reunión trabajando en tejer acolchados y demás elementos para ayudar en ese lugar, y nosotros esperamos con expectativas que nos cumplieran con la palabra empeñada.

Mientras tanto seguimos apoyando con comida pan fresco almuerzo y cena a personas que llegan del interior del país y de nuestro departamento para que no tengan más preocupaciones que la de tener un paciente con riesgo de vida internado en un CTI.

De esta manera voluntarios, comerciantes, socios han ido apoyando para poder tener la comida diaria para esos familiares que muchos llegan sin tener un peso en el bolsillo y muchos de ellos por las urgencias solamente con la ropa puesta.

Como entenderán muchas de las personas que fueron y prometieron nunca más volvieron, muchas más se agregaron al grupo de watshap, solamente para saber en qué andamos sin aportar ni siquiera 10$ mensuales, solo para controlar lo que hacemos decimos, o dejamos de hacer.

Pocos han sido los que han dado una mano desinteresada para que a esas personas les siga llegando la comida diaria y solamente a esas personas agradecemos porque seguimos funcionando gracias a la buena voluntad de personas muchas veces anónimas integrantes de grupos de voluntariado, iglesias, creyentes, cristianos que son los únicos que le brinda apoyo y contención a las personas que llegan a nuestra ciudad.

Les puedo decir que lo que nos prometieron en cuanto a la construcción, que iban a comenzar luego de la licencia de la construcción, ha sido puro verso, salieron prontamente a los medios de prensa a pintarles un panorama a la población, con fechas de comienzo planos, financiamiento y hasta ahora nos han cuenteado, nada se ha cumplido pero nosotros seguimos trabajando.

Cuando pedimos apoyo al Señor Rodolfo Merello que dijo que iba a hacer trámites en el INDA para poder llegar con el alimento diario, y le pedimos ayuda, nos dijo que los familiares debían ir al INDA CON LA CÈDULA para pedir un plato de comida y que luego de un estudio sociológico se iba a determinar si les correspondía un plato de comida o no. Le contesté que era INDIGNO que una persona con un paciente internado en el CTI grave y con riesgo de vida, tuviera que caminar hasta el INDA hacer los trámites por un miserable plato de comida.

Luego cuando comenzamos a cocinar para llevar la comida todos los días y estábamos desbordados porque había mucha gente para atender y llevar la comida, le pedimos que por semana nos dieran unas lechugas y acelga de la quinta de la INTENDENCIA como le han dado a diferentes instituciones y nos contestó lo mismo, que los familiares debían hacer los trámites con la cédula para que una Asistente social estudiara si tenían necesidad y que la intendencia no daba verduras.

Como también la contestación nos pareció indigna para un familiar de un paciente internado grave que solo necesita un plato de comida y no lo va a pedir si no tiene la necesidad de ser asistido, hicimos otras gestiones y el LICEO 3 y su director Carlos EStigarribia junto a los alumnos nos donaron las verduras frescas para poder cocinar. Hoy con un grupo más reducido pero en donde las personas de las diferentes congregaciones religiosas, llamados CRISTIANOS están comprometidos y dando una mano, más algún voluntario de alguna otra institución, nos vamos manejando, con socios que aportan mensualmente para el menú diario con panaderías, verdulerías que nos dan una mano para llevar un plato de comida

Restaurantes y rotisería que en el día a día nos van ayudando con almuerzo y cena. Mientras, nos siguen cuenteando, nos siguen leyendo en el grupo de wathsap solo para saber qué hacemos, ni el Sanatorio, ni las autoridades nos han mandado un kilo de carne para elaborar una comida, ni nos han pagado una vianda, solo contamos con la colaboración de amigos que no nos han dejado a pie y no nos van a dejar a pie en todo el año.

Si alguien pensó que nos íbamos a cansar o de cocinar o de levantar las viandas o de llevar las cosas todos los días al sanatorio se equivocó feo, hay causas por las cuales uno no se cansa nunca, toma más impulso y fuerza cada día. Más cuando se ponen piedras en el camino. Eso sí que nos hace tomar impulso.

Y no nos vamos a cansar porque seguimos recibiendo familiares siempre, y mientras el grupo siga consolidado y la sociedad apoye, no importa quien esté al frente porque siempre un cristiano, de esos tan criticados habrá que de una mano para ayudar. 

Porque también de eso se trata, ayudar al prójimo.


A todos los que han ayudado desde el inicio y no se han bajado de la causa mil gracias.


Y a las autoridades perdonen la falta de diplomacia, pero se lo merecen; pueden meterse sus promesas en donde no les dé el sol, no necesitamos de ustedes para nada Gracias a Dios podemos valernos por nosotros mismos y así lo hemos demostrado en todos estos meses.
Sus promesas incumplidas serán recordadas todos los días.

Sigan en la campaña electoral que tan preocupados los tiene para mantener la cuota de poder que les dan los cargos que consiguen mediante la instancia democrática del voto y los otros que consiguen a Dedo.


SALUD COMPAÑEROS la verdad nos hará libres

Vayan a cuentear a otro lado que acá sobra lomo para hacer lo imposible posible porque nos ayuda el barbudo que está allá arriba.

No es mucho lo que hacemos, pero llegar con un pan fresco, frutas para el día, algo para el mate, un almuerzo y una cena, hace que la persona que tiene la preocupación de tener un familiar enfermo, se libere por lo menos de la preocupación diaria de estar bien alimentado para tener fuerzas para seguir luego del alta en el cuidado de su ser querido, para eso necesita estar fuerte, buen alimentado y contenido, porque también las personas de las diferentes congregaciones religiosas que nos dan una mano, acompañan, escuchan, dan una palabra de aliento y ellos no miden que la persona no vota en nuestro departamento, ellos trabajan con el corazón y guiados por el Creador.

Esa es la diferencia, nuestra gran diferencia. Gracias Dios por esa Diferencia.

Sandra Rosella Dodera Irigoyen de Milàn

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn