El cabo primero y el Cabo Viejo

Hace unos días atrás, el cabo primero que detenta la dirección de relaciones públicas de la Intendencia de Río Negro estampó en su muro un exabrupto, un comentario pretendidamente humillante, intentando destratar a uno de los candidatos del Partido Nacional.

No nos vamos a referir al lamentable estado del Parque Liebigs, ni al deterioro que está sufriendo el Teatro Young. Dos de las obras que se han pretendido minimizar y denostar, las que por el malestar que les provoca su propia incompetencia, están sufriendo las consecuencias.

No nos vamos a referir a lo importante que resulta el sentido de pertenencia, del cual se ofende y burla, ni de lo importante que sería desarrollarlo en los jóvenes para beneficio de nuestra comunidad.

Nos vamos a detener en lo que el cabo primero considera su mejor insulto.
Llamar al candidato del Partido Nacional; Perdedor.

El Partido Nacional, hoy en sus jóvenes 180 años, es el partido más antiguo del mundo y el que reúne más voluntades en Uruguay. ¿Y saben qué? en casi todo ese tiempo ha cosechado muchas más derrotas que victorias, por lo menos como las entiende el suboficial; fue derrotado junto a Artigas, conformó la Cruzada Libertadora, formó parte de la Redota, cayó en Paysandú con Leandro Gómez y en Masoller junto a Saravia, estuvo 92 años en el llano, combatió desde el inicio la dictadura y se opuso al Pacto del Club Naval y luego aseguró la Gobernabilidad. En estos gloriosos 180 años alcanzan los dedos de las manos para contar las veces que fue Gobierno. Sin embargo, sus conquistas fueron, son, inconmensurables para el país.

Observará el cabo primero que, para un Blanco, caer derrotado no es exactamente un insulto, es una razón que nos empuja a seguir. Por lo que tendrá que esmerarse más.

Este Perdedor, (del que pretende mofarse) obtuvo en las elecciones 14700 votos, superando en más de 6000 al ganador.
Este Perdedor, preside hoy la Comisión Departamental de Río Negro del Partido Nacional, el órgano más importante del Partido en Río Negro.
Este Perdedor ha evitado la confrontación, por la confrontación en sí y ha tendido puentes para ayudar al Gobierno Departamental.

Verán, que el cabo primero, pierde la noción y la ubicación que le ofrece el cargo que ocupa con el solo propósito de consumar una ofensa personal, donde termina involucrando a toda la colectividad nacionalista, por lo menos.

¿Entenderá?  que por ignorancia ofende a los propios.

“… Derrotados nosotros…?!, a quien se le puede ocurrir que el Partido Nacional esta derrotado…?! Wilson
(Explanada de la Intendencia de Montevideo a tres días de perder las elecciones la noche que fue liberado)

 

-----------------------------------------------------------

Normas de Conducta en la Función Pública

todos son iguales

¿Cuánto tiempo se necesita para recorrer 20 metros, por la vereda y en bajada?

¿Cuantas veces hay que leer un informe para entenderlo?

¿Cuándo se configura el abuso de funciones?

Comencemos por esta última interrogante. Para ella tenemos estas dos interpretaciones, una, la versión aun no aprobada; "el funcionario público que, abusando de las funciones de su cargo, realice u omita un acto en violación de la ley con el fin de obtener un beneficio económico para sí mismo o un tercero, en perjuicio de la administración, será castigado con tres meses de prisión a tres años de penitenciaría".

La segunda es la que recoge el Código Penal, veamos:

El delito de "abuso innominado de funciones", previsto en el artículo 162 del Código Penal.
(Abuso de funciones en casos no previstos especialmente por la ley)
“El funcionario público que, con abuso de su cargo, cometiere u ordenare cualquier acto arbitrario en perjuicio de la Administración o de los particulares, que no se hallare especialmente previsto en las disposiciones del Código o de las leyes especiales, será castigado con tres meses de prisión a tres años de penitenciaría, inhabilitación especial de dos a cuatro años y multa de 10 UR (diez unidades reajustables) a 3.000 UR (tres mil unidades reajustables). (*)

El Intendente Tersaghi, por sí y ante sí, ha resuelto enmendarle la plana a la Ley de Presupuesto 2016-2020 del Departamento reduciendo los importes de la Tasa de Alumbrado, (la que se paga con la factura de UTE). De esta forma discrimina a los vecinos según su conveniencia y afecta a los ingresos de la intendencia. Por lo que beneficia a algunos vecinos sobre otros (perjudicados) y disminuye los recursos del Departamento.

Ya se había advertido, cuando anunció este tipo de medida a los vecinos, existe una fórmula legal para realizar esta quita y esta se acciona por intermedio de la ampliación presupuestal. Pero ajustado al esquema “Progresista” se prefiere considerar “lo político por encima de lo legal”, una pena.

Aquí un ejemplo de cómo pierde la Intendencia de percibir un 80% de lo establecido presupuestalmente. La factura emitida con fecha 09/06/2016 tiene un importe de Tasa de Alumbrado Público de $ 422.00, mismo cliente, factura emitida el 09/08/2016 el importe de la Tasa de Alumbrado Público es de $ 70.00, una rebaja de más del 80 % de lo establecido en la Ley de Presupuesto Departamental.tasa 422

tasa 70

La actitud, con presuntos ribetes de ilegalidad, es ciertamente demagoga. Cuando se arroga la capacidad de disponer de los dineros públicos de forma antojadiza, favoreciendo a quien le parece… una práctica que se creía perimida y que resulta de poca solvencia moral, discriminatoria de los vecinos, se insiste, no alcanzamos a vislumbrar con qué criterio…, tampoco resulta difícil imaginarlo.

La situación se encuentra contemplada en lo establecido y reglamentado por el decreto 30/2003. Este establece en donde se puede consultar por una situación como esta: Junta Asesora en Materia Económico Financiera del Estado.

De las tres preguntas del comienzo, la única que se puede responder es la última y ni tanto. Agradecemos la colaboración de quienes tengan respuesta para las primeras dos, así como quien pueda y sepa echar a andar el mecanismo que resulte en la consulta sobre la desobediencia del Intendente Tersaghi, por la vía de los hechos, de lo establecido por la Ley.

(*)Notas:
Redacción dada por:
Ley Nº 17.060 de 23/12/1998 artículo 8.
Reglamentado por: Decreto Nº 30/003 de 23/01/2003.
Ver en esta norma, artículos: 163 - TER, 163 - QUATER y 177.
TEXTO ORIGINAL: Ley Nº 9.155 de 04/12/1933 artículo 162.

Auditoria o Hallazgo

 El ministro de propaganda del Reich, Joseph Goebbels sostenía que “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”.

Desde la Intendencia se intenta convertir un “hallazgo” en una auditoría. Con cierta magnificencia se pretende minimizar la diferencia entre estos dos vocablos; suponiendo un tecnicismo. “Una auditoría es el examen crítico y sistemático que realiza una persona o grupo de personas independientes del sistema auditado, que puede ser una persona, organización, sistema, proceso, proyecto o producto, con el objeto de emitir una opinión independiente y competente… una auditoría realizada por un profesional experto en contabilidad, de los libros y registros contables de una entidad, para opinar sobre la razonabilidad de la información contenida en ellos y sobre el cumplimiento de las normas contables.”

Un hallazgo es algo bien distinto, es encontrar algo, buscando por si acaso, al estilo Héctor Bado, quien continúa sosteniendo que hay una fortuna en monedas de oro en el fondo del Río de la Plata.

Auditoría y Hallazgo; una importante diferencia, muy lejos de un tecnicismo, es como si pretendiéramos llamar un pequeño malentendido a lo que ocurrió entre el Papa y Galileo.

La razón por la que se han confundido los términos, según el Ejecutivo Departamental, es con la intención de desmarcarse o minimizar, el hallazgo Thornton.

¿De qué habría que desmarcarse? ¿De la realidad que le ha permitido a la intendencia, concretar algunas de las obras iniciadas por la anterior administración?  ¿De sumar funcionarios a la plantilla de la Intendencia? ¡Práctica aborrecida y cuestionada hace apenas un año! ¿De obtener un superávit? ¿Superávit que no pueden precisar? Porque mientras la intendencia dice que son 11 millones, el candidato comunista a presidir al FA, afirma que son 33 millones (¿?) haciendo gala de una incontinente verborragia, de un relato imaginario; con igual desparpajo afirma que Cuba vive en democracia, o sostiene olímpicamente que Venezuela está en su apogeo, así, desde su realidad mágica; 11 es igual a 33. En definitiva, cualesquiera de las dos cifras resultan producto de una situación saludable de las arcas de la comuna, que se pretende distorsionar.

¿Qué habría que minimizar? ¿La concreción del nuevo alumbrado público?, ¿el asfaltado del camino a Las Cañas?, ¿el haber finalizado el mandato con menos funcionarios que los que tiene la intendencia actualmente? ¿El no perseguir a los funcionarios por tener diferentes ideas políticas? ¿El apoyo y solución constante a las necesidades y problemas sociales?

Quien pretende minimizar es la actual administración, licitó una auditoría y obtuvo un hallazgo. Y otro hallazgo resultó el conocer que estaba convenido que no habría auditoría, y que para que esto quede más claro, o más oscuro, se pactó una confidencialidad que no permite discutir el informe y que pone a resguardo de cualquier reclamo a la empresa auditora.

“Es más fácil engañar a la gente que convencerlos que han sido engañados.” Mark Twain

Desconozco si al llamado se presentó y calificó alguna otra empresa, pero si lo licitado era una auditoría, podrían sentir vulnerados sus intereses a la luz de este hallazgo.

Pero el camino no es la mentira, por mayor que sea el esfuerzo en señalar que la situación económica financiera de la intendencia es delicada, la realidad se encarga de demostrar que esto no es así y es la misma intendencia quien la invoca.

El camino no debiera ser posicionarse por encima del común y pretender, semántica mediante, socarronamente, descalificar… (errando el intento), no le resultó al Reich y no le ha resultado a ninguno de quienes han intentado subestimar la capacidad de entendimiento de la gente, por más viento en la camiseta que traigan.

 

-------------------------

Sacar la cabra.

Una mujer desesperada le dice al rabino:
 - Ya no sé qué hacer. Mis cinco hijos y yo vivimos apretujados en una vivienda de una sola habitación, una cocina minúscula y el baño lo compartimos con el resto de los vecinos del edificio.
 - ¿Tienes cabra? - pregunta el rabino.
 - Sí- responde intrigada y confundida a la vez la mujer.
 - Pues métela en la habitación.
 - Pero ¿cómo vamos a vivir así?  - le replica la mujer.
 - Haz lo que te digo- insiste el rabino.
 La mujer obedece, pero al poco tiempo vuelve ante el rabino con la siguiente queja:
 - Rabino, con la cabra, la cosa es imposible. Nuestra vida es infernal.
 - Saca la cabra- le dice el rabino.
 Ocho días después, la mujer regresa al encuentro del rabino y agradecida le dice:
- No sabe qué a gusto vivimos ahora.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.
La Tasa de Alumbrado Público.
El Gobierno del FA proyectó y finalmente consumó un importante aumento de la Tasa de Alumbrado, esa que pagamos en el recibo de UTE. Tan importante resultó el aumento que en muchos casos se multiplicó por 5.  Poco valieron las advertencias, las protestas y las quejas o por lo menos eso creíamos.

Ahora, el Ejecutivo Departamental analiza disponer antojadizamente de rebajas puntuales a la Tasa, desconociendo las formas legales que prohíben esto. Al estilo Mujica, aplican lo de “lo político por encima de lo legal”. No debería el Intendente apuntar con el dedo y disponer rebajas o quitas a su antojo. La disposición está fijada por el Presupuesto y para cambiarla se debe hacer mediante una modificación presupuestal. Alguien debería advertirle al señor Intendente que este tipo de acciones finalizan convirtiéndose en un abuso de funciones.

Como el rabino del cuento, para conseguir mejorar la situación sin esfuerzo, una forma facilonga, es, agravar artificialmente - y no tan artificialmente - la situación para luego aliviarla.

Al estilo del Príncipe de Lampedusa, se cambia algo para que todo siga igual. En su obra El Gatopardo - que crea y da contenido al vocablo - define al político gatopardista como; alguien que se asume como un maestro de ajedrez que sabe, siempre, que pieza entregar para no perder la partida.

Una suerte de pase mágico, que busca evitar la mirada a la pobre gestión, haciendo foco en un artilugio provocado con el fin de mostrarse sensible, competente y aplacar la clientela de acólitos, pero solo a estos.

 

------------------------------------

¿Súper…que?

“El plan de austeridad implementado permitió optimizar los recursos disponibles y lograr un superávit de 11 millones de pesos”

Así reza la “prueba del 9” número 4 con la que el Gobierno Departamental anunció en conferencia de prensa los logros de su primer aniversario al frente de la gestión.

Once millones de pesos ($ 11.000.000) así de sopetón, vistos desde nuestras realidades (individuales) económicas parecen una fortuna. En realidad, son una fortuna. Casi un millón de pesos por mes. Tome un lápiz y calcule cuáles son sus ingresos anuales. Bueno, estos once millones son los que le sobraron después de honrar todas las obligaciones a la Intendencia. ¡Quien pudiera!

El efecto es contundente y resulta alentador, ilusiona.

La Intendencia presupuestó para el 2016 un gasto de mil ciento once millones de pesos ($ 1.111.000.000) o sea que el superávit resulta de un 1 % (uno por ciento). Vuelva a agarrar el lápiz, calcule el 1 % de sus ingresos… cuanto le da? A ver, sobre treinta y cinco mil ($ 35.000) casi no paga IRPF, su superávit fue de trescientos cincuenta pesos ($ 350) según en la zona que viva le da para pagar la tasa de alumbrado.

La Tasa de Alumbrado, ya van tres meses que la pagamos, un par de meses más y ya la habremos absorbido entre nuestros gastos fijos indispensables, junto a la luz, el teléfono, el agua, el cable, el adsl, ahora introdujimos, medio a la fuerza y regañadientes el alumbrado o mejor dicho el aumento de este. El aumento resulta entre los $ 100 y los $300 según donde viva.

En Río Negro debe haber (es un cálculo a ojo) unos 30 mil usuarios de UTE; 30 mil x $ 100 son 3 millones de pesos, en la peor de las hipótesis reunir 11 millones de pesos les tomaría poco más 3 meses de tasa de alumbrado. Más o menos el tiempo que llevan cobrándola.

¡Ahora el superávit no le parece tan contundente! ¿Verdad?, resulta de lo que hemos aportado de aumento de Tasa de Alumbrado. Solo en los últimos 3 meses y es el superávit calculado de un año.

¿Superávit fiscal a costo de déficit social, los ahorros por el plan de austeridad implementado, que recorto las ayudas sociales en el departamento, las que promedialmente eran de 7 u 8 millones de pesos al año, resultan necesarios? Una empresa privada dirá que son indispensables, pero una empresa pública no debería generar superávit a ese costo… no es su función, debe apuntar a la mejora en la calidad de vida.

Con un Gobierno socialista, no habrá superávit mientras tengamos déficit social. J.L. Rodríguez Zapatero

El apoyo a las comunidades sociales, a los clubes, a los emprendimientos culturales o deportivos, a los sin recursos, a los desprotegidos o a los necesitados, también son superávit en lo que refiere a la calidad de vida de los vecinos, aun cuando no aparezcan en las rendiciones y los balances, aun cuando provoque déficit… no es parte del A B C, perseguir ganancias.

En fin… “cada maestrito con su librito”, diría mi abuela.

 

---------------------------------------------

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3