upm tbc logo

La cultura en seguridad basada en capacitación constante y liderazgo fue la clave Planta de UPM Fray Bentos logra cinco años sin accidentes de trabajo con tiempo perdido (UPM, Fray Bentos, 18 de mayo de 2018 Fray Bentos, 10:00 GMT-3) En el marco de la celebración de los 10 años de la planta de Fray Bentos, el personal de UPM alcanzó el récord de cinco años sin accidentes de trabajo con tiempo perdido.

“La clave para alcanzar este hito fue un fuerte liderazgo, un equipo comprometido con el cumplimiento de las prácticas de seguridad, reglas claras y un diálogo abierto con todos los actores involucrados en la temática”, afirmó Jussi Penttilä, vicepresidente de las operaciones de UPM en Uruguay. Penttilä señaló que la planta de Fray Bentos se ha convertido en referente en la materia estando a la vanguardia dentro de UPM.

“El equipo uruguayo ha tomado y desarrollado las mejores prácticas en seguridad, posicionando a la fábrica de Fray Bentos dentro de las mejores plantas de celulosa del mundo”, dijo. Por accidentes de trabajo con tiempo perdido se entiende todos aquellos incidentes que hacen que el trabajador no pueda regresar a su puesto de trabajo al día siguiente. Desde la etapa de construcción de la planta de Fray Bentos, UPM asumió el liderazgo en aspectos de seguridad desarrollando altos estándares, no solo para sus propios funcionarios sino para todas las empresas contratistas, mejorando sus procedimientos y elevando sus estándares en seguridad. En el año 2018, UPM ha capacitado a más de 1.600 trabajadores de pequeñas y medianas empresas contratistas que se desempeñan dentro del predio industrial en distintos temas vinculados a la seguridad. Por otra parte, el Director de Seguridad y Salud Ocupacional del área de celulosa de UPM, Gerardo Galimberti, afirmó que “en las operaciones forestales y en la planta industrial, lo que hacemos es formar en materia de seguridad, tanto a los trabajadores propios como de empresas contratistas para que tomen decisiones basadas en el conocimiento, y que sean seguras, correctas y eficientes”.

Galimberti sostiene que tanto en las operaciones forestales como en el proceso industrial, UPM se basa en el mismo plan estratégico y la misma forma de planificación y trabajo en materia de seguridad. Según él, en las operaciones forestales la meta también es alcanzar cero accidentes. “En UPM Forestal Oriental, en los últimos tres años, tuvimos solamente un accidente con tiempo perdido en el personal propio, y eso nos dice dos cosas: que todavía hay mucho por hacer, y que también es posible”, afirmó. UPM UPM lidera la bioindustria forestal hacia un futuro sostenible y orientado a la innovación a través de seis áreas de negocio: UPM Biorefining, UPM Energy, UPM Raflatac, UPM Specialty Paper, UPM Paper ENA (Europa y Norteamérica) y UPM Plywood. UPM ofrece soluciones confiables y sostenibles a la creciente demanda global de los consumidores. Nuestros productos se producen a partir de materia prima renovable y reciclable.

20130313 puertombopicua Small

foto de archivo puerto M bopicuà

Los estudiantes acceden a un ciclo de cuatro años que comienza en primer año de liceo.

 

A través del programa “Inglés para todos”, Montes del Plata y el Instituto Anglo pusieron en marcha un sistema de becas para financiar los cursos, materiales y exámenes necesarios que los jóvenes del liceo de Conchillas estudien inglés. El proyecto surgió a instancias de un grupo de vecinos que presentó la propuesta a los Fondos Montes del Plata y a la institución educativa.

“Buscamos dar herramientas que brinden a los jóvenes una mejor inserción laboral en el futuro. El liceo de Conchillas es de un tamaño muy abarcable, por lo que pensamos en la posibilidad de fomentar el estudio de inglés vinculado a la continuidad educativa, considerando que esto es un plus que los chiquilines tienen por ser parte de este centro”, expresó Leticia Repetto, coordinadora del proyecto y docente de literatura del liceo.

La propuesta también apunta a retomar las raíces británicas de los habitantes de la zona y a trabajar el idioma desde diferentes ángulos, planteando actividades culturales que motiven a los estudiantes y que estén vinculadas con la historia, los saberes y las tradiciones de la comunidad a partir de diversas disciplinas, como la música y el lenguaje audiovisual

El plan comenzó a ser implementado en 2018 con los estudiantes que cursan primer año de Ciclo Básico y cada año sumará a las nuevas generaciones hasta completar un ciclo de cuatro años, luego del cual la primera generación obtendrá su certificado internacional PET (Preliminary English Test).

“Nos enorgullece apoyar una de las prioridades de Conchillas, que busca ser un ejemplo de una comunidad pujante, decidida a apostar a los jóvenes para el futuro. Los vecinos han desarrollado grandes acciones en este sentido que se suman a este programa, desde iniciativas que rescatan su tradición inglesa, como el Concurso de Mesas de Té y la restauración de la emblemática Casa Evans, hasta propuestas dirigidas a incrementar las oportunidades educativas en la zona, como la apertura del centro CAIF, la nueva Escuela en Puerto Inglés y muchas mejoras y eventos que integran la agenda del departamento”, expresó Carolina Moreira, gerente de Sustentabilidad y Comunicaciones de Montes del Plata.

Con una carga horaria semanal de cuatro horas, el programa prevé la instrumentación de 80 becas de carácter decreciente. Las familias de los participantes se comprometen a acompañarlos y apoyarlos en el proceso, asumiendo el porcentaje del costo no contemplado en las becas, que se incrementa anualmente hasta un máximo de un 20% del total del curso.

fundacion upm desem

Junto con DESEM Jóvenes Emprendedores estuvimos en Paysandú, Tacuarembó y Durazno organizando los equipos de colaboradores de UPM que liderarán los talleres del programa Sembrando Mi Futuro.

Este año se sumaron compañeros de otras áreas de la empresa para aportar desde su experiencia y enriquecer aún más el intercambio con los jóvenes de los 12 centros educativos participantes.

debuenamadera

Guillermo: “Creo que esto no hubiera sido posible si no trabajábamos todos juntos. Fue algo que se logró porque había un ambiente de unión y colaboración”.

Conocé más sobre la historia de este padre de la escuela N°62: https://bit.ly/2Gp6J3V

imagen(104)
La carrera de tres uruguayos que escalaron gracias a la celulosa


Andrés Oyhenard


Diario El OBSERVADOR El arribo de multinacionales como UPM abrió la puerta a profesionales para hacer carrera a nivel global


Detrás de los millones, las polémicas, o los debates que suelen desatar megaproyectos de inversión como las plantas de celulosa en Uruguay, también se abren oportunidades para que profesionales uruguayos hagan camino al andar y escalen en su carrera hasta ocupar puestos de jerarquía. Ese es el caso de un ingeniero químico uruguayo que hoy es director de la división de Investigación y Desarrollo (I+D) celulosa de UPM global.


Marcos Battegazzore, hijo de un colono y tambero de San José, fue de los primeros profesionales en esa área que ingresó en 2004 en ese entonces a la pastera Botnia. Viajó un año a Finlandia, donde hizo un posgrado en celulosa y papel en la Universidad Tecnológica de Helsinki, que incluyó tres meses de trabajo en una planta de Botnia del país nórdico. Luego, regresó a Fray Bentos donde ingresó con otros cuatro profesionales locales a trabajar en el equipo de proyecto de diseño de la planta, en el área de ingeniería de detalles. "Fue una etapa buenísima de aprendizaje y ganar entendimiento en lo que iba a ser el trabajo en la industria a posteriori en Uruguay", relató en diálogo con El Observador.


En la planta de Uruguay pasó por el área desarrollo del proceso, hasta que en 2010 asumió la gerencia de producción de UPM Uruguay. En 2015 llegó otro salto: fue designado director de I+D de la división celulosa UPM global. Ello lo obligó a armar las valijas nuevamente y trasladarse a Helsinki con su esposa e hijo.
A su cargo tiene hoy la coordinación de los cuatro centros de I+D que la pastera tiene en Uruguay, Europa, y China. Los centros de I+D se encargan de encarar tareas de investigación, muchas veces en consorcio con otras industrias de la celulosa o universidades para desarrollar distintos programas que se vayan adaptando a las nuevas exigencias del mercado de la celulosa.


"Me siento un privilegiado, primero por acceder a trabajar profesionalmente en casi todos aspectos vinculados a mi carrera. Cuando me recibí era difícil encontrar un lugar. La industria de la celulosa tiene todos los procesos químicos, es un lugar soñado porque tenés todo. Hay procesos químicos, producción de energía, la complejidad de la industria hace que sea completa", resalta.
Battegazzore asegura que el "potencial" de los recursos humanos uruguayos "es valorado" en la cadena de la celulosa a nivel global. "Genera orgullo a nivel país, por lo menos a mí me pasa", reconoce. Ahora está radicado en Montevideo, pero está constantemente viajando a China y Europa.


Salida con retorno


Inés Eluén, actual superintendenta de Línea de Fibra en UPM Fray Bentos, tuvo una carrera similar a Battegazzore. Estaba terminando su carrera de ingeniería química cuando vio un llamado de Botnia en un aviso clasificado en 2005. Fue seleccionada junto a un ingeniero mecánico y otro colega e inmediatamente viajó a Helsinki para especializarse en pulpa de papel. Retornó a Uruguay para radicarse en la capital de Río Negro ya durante la fase de construcción de la pastera. Tras un pasaje por producción, recaló en el departamento técnico en el área de desarrollo de materia prima maderera y proyectos. Ahí, por ejemplo, se encargó de seleccionar qué tipo de eucalipto debía plantarse para atender las necesidades futuras de los clientes dentro de 10 años. "No es lo mismo un papel para empaque que para escritura", explica. Durante ese período comenzó también a brindar soporte técnico a clientes de la planta de Botnia en Uruguay. Si surgía algún problema con la calidad de la celulosa, se debía investigar y tomar las acciones para evitar que ello vuelva ocurrir. En un momento, UPM decidió instalar una oficina de ventas en Alemania para poder estar más cerca de sus clientes. Eluén se presentó a un llamado interno y externo que realizó la multinacional finlandesa y quedó seleccionada como gerenta de soporte técnico. Esta vez viajó con su esposo y sus dos hijos. Se instaló en un pueblo cerca de Mahaim, a 60 km de Fráncfort. "Es un pueblo de unos 12 mil habitantes donde mis hijos también podían jugar en la vereda como en Fray Bentos", recuerda.
Por su trabajo, estuvo viajando más de 3 años por Europa visitando clientes y promocionando la pulpa uruguaya, pero también la de pino que se produce en Finlandia. Su salida el extranjero tenía fecha de caducidad y así lo había acordado con la empresa.


"La experiencia fue fabulosa, pero extrañamos esa relación cercana con nuestra familia", indicó. Le propusieron volver a Fray Bentos como superintendente de la línea de fibra y no lo dudó: "Es un cargo importante donde se aprende muchísimo", rescató. Hoy se encarga de supervisar desde el ingreso de los troncos, su transformación en chips, hasta la fase de la celulosa seca que luego parte del puerto fraybentino a distintos clientes desperdigados por el mundo.


Jóvenes aventureros


Carolina Ruiz, una fraybentina de 25 años que estudió comunicación corporativa, tiene una carrera relativamente corta en UPM, aunque hoy disfruta de una capacitación que está realizando en la capital finlandesa. Llegó hace cuatro meses y debió adaptarse rápido a la oscuridad: el sol salía a las 9 de la mañana y se ocultaba a las 3 de la tarde. Antes de su viaje, en Uruguay se desempeñaba como responsable de comunicación para la planta, y también era el nexo con los actores de la comunidad local, entidades deportivas, intendencias, etc. Luego pasó a enfocarse en la comunicación de la cadena forestal donde su abanico de acción se trasladó a 11 departamentos con características muy disímiles. "El tercer año di otro pasito que fue venir a Finlandia", cuenta Ruiz. Mientras conoce el "mundo UPM" en ese país, en paralelo, continúa desarrollando tareas para Uruguay, donde tiene previsto retornar en julio.
"No me tira volver a Uruguay, siempre les digo (a la empresa) no es que me dé lo mismo, pero me adapto. Si me toca quedarme en Helsinki, me quedo; también podría estar en otro lugar", asegura.


Marcos Battegazzore Director I+D celulosa UPM global 40 años casado, 1 hijo
Para Battegazzore, seguir los pasos de su hermano que estudió agronomía y se enroló al tambo de su padre no fue una opción a considerar. Sin embargo, se hace un tiempo para ir de vez en cuando al campo.


Inés Eluén Superintedenta de línea de fibra UPM Fray Bentos
37 años casada, tres hijos Eluén se crió en Montevideo pero valora la tranquilidad de vivir con su familia en una ciudad como Fray Bentos. En la planta, se encarga de supervisar la tarea que desempeñan unos 50 operarios.


Carolina Ruiz Comunicaciones UPM Uruguay 25 años Nació en fray Bentos