“Aquí son todos unos egoístas, el único que piensa en mí soy yo.”

Al cumplirse un año del ejercicio de su mandato, la novel administración departamental se encuentra empeñada en tratar de mostrar su competencia, y casi lo logra. Para esto ha pergeñado su propia imagen, que se parece bastante a otra, pero claro, resulta difícil ser original, máxime cuando como en el juego de Antón Pirulero, “cada quién atiende a su juego”.

La originalidad supone un esfuerzo creativo que necesita una base mínima desde donde partir. ¡O no! En realidad, cualquiera puede ser original, genial o penosamente. Lo que se busca es destacar, trascender, imprimirle al pasado gris colores y matices, se requiere una visión más ambiciosa, arriesgada, que involucre y convoque, eso en lo teórico. La realidad nos muestra que todo el esfuerzo de proyectarse, excluyendo por el momento el repetido diseño de la imagen institucional, todo el ímpetu, parece resumirse en identificar a la gestión como: “Una nueva cultura”.

“El que sabe poco, debe atenerse siempre a lo más seguro de cada oficio. Así, aunque no se lo tenga por ingenioso, lo tendrán por seguro. El que sabe puede arriesgarse a hacer lo que quiera. Pero saber poco y arriesgarse es caer voluntariamente por el precipicio. En cualquier caso, la seguridad es más prudente que la singularidad.” (Baltazar Gracián)

Encolumnar una gestión detrás del eslogan “Una Nueva Cultura” es todo un desafío, requiere por lo pronto más información, supone una tarea planeada, responsable, estructurada, en definitiva, se pretende aplicar un nuevo paradigma de gestión. Para aplicarlo será necesario convencer.

El afán de refundar es propio de la especie humana, las expresiones grandilocuentes también.

Tratemos de entender, desde lo conocido, a que puede referirse la Nueva Cultura que sustituirá la vieja ¿cuál es la vieja? La tendencia es interpretar la nuevo como bueno o mejor y lo viejo como perimido y agotado.

La primera imagen que aparece para reforzar el eslogan es la ciclo vía, primer emprendimiento genuino de la nueva administración, esa, la ciclo vía, pretende ser la nueva cultura, convengamos que es distinto a lo que estábamos acostumbrados, ¿alcanzará para persuadir?

Como se dice en juicios sobre el aprendizaje: “debe esforzarse más” observen que se omitió el “puede y” a efectos de no crear falsas expectativas.

 

--------------------------------

bomberos

 

Una pareja de personas mayores domiciliados en 18 de Julio y Alzáibar fallecieron en la tarde de hoy por un incendio que se originó en su finca.

Se desconoce hasta el momento las causas del incendio, pero se presume que se podría haber producido un cortocircuito provocado en el dormitorio de la pareja.

"Forzoso es que sean verdaderas, porque de no serlo, nadie habría tenido la imaginación necesaria para inventarlas.” G.H. Hardy

De las expresiones más contundentes de los últimos meses, quizás, la más resonante fue, es, la del Intendente afirmando que el fideicomiso realizado por la anterior administración resultó en “el peor negocio de la historia del Departamento”.

Este fideicomiso, pactado hace unos años, autorizado por la Junta Departamental y avalado por AFISA, consistió en la entrega de 1 millón de dólares (U$S 1.000.000) por los que a cambio la Intendencia entregaría 3 millones de dólares (U$S 3.000.000) conformados en títulos ejecutivos de deuda morosa de contribución rural.

Es un detalle muy importante a tener en cuenta que una deuda por morosidad de contribución rural, de las que se seleccionaron para realizar títulos ejecutivos, se conforman en un 70 % de multa e intereses, por lo menos. Si estos contribuyentes deudores se hubieran acogido a cualquiera de los planes de refinanciación, habrían recibido quitas en multas y recargos del 100%. Por lo que no es disparatado otorgarles a esos 3 millones el valor de novecientos mil dólares (U$S 900.000) de tributo adeudado.

La deuda ejecutiva entregada podía ser dispuesta por AFISA de la siguiente forma: Hasta alcanzar el importe entregado, el 100% de lo recaudado para AFISA. Después progresivamente la Intendencia obtenía participación, 17 sobre 100 %, 50 y 50 %, hasta finalmente correspondía a la Intendencia el 100 %. La paramétrica no es fácil de explicar, se conforma con tiempos y montos. En la medida que se ejecutara por parte de AFISA, cuanto más efectiva mayor era el retorno a la Intendencia. De aquellos 3 millones entregados, de acuerdo a la gestión, tenía la Intendencia posibilidades de recuperar parte, además del millón inicial.

El problema surgió cuando comenzaron a caerse la mayoría de los títulos ejecutivos que entregara la Intendencia. Finalmente, la mayoría no sirvieron y esto complicó la operativa.

La incapacidad de la Intendencia en generar títulos ejecutivos útiles fue minando el acuerdo y se agotaban los plazos.

En estos días la Intendencia ha anunciado una posible solución para finiquitar el acuerdo. Pactará asumir el millón de dólares recibido como adelanto, en la modalidad de un préstamo bancario, que suponemos agregará los gastos e intereses del tiempo transcurrido, en una tasa de alrededor del 8% y a un plazo de 36 meses.

La solución aparece como un alivio a la situación financiera de la Intendencia, ¿lo es?

  • Hasta la fecha la Intendencia no ha pagado un solo peso del acuerdo pactado como fideicomiso.
  • El negocio fue elaborado para que la Intendencia no realizara desembolso alguno, entregaba deuda y recibía dinero (ya recibió un millón de dólares).
  • Alivianaba su cartera de morosos y emitía una clara señal en cuanto a la conveniencia de cumplir las obligaciones para con la comuna.
  • Tenía posibilidades de recibir más dineros de acuerdo a lo pactado.

Ahora la Administración deberá hacerse cargo de un crédito de más de un millón de dólares, sus intereses, en 36 pagos mensuales.

Es una solución, costosa y no querida, pero que resulta de la propia incapacidad de la Intendencia al no poder conformar títulos de deuda, en la administración anterior y en lo que va de esta. Un año debió ser un lapso suficiente para lograr concretar esta tarea administrativa.

La afirmación del título (una aberración matemática), demostrada por la solución encontrada, viene a refutar de forma terminante, la expresión con la que el Intendente calificó al acuerdo: “el peor negocio de la historia del departamento.”

--------------------------------------------------

bomberos

 

Una pareja de personas mayores domiciliados en 18 de Julio y Alzáibar fallecieron en la tarde de hoy por un incendio que se originó en su finca.

Se desconoce hasta el momento las causas del incendio, pero se presume que se podría haber producido un cortocircuito provocado en el dormitorio de la pareja.

 

Recibir una herencia es una buena noticia, normalmente significa acceder a algo material e incluso espiritual, que nos enriquece en la acepción más amplia de la palabra.

Cuando la herencia viene adjetivada, la cosa cambia sustancialmente, el calificativo resulta un desmerecimiento al concepto herencia; pesada, maldita, nefasta…. En materia política y aplicada a una gestión, generalmente se utiliza negativamente, y más, si quien califica es el heredero.

El concepto se torna en la versión adjetivada, ambivalente; el que la otorga la defiende, el que recibe la cuestiona. Siguiendo este simple y habitual esquema al analizar la herencia del gobierno del PN en Río Negro, la nueva administración no ha ahorrado en calificativos negativos.

Así se los escuchó a los nóveles gobernantes al asumir, y durante el primer año de gestión, pero más allá de algunos puntuales reclamos, solo queda la anécdota.

Mirada desapasionadamente la herencia no parece negativa, repasemos:

  • Se entregó el gobierno en medio del cambio de luminarias en todo el departamento (4700 focos) que paso a ser de tecnología led con un consumo reducido a la mitad, las cuentas conciliadas con UTE y un costo menor equivalente en los consumos.
  • Se entregó un Teatro Young en el máximo esplendor edilicio y técnicamente dotado a la vanguardia.
  • Se entregó la nominación del Paisaje Cultural e Industrial Fray Bentos por parte de UNESCO, tarea comenzada en administraciones anteriores y conseguida después de 10 años de gestión ininterrumpida junto con un equipo técnico formado técnica y filosóficamente por UNESCO.
  • Se entregó con un Centro Teletón (primero y único en el interior) para tratamiento especializado, con un alojamiento para familiares acompañantes.
  • Se entregó el proyecto financiado de bituminización e iluminación de la ruta Fray Bentos, Las Cañas.
  • Se entregó la obra de la terminal de Young, licitada y sin concretar a pedido de la nueva administración.
  • Se entregó un escenario remozado, técnicamente capaz de recibir eventos internacionales, el Parque Liebigs.
  • Se entregó la obra realizada y a finalizar de la Fundación Martín Echegoyen.
  • Se entregó una de las mayores carteras de tierras y proyectos de viviendas, realizados y a concretarse de la historia del departamento.
  • Se entregó un equipo integrado por 1600 funcionarios que realizaban la totalidad de la obra del departamento.
  • Se entregó una administración agiornada técnicamente con sistemas de gestión de expedientes, tributos, liquidación de sueldos, contabilidad, compras, un data center propio y un respaldo en el de Antel en Montevideo, con una intranet que conecta todas las localidades del departamento e incluso la oficina de Montevideo, además comunicada por telefonía IP (que reduce sustancialmente el costo de consumo). Y equipo para gestionarlo.
  • Se entregó una vialidad integrada por varios equipos de maquinarias nuevos.
  • Se entregó un polígono industrial adquirido a ENCE en sociedad con el BROU, uno de los negocios más audaces, visionario y brillante de la historia del departamento.
  • Se logró para ese polígono industrial la presencia de una importante industria, la que próximamente comenzará a funcionar.
  • Se acompañó la enajenación de la Zona Franca Río Negro a ISUSA con las posibilidades ciertas de un mayor desarrollo industrial.
  • Se propició, consiguió y acompaño la instalación de la UTEC en el Anglo, una doble conquista, la Universidad en Fray Bentos y el fortalecimiento del Sistema Patrimonial Fray Bentos.

No es poca cosa la herencia, la enumeración es de memoria, seguramente quedan cosas en el tintero, pero mirado desapasionadamente no parece una herencia despreciable. Permite además seguir funcionando normalmente e incluso acrecentar la plantilla de funcionarios, siempre cuestionada.

El tiempo ha demostrado que, más allá de la queja por reflejo defensivo, la situación del Gobierno Departamental está lejos del relato catastrófico que se realizó, en principio mientras se buscaba acomodarse y que luego continuó con el afán de disimular carencias propias.

 

-----------------------------------------------