Se viene la tercera planta

imagen(106)

El Telescopio

Publicado por Pedro Bordaberry el 17/07/2016 |

Nuestras exportaciones forestales llegarán a los 1700 millones de dólares este año según estima OPYPA.

En 1987, al aprobarse la ley forestal durante el gobierno del Partido Colorado, las exportaciones forestales por año ascendían a 53 millones de dólares.

Los visionarios que aprobaron aquella ley y todos los gobiernos posteriores que la apoyaron, aplicaron y defendieron nos dejaron una enseñanza: cuando se asume algo como una política de estado y se dan certezas los resultados se alcanzan.

Es que la política forestal traspasó los distintos gobiernos que tuvimos, de tres partidos diferentes, desde aquella feliz iniciativa de 1987.

Aprobada la ley durante el gobierno colorado del Dr. Julio María Sanguinetti, se comenzó su promoción e implementación en forma inmediata. Esa fase inicial de plantaciones forestales que el Estado subvencionaba fue profundizada durante el gobierno nacionalista del Dr. Luis Alberto Lacalle y en el segundo gobierno del Dr. Sanguinetti.

Llegado al gobierno el Dr. Jorge Batlle, del Partido Colorado, se inició la fase industrial, lográndose la instalación de la primer planta de celulosa en Fray Bentos.

Recuerdo que siendo Ministro de Industria y Energía y pese a todos los problemas derivados de la crisis económica en que se encontraba el país, el Presidente Batlle ratificó la política forestal y me pidió que expresamente dijera que podíamos tener problemas en esos momentos pero que lo previsto en la ley de 1987 se cumpliría.

Quizás la única diferencia entre partidos se dio con la aprobación del Tratado de Protección de Inversiones con la República de Finlandia. Algunos objetaban el mismo puesto que derivaba la solución de controversias a un organismo internacional de arbitraje. Hasta ya en 2005 y siendo gobierno el Frente Amplio trajeron a aquella activista argentina, Piccolloti, para evitar que se aprobara.

Pero, por suerte, con los votos colorados y blancos se aprobó el Tratado, y en febrero del 2015 el entonces Presidente Batlle, otorgó la autorización ambiental, poco tiempo antes de entregar el gobierno.

Hoy por cierto ya nadie duda de la imparcialidad de estos organismos arbitrales internacionales, en especial luego del resultado del último litigio en que nos vimos involucrados como país.

Llegado al gobierno el Frente Amplio le tocó al Dr. Tabaré Vázquez defender de los reclamos argentinos la inversión realizada en Fray Bentos y la continuación de la política iniciada en 1987.

Lo hizo, y lo hizo bien.

Durante el segundo gobierno del Frente Amplio, del Sr. José Mújica, se profundizó aún más la fase industrial, lográndose la inversión en una segunda planta de celulosa de Montes del Plata, en Conchillas. Montes del Plata había adquirido los permisos de Ence, también otorgados durante el gobierno de Jorge Batlle, conjuntamente y en espejo con los de Botnia.

Para aprobar la segunda planta de celulosa en el país hubo que dejar atrás viejas consignas tercermundistas ya obsoletas y otorgar beneficios tributarios enormes así como permitir una enorme concentración de tierras en manos de una sola empresa.

Ahora en el nuevo gobierno del Dr. Tabaré Vázquez llega la tercera planta lo que es una buena noticia.

Es buena por muchos motivos.

El primero es que quien se propone realizarla es la misma empresa que ya construyó la primera en Fray Bentos.

La experiencia deber haber sido positiva para ellos si ahora se proponen construir una segunda y más grande que la anterior.

La experiencia fue positiva para el Uruguay sin dudas. No sólo por el aumento de las exportaciones forestales, por el trabajo que da a los que le brindan servicios y a los productores a quienes les compran las cosechas.

Fue positiva por la forma en que se manejaron los temas ambientales (la de Fray Bentos debe ser la planta más monitoreada y controlada del mundo), el ordenamiento territorial, los temas impositivos y las relaciones del trabajo.

En el debe todavía está el tema de la infraestructura en especial la vial.

La nueva inversión plantea muchos desafíos: el principal es el de la infraestructura pero a él se agregan los ambientales, el ordenamiento territorial, los beneficios tributarios y las certezas laborales.

La planta se ubicará, con seguridad, en algún lugar al noreste de Paso de los Toros – Pueblo Centenario.

Descartado el río Uruguay por obvios motivos derivados del Tratado sobre dicho río, pero sobre todo de capacidades de infraestructura vial y portuaria, la zona donde se instalará parece ser esa.

Se necesita un importante espejo de agua, cercanía con las plantaciones y que no haya competencia con las zonas agrícolas del país.

En ese sentido, es lógico que se haya aprendido de lo sucedido con las otras dos plantas.

Esa ubicación abre muchas áreas sobre las que trabajar.

En materia ambiental, como ya se ha dicho, la buena experiencia anterior da tranquilidad. Sin embargo debe tenerse que los estándares técnicos han mejorado en los últimos catorce años, por lo que es de esperar que incluso está planta sea mejor en esta área que las anteriores.

La DINAMA y los equipos técnicos ya tienen un camino recorrido y experiencia que facilitará el trabajo.

Otro tema a considerar será el del ordenamiento territorial y el impacto sobre las poblaciones locales.

Se sabe que estos emprendimientos requieren una gran cantidad de servicios, ya sea de vivienda, logística, etcétera durante la etapa de construcción que luego decrecen.

De ahí la necesidad de prever esto en la ubicación y su impacto. Como ejemplo sirve ir hasta Palmar y ver la cantidad de viviendas deshabitadas que quedaron luego de construida la planta.

Es una situación similar a la que se plantea durante los Juegos Olímpicos: se genera una gran demanda de viviendas y servicios durante un corto período de tiempo. La inversión debe prever el uso posterior.

Así, desde Barcelona, se construyen las llamadas Villas Olímpicas, que luego se destinan a solucionar problemas habitacionales.

En el caso de estas plantas es algo similar.

Los beneficios tributarios son los que posibilitarán la instalación de la inversión. Parece existir un piso con ello que son los beneficios que se dieron a la última planta, la de Montes del Plata.

Sería discriminatorio no otorgar los mismos que ya se otorgaron hace poco.

Las certezas laborales jugarán un papel central.

En ese sentido se debe ser consciente que todo lo que se pacte previamente se debe cumplir.

Durante la construcción de la Planta de Fray Bentos no existieron todos los inconvenientes que si existieron en Conchillas.

Los tiempos en estas inversiones son esenciales tanto para el inversor como para el país. Si uno cumple el otro debe cumplir. Si se plantean diferencias las mismas deben resolverse en tiempos breves.

El aprendizaje de las dos experiencias anteriores debe ayudar.

Por último que da la infraestructura.

Se plantean aquí varios desafíos por la zona en que se ubicará la planta. Los principales se dan en las áreas vial, ferroviaria y portuaria.

La infraestructura vial actual en la zona es muy precaria. Si se va a optar por el tren para sacar la celulosa hacia un puerto, lo principal serán las rutas y caminos, desde las plantaciones hasta la nueva planta.

Esto plantea desafíos en las rutas nacionales pero muy especialmente en la caminería departamental.

Las experiencias anteriores no fueron buenas.

En inversiones de este porte y con los requerimientos adicionales a los servicios públicos de infraestructura, los inversores deberían enfrentar la inversión marginal adicional necesaria.

Por ejemplo, si se instalan en Paso de los Toros, la vía férrea y la carretera pesada están ahí y probablemente las inversiones a considerar sean los accesos inmediatos a la planta (algo del tipo de lo de Conchillas).

Pero si en lugar de esto se instalaran en San Gregorio, los accesos a las carreteras pesadas sería una obra mucho mayor (50 km de Ruta 43 a Ruta 5) .

Si en lugar de salir a Ruta 5 y a la vía a Rivera, pensaran en salir al sur, tal vez un puente en Picada de Oribe para llegar al ferrocarril en La Paloma de Durazno y el tramo de via férrea hasta la planta. En caso de salir por carretera una inversión importante de carreteras para salir de San Gregorio al sur.

Todo ello debe ser objeto de un profundo estudio junto con la empresa.

En materia de transporte ferroviario esta nueva planta creo que debe llevar a replantearse el proyecto Algorta – Fray Bentos. Su alto costo y las dudas sobre la su rentabilidad como está planteada debe llevar a su postergación o eventual suspensión.

Llamaremos al Ministro del ramo para que informe sobre esto y escucharemos su opinión.

Una línea del centro del país a Montevideo parece ser el camino, trabajando sobre otros proyectos existentes.

Si se pretende sacar la producción por el puerto de Montevideo esto implicará otras previsiones: se deberá otorgar una zona especial en el mismo, lo que implicará una concesión de un área y se deberá profundizar el dragado.

El aumento del dragado será otro buen aporte no sólo al puerto sino al país.

Vaya si es buena la noticia de la tercera planta.

Vaya si es un buen ejemplo de cómo hay que trabajar en un país para que las buenas cosas sucedan.

Para pasar de 53 a 1700 millones de dólares de exportaciones. Con una política de estado que trascendió seis gobiernos, de tres partidos distintos, y que genera trabajo, riqueza y bienestar para el país.

Nuestro reconocimiento para quienes tuvieron la visión en 1987, los que no dudaron en desarrollarlo e implementarlo, los que concretaron la etapa industrial, los que la defendieron y a los emprendedores que creyeron en el país y en sus gobiernos.

Gracias por ello.

 Pedro Bordaberry

Autor: Pedro Bordaberry

Intendente y director forestal defendieron potencial de Durazno para recibir planta de celulosa

 

imagen(103)

Diario EL ACONTECER 


PARADA SUD UNO DE LOS LUGARES MANEJADOS

 


El intendente Vidalín admitió que lleva semanas golpeando puertas para que la tercera planta de celulosa se instale en el centro del país. El director forestal, Pedro Soust, dijo que el proyecto demandará una inversión de 1500 millones de dólares.



Alejandro Arrúa


Como adelantamos en su momento, el centro del país compite con el norte del territorio nacional por la radicación del emprendimiento.

El jefe comunal dijo que la de golpear puertas es una tarea que viene realizando en conjunto con el intendente de Tacuarembó y el alcalde de Paso de los Toros. «El espíritu nuestro es que esta planta pueda instalarse, en caso de lograrse el hecho, en inmediaciones de Parada Sud —entre Paso de los Toros y Centenario—, lugar en el que no molestaría a nadie.»

Vidalín entiende que se trata de un sitio por demás conveniente, dado que cuenta con excelentes vías de comunicación. «Está la ruta 5 y otras arterias nacionales que comunican con el litoral del país. Además, podemos pensar en barcazas que transcurran a través del río Negro, bajando desde Arévalo, y líneas ferroviarias que comunican con el puerto.

Estamos apostando a ello, no quiere decir que nos vaya a tocar, ojalá se dé, porque sería hasta una manera de compensar el hecho de que, en su momento y junto al exedil Raúl Otegui, tuvimos contacto en Buenos Aires con autoridades de Stora Enso, hecho que posibilitó su desembarco en el país.»

El gobernante local sostiene que, ante el posible establecimiento de un emprendimiento de estas características, los gobernantes locales deben pensar en el postobra. «Si no pienso en ello, no me interesa, porque una planta de celulosa durante su construcción genera miles de puestos de trabajo.» «Ahora, después, esa gente qué hace, queda acá instalada.

Somos los gobernantes locales quienes debemos dar respuesta a sus problemas», continuó. «Pretendo que, antes de avanzar en la negociación de la instalación de la planta, también veamos qué posibilidades tenemos a posteriori para que esa gente que está construyendo vaya para otro lado o tenga posibilidades de trabajo en forma permanente», agregó.

Ante la consulta de si, a semanas de la llegada del presidente de Finlandia, el tema ha sido abordado con algún ministro, el intendente dijo que aún no han existido contactos.

«Tenemos una charla pendiente con el ministro de Transporte y Obras Públicas por un tema vinculado a las rutas en inmediaciones de Arévalo. Estamos para apoyar todo lo que sea creación de fuentes de trabajo.»

El director forestal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, el duraznense Pedro Soust, dijo a los colegas de radio Carve que ha habido  conversaciones, planteos y consultas por parte de la empresa UPM para que se instale una tercera planta de celulosa en Uruguay.

El otrora diputado explicó que es una muy buena oportunidad para emprender un desarrollo de esa magnitud y más teniendo en cuenta el momento que está viviendo el país. Soust señaló que el proyecto tendría un costo aproximado de USD 1500 millones y demandaría la mano de obra de más de 15.000 personas.
Afirmó que la zona para instalar la nueva planta está en estudio por parte de los técnicos forestales pero que el centro del país es un punto clave y se debería tomar a la ciudad de Paso de los Toros como un epicentro.

Leer más: Intendente y director forestal defendieron potencial de Durazno para recibir planta de celulosa

UPM se convierte en la primera empresa privada en administrar un área del Sistema Nacional de Áreas Protegidas

LIG 9808 Large 1.jpgUPM SITIO RAMSAR

El área protegida denominada Esteros y Algarrobales del Río Uruguay (EARU) perteneciente a UPMpasó a formar parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP)tras la aprobación del Poder Ejecutivo.

Dicha área se encuentra ubicada sobre la margen izquierda del Río Uruguay en los alrededores de Nuevo Berlín (Departamento de Rio Negro), en el establecimiento forestal “Mafalda” de propiedad de la empresa UPM Forestal Oriental desde el año 1992. La misma abarca un total de 1,550 hectáreas de áreas protegidas.

EARU ingresó al SNAP con la categoría “Área de manejo de hábitats y/o especies” y será administrada por UPM Forestal Oriental en función a un acuerdo entre la empresa y el Ministerio de Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA).

El área destaca particularmente por la diversidad de tipos de ambientes (bañados y esteros, algarrobales, blanqueales, pastizales, bosques ribereños), la elevada riqueza de especies de flora y fauna, y particularmente por la existencia de numerosas especies consideradas por el SNAP como prioritarias para la conservación. Muchas de estas especies fueron detectadas por primera vez en Uruguay como resultado de los relevamientos biológicos realizados de forma pionera por la empresa en el área.

Leer más: UPM se convierte en la primera empresa privada en administrar un área del Sistema Nacional de...

Grecco visita a la Planta de UPM.

grecco Small


Hoy recibimos en Fray Bentos a los alumnos y profesores del Liceo de Grecco, y a los referentes de la mesa interinstitucional de ésta localidad. Se les explicó toda la cadena productiva desde las plantaciones, hasta la exportación de celulosa y se les transmitió la importancia de que sigan estudiando dada la gran demanda de diferentes puestos de trabajo generados en dicha cadena.

Carmelo Vidalín "Necesitamos caminos aptos en todo momento"

Diario EL PAIS.  Montevideo -  URUGUAY -  14 febrero 2016

El intendente de Durazno resolvió la creación de un fondo departamental para hacer frente a los elevados costos de reparación y mantenimiento de la caminería rural. Para ello, impondrá una tasa de circulación a los camiones de 20 toneladas y multará a aquellos que salgan a la ruta tres días después de la lluvia.

PABLO MELGAR

Vidalín aseguró que se trata de una medida para preparar las carreteras para dos nuevas industrias que podrían instalarse: un emprendimiento minero en Cerro Chato y una planta de pasta de celulosa sobre el Río Negro.

—¿Cuál es el criterio que se aplicó para resolver esta tasa para el transporte pesado?

—No hay mucho para crear, hay que copiar las cosas buenas que se hacen en otros lados. Durazno ha crecido mucho, en los últimos años multiplicamos por veinte nuestra producción. No tuvimos en cuenta el crecimiento tan rápido del país y los gobernantes nacionales y locales nos descansamos, me incluyo. Nuestra caminería no da abasto para sostener el movimiento de 150 o 200 camiones por día. Para preservar todo esto creamos la tasa a instancias de los vecinos tras ver la experiencia que se aplica en el departamento de Tacuarembó.

— ¿A quién se le cobra la tasa?

—A los transportistas, para mejorar y ayudar a los vecinos para los que hicimos un descuento importante en la contribución rural. Realizamos una exoneración grande. En algunos casos llega al 15%.

—¿Qué tipo de obras está desarrollando la Intendencia en las rutas departamentales?

—Desde la gestión del intendente Benjamín Iarazábal se abandonó el balasto y estamos realizando carpeta asfáltica y tratamiento bituminoso doble. Lo estamos aplicando en la ruta 42 que es muy transitada, lo mismo hacemos en la ruta 100. Con esta tasa vamos a preservar los caminos no tanto de la producción ganadera sino del sector maderero. También nos preocupa el desarrollo minero, algo que está muy adelantado, debemos adelantarnos al tiempo. Sabemos que el Ministerio de Transporte está comenzando a trabajar sobre un tramo de la ruta nacional número 19.

—¿De qué se trata el emprendimiento minero?

—Hace unos años una empresa de Minas Gerais trató de producir silicio metálico, hizo múltiples descubrimientos, ahora se hicieron estudios por parte de inversores. Ahora se encuentra en marcha la construcción de un polo tecnológico minero en las cercanías de Cerro Chato. Allí se invertirían unos US$ 4 millones en una primera etapa. En esa zona hay cuarzo pero hay minerales mucho más valiosos.

—¿Oro, por ejemplo?

—Capaz, puede haber otros. Aquí el desarrollo minero está en pañales, vinieron muchas empresas. Yo voy a ser muy cuidadoso en el tema del medio ambiente y compatibilidad de la minería con la producción ganadera y agrícola. Pero Durazno tiene mucha producción, tiene el vivero más grande del país, está el megatambo que mueve grandes cantidades de alimento, contamos con tres frigoríficos, uno de ellos es el mayor exportador de carne del Uruguay. Todo exige mucha caminería. Y vienen otras cosas.

—¿Puede adelantar algo?

—Yo creo que están las condiciones como para instalar en Durazno una nueva planta de procesamiento de celulosa sobre el Río Negro o en la zona cercana a La Paloma (Durazno) o a pocos kilómetros de Paso de los Toros y pueblo Centenario.

—Por todo esto, se necesita un fondo para financiar todas las necesidades de caminería.

—Nosotros necesitamos un fondo para que haya maquinaria en forma permanente y así los caminos estén aptos en todo momento. Los días de lluvia tenemos que ser juiciosos. Acá tenemos depósitos de madera donde los camioneros correctos y prudentes dejan la carga los días en que no pueden transitar o cuando se exponen al sobrepeso carretero.

— ¿Quién se va a encargar del control de los camiones los días de lluvia?

—De esa tarea se van a encargar los inspectores municipales, las Juntas Locales y las comisiones de vecinos comprometidas. Además, estamos trabajando con un grupo de técnicos para poner un sistema de vigilancia con cámaras en las carreteras departamentales y gran parte de la vialidad rural. La idea es poder monitorear todo el pasaje de camiones desde la propia Intendencia de Durazno. Si los encontramos circulando después de las lluvias les aplicamos una multa directa.

FONDO

Una tasa para la caminería.

A la nueva tasa le falta un escollo dado que está en manos de la Junta Departamental de Durazno. Hasta el momento, en los corrillos políticos duraznenses se maneja que estarían los votos para aprobar la iniciativa que forma parte del presupuesto quinquenal.

Todo indica que comenzaría a cobrarse desde el 1 de enero del año 2017 luego de las notificaciones correspondientes a las empresas e interesados.

La Junta podría aprobar el presupuesto antes del mes de abril próximo.

La decisión política es que en principio se aplique exclusivamente a los camiones de 20 toneladas o más. Si bien restan ajustes técnicos, se maneja que se podría cobrar alrededor de $ 1.200 por vez que se circule por las rutas de dominio departamental. Junto a esto, se fija una "penalización" para los camiones de ese peso que circulen dos o tres días después de la caída de precipitaciones de 70 Unidades Reajustables, unos $ 59.312,4 al precio del sábado 13 de febrero.

Leer más: Carmelo Vidalín "Necesitamos caminos aptos en todo momento"

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3