bentos14foto desde Internet.
Así lo informó en rueda de prensa Monseñor José Luis Sanchís, quien en dos meses debe retirarse  de su sacerdocio y se jubila por orden de la Diócesis a la que pertenece luego de 50 años de sacerdocio y más de 45 años en nuestra ciudad.
Sanchís dice que le llamó la atención que se “llevaron la alcancía entera” la misma era de construcción casera y el peso era de aproximadamente 60 kilos.


Nadie vio movimiento extraño, el hecho sucedió el domingo entre las 15 y las 18 horas.
“Esta urna la mandé a construir hace muchos años, con unos artesanos de nuestra ciudad, es una campana de auto rellena de hormigón y hierro, hierro viejo hecho de desechos, no tiene nada de cobre ni de bronce” y así mismo se la llevaron.

Se estima que en la alcancía habría solo algunas monedas, porque antes de retirarse el cura párroco tiene como meta poder hacer una rampa para personas con discapacidad, y el dinero que se junta en la parroquia es para ese fin y está bien guardado en el banco.
Luego de unos días la urna apareció incluso con algunas monedas adentro porque estaba diseñada de tal manera que no podía abrirse aunque la rompieran.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn