COCHE POLICIAL 911

Recabando información en diferentes puntos de la ciudad podemos afirmar a esta hora luego de hacer la evaluación correspondiente, y sin que las autoridades municipales o policiales pongan las palabras y evaluaciones en nuestra mesa ya digeridas; que si el operativo de Navidad realizado en la rambla costanera fue exitoso se debe pura y exclusivamente a unos 30 funcionarios policiales apostados en el lugar, que tuvieron que dar respuesta, no solo a los festejos en la Rambla Costanera sino también cubrir toda la ciudad, marineros apostados en la zona costera.

En el operativo había un solo vehículo anti choque y algunos móviles policiales (no en las mejores condiciones)

Había un solo espirómetro y además de las 2000 personas involucradas en los festejos, había unos cien autos circulando por la zona de la rambla costanera que estaba habilitada.

Algunos policías presentaron parte de enfermo.

Comparado con el año anterior, la presencia policial en la rambla fue la mitad.

De los móviles policiales aparte del de grupo de choque se podía apreciar que tenían problemas mecánicos, tal vez por los años que hace que están en funciones.

Se pudo ver que la policía fue insuficiente cuando oficiales pertenecientes al Comando de Jefatura tuvieron que intervenir físicamente para ayudar a los policías que en todo momento fueron insultados,  apedreados,  salivados y se le arrojaban botellas.

Cuando la policía quería evitar las peleas principalmente entre menores alcoholizados, había femeninas que se interponían arañando a la policía e incitando a los menores a pelear con ellos.

Fue lamentable que la ambulancia de emergencia local tuviera que pedir sus encargados apoyo policial,  para poder pasar a asistir a una joven a la rambla, no se previó el ingreso de emergencias móviles y desde las esferas oficiales el director de Tránsito que no tiene idea de lo que es atender una emergencia por un coma etílico o una lesión grave, dijo que había que hacer un lugar intermedio de atención, cuando se sabe que únicamente con la llegada de la ambulancia aparatos médicos y personal capacitado al lugar en donde hay un  herido o de una persona que está convulsionando o grave, se le puede salvar la vida;  sin esperar a que la trasladen hacia otro lugar para recién ahí asistirla.

La policía no solo tuvo que intervenir en la rambla costanera, sino que tuvo que dar respuestas a más de 50 llamados durante la noche de Navidad, uno en el barrio Las Canteras en donde había personas en una riña callejera, hacia donde se tuvo que despachar un móvil de los que había en la rambla, cuando el móvil llegó al lugar fue apedreado según informan vecinos del lugar.

Por lo tanto se tuvo que mandar otro móvil con apoyo y con más policías, mientras se dejaba con menos personal a la Rambla Costanera en donde comenzaban a darse las primeras peleas entre personas alcoholizadas.

Simultáneamente hubo otro pedido desde el Anglo por una persona armada con arma blanca, ahí se tuvo que enviar ayuda también con un móvil y dos policías ya que había varias personas más involucradas en la reyerta.

Los policías no solo tuvieron que actuar por el llamado del 911 sino de los propios vecinos que veían que en sus propias ventanas había jóvenes masturbándose o teniendo sexo.

Si es verdad que el operativo fue exitoso es por la labor de los policías que estuvieron esa noche controlando, custodiando y dando las garantías necesarias a la población.

Si los padres piensan que sus hijos están seguros en una fiesta “controlada” agradezcan que no hubo lesionados ni muertos y para la próxima traten de estar presentes porque después cuando suceden las cosas nos lamentamos.

No contamos acá los chicos que debieron ser auxiliados por estar tirados alcholizados en plazas y paseos públicos. 

Sí no  hubo que lamentar ni muertos por peleas, ni lesionados por peleas callejeras, ni robos ni roturas de vidrios en comercios, si se hace la lectura por ese lado fue exitoso porque ningún policía resulto con lesiones y ningún civil lesionado o muerto.

El saldo lamentable

Un siniestro de tránsito grave cuando dos jóvenes de 20 y 22 años circulaban en una moto y tuvieron un choque con una camioneta que se ausentó del lugar, dejándolos tirados y sin asistencia, ya que el conductor se asustó y huyó, para luego ser encontrado por la policía.

El joven de 20 años de edad se encuentra en delicado estado y su novia también debió de ser atendida e internada.

Ampliaremos.

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3