GIL

El vecino Gil fue policía por más de 30 años, vive en los Arrayanes, y conoce la zona, también prestó servicio en el destacamento, conoce cada estancia y a cada habitante del lugar, la forma en que se mueve efectivo, las necesidades de los vecinos y sabe perfectamente que con una moto y un policía por turno, esperar que pase lo peor es cuestión de buena suerte o mala suerte.

Hasta el momento cuando hay una emergencia y por falta de móvil policial se vienen dando una mano entre los vecinos, pero en la mañana muchos se van a sus trabajos y quedan pocos vehículos en el lugar para prestar una asistencia en caso que se necesite.

Con una moto no se puede trasladar a un paciente que requiere ayuda médica, no se puede dar atención a un robo y a un siniestro a la vez, o dar una mano a un vecino picado por una víbora o que haya tenido un contratiempo.

Desde su conocimiento como policía y conocido en el lugar, nos dice que es imposiblle que con un solo policía por turno la población de los Arrayanes pueda estar protegida en lo más mínimo y que con una moto como medio de transporte los vecinos están abandonados a su suerte.

Los vecinos reclaman a las autoridades del Ministerio del Interior que no los dejen abandonados a su suerte.

Y sus reclamos son justos, viven una realidad que es preocupante

 

https://www.facebook.com/sandra.dodera/videos/vb.1383619958/10211790075612368/?type=3

Procuraremos respuestas de las autoridades del ministerio del interior. 

 

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn