197008 204724316224113 219982 a.jpgANGLO

El Departamento de Rio Negro por primera vez, presentó casi nula actividad en Semana Santa, salvo impulsos particulares para los cuales había que pagar, en algunos casos elevadas sumas de dinero.

 A nivel oficial se vio poco apoyo para actividades al aire libre como es tradicional y también en recintos cerrados por el tiempo que podía no acompañar esta semana

La suspensión de la Semana Criolla en Sociedad Nativista el Rincón, el plato fuerte de cada semana Santa, hizo ver las falencias y carencias que se tiene desde el ámbito oficial para coordinar, organizar y difundir diferentes actividades para que las mismas sean un atractivo turístico.

Comerciantes de la ciudad destacan que para la zona comercial y céntrica de la ciudad no hubo actividad salvo el Cine Visión, en donde el movimiento fue importante gracias al impulso personal de inversores privados que apuestan a esta industria.

En diferentes puntos de la ciudad las actividades eran para pagar, o para mirar y desear comprar algo como la feria que se hizo en el barrio Anglo en donde no se tuvo en cuenta la barrera arquitectónica que implicaba un gran cuesta arriba que para personas con discapacidad o con dificultad para trasladarse les impedía llegar al lugar por el ingreso principal, y cuando intentaban ingresar por otro lado el terreno se lo hacía imposible poder transitar por los pasillos del viejo Anglo ya sea con silla de rueda como con bastón o el lugar de la exposición les quedaba demasiado lejos para llegar.

No se ofreció nada nuevo a lo que ya existe en Plaza Artigas con exposición de puestos de venta algunos de artesanos, o artistas, los ya conocidos paseos por la Casa Grande o la visita ya conocida por todos al Museo de la Revolución Industrial.

El avistamiento de aves tampoco es nuevo y se realiza desde hace años.

Actividades atractivas como en otros departamentos en donde arte, deporte, diversión se conjuguen como atractivo turístico importante para congregar no solo turistas sino a los locales, no hubo.

Tenemos que hacer también un reclamo sobre accesibilidad, cuando se organizan diferentes espectáculos o paseos, no se toma en cuenta personas con discapacidad, o mayores con dificultades para caminar o desplazarse, estas personase están impedidas hasta de encontrar un banco para sentarse en la rambla costanera para apreciar nuestros paisajes, o una puesta del sol. Bajar de un auto con muletas lejos del cordón de la vereda, caminar un trecho en donde no  encuentra ninguna subida para personas con discapacidad, y poder encontrar un banco para sentarse es toda una hazaña. Nadie los tiene en cuenta y encuentran verdaderas barreras arquitectónicas para llegar a cualquier punto en donde haya una actividad, aún a la vuelta ciclista, en donde los accesos se cortan una cuadra antes sin tener en cuenta que hay personas que no pueden caminar, que se trasladan en sillas de ruedas por veredas que son imposibles de transitar, y que no tienen la facilidad de caminar una cuadra para llegar.

Una vuelta ciclista que llegó y partió de otro lugar, lo que hizo que la plaza hotelera que en años anteriores tenía una capacidad colmada con la llegada de la vuelta, en esta oportunidad no se vieron favorecidos por la llegada de la misma.

Volviendo a la falta de actividad cultural, deportiva, social, artística no se sabe si los talleres municipales que funcionan desde hace tantos años, están dando sus frutos porque lamentablemente no se recurre a ellos salvo en escasas oportunidades para por intermedio de ellos armar diferentes espectáculos artísticos, culturales, deportivos, de entretenimientos etc.

No se aprovecharon los espacios públicos como Plaza Rivera, Plaza Artigas Plaza Constitución la Plaza Fundacional en donde se podría haber ofrecido un recorrido histórico por toda la zona colonial de nuestra ciudad, con visitas guiadas a diferentes puntos y lugares de atracción que hay en el ingreso de la ciudad.

La presencia de argentinos buscando actividades se pudo apreciar en la ciudad, lo destacan los comerciantes de la zona céntrica que informaron a nuestro medio de prensa que los argentinos estaban ávidos de actividad.

Pero tampoco se aprovechó como se hacía en otros años para promocionar nuestro departamento, nuestra ciudad con entrega de folletería, los argentinos y demás turistas que llegaban utilizando el principal punto de ingreso al país recibían folletería de otras intendencias con otras programaciones turísticas, con entrega hasta de obsequios de artesanos, folletería mapas, se hacían encuestas sobre gustos e integración de grupo familiar y aspiraciones de los turistas, sin embargo nosotros no fuimos capaces de llegar con mapas, folletería, obsequios para los turistas, ni con un vaso de agua mineral.

En cuanto a los logros económicos lo más promocionado fue la feria artesanal.

Algunos artesanos tuvieron buenas ventas, pero no todos.

Las Cañas salvo emprendimientos privados como La Balza fue una tristeza por la falta de actividad y de atractivos, la gente llegaba y se aburría, y lo que ofrecimos ahí fue lo de siempre, el encanto natural, la tranquilidad, la seguridad de esas playas de arenas doradas, pero en cuanto a actividades que congregaran público, salvo estos emprendimientos privados… nada.

Es necesario tener un lugar de exposición permanente para los artesanos ya sea en el sitio patrimonial o en un lugar de acceso fácil en nuestra ciudad.

En Young existe un lugar para artesanos con exposición permanente.

En nuestra ciudad se hace necesario ya que también sería un atractivo para recorrer, si los artesanos además de exponer sus productos dictaran talleres o mostraran como llegan al producto final y buen lugar seria algún local en el barrio Anglo.

Las quejas por la falta de actividad se hicieron sentir en todos los sectores, en los empresarios, en los pobladores locales y en los turistas.

Los niños tuvieron sí un campeonato de turismo que congregó a la familia.

La Intendencia tiene un hermoso parque Liebigs que no se usó durante toda la semana, (bueno, hace mucho tiempo que no se usa, no se disfruta), remodelado por obra del gobierno anterior. Un hermoso Teatro Young reconocido en todo el país que ha sido remodelado y puesto en valor por el anterior gobierno y solo se realizaron algunas tímidas visitas guiadas por sus instalaciones, pero ninguna actividad cultural, a pesar que en nuestra ciudad abundan los artistas en todos los rubros.

No se convocó ni a las comparsas para hacer un desfile de otoño como atractivo turístico que lleva a miles de personas.

No se utilizó el principal paseo que tenemos los fraybentinos el Teatro de Verano, no se obtuvo apoyo del Ministerio de Turismo para enviar algún número artístico, ni de los Centros Mec, o del Ministerio de Educación y Cultura que da tantos fondo para tantos artistas que ganan fondos concursables se les entrega dinero y jamás presentan lo que todos los uruguayos le hemos financiado con nuestros impuestos.

En suma dijeron que tener un gobierno departamental del mismo palo del gobierno nacional iba a ser una diferencia muy importante.

Si la diferencia la comparamos con lo que nos ofrecía el gobierno anterior, nos damos cuenta que lo que tuvimos en esta última Semana Santa fue de mucha chatura se lo mire por donde se lo mire la sola comparación con otras Semanas Santas deja a esta que pasamos muy por debajo de lo que estábamos acostumbrados a tener.

Los comunicados de la Intendencia anunciando el éxito de Semana Santa, de Turismo o Criolla es más de lo mismo. Hay que justificar frente al pueblo que algo se hizo, se hizo lo de siempre, con muy escasa o casi nula participación de turistas y de público en general. Si tomamos en cuenta que somos una ciudad con 25 mil habitantes, y que por el puente Internacional pasaron miles y miles de turistas rumbos a diferentes destinos en el país, nosotros no pudimos atraer hacia nuestra ciudad ni a 2000 personas.

No llegaron a2000 personas en toda la semana las que visitaron el Museo de la Revolución Industrial, apenas algunas cientos de personas participaron de alguna visita cultural, y una decena de persona en cada guía para avistamiento de aves.

Nos quieren hacer creer que éxito es lo que nos dieron en Semana Santa, en otras oportunidades nos han querido hacer creer que la montonera es exitosa, pero lamentablemente, ni montonera hubo en esta oportunidad

Pobreza, chatura casi 25 mil fraybentinos no participaron de ninguna de las actividades que se ofrecían en nuestra ciudad.

El análisis de la falta de actividades en el interior profundo del departamento puede ocupar más páginas aún, salvo San Javier con su ya tradicional semana del Girasol, es lo que se destaca, pero para el resto del departamento no se ofreció nada nuevo a las actividades que año a año se realizan.

Dicen que tenemos la gente más capacitada en cuanto al desarrollo turístico, planes preparación, estudios, experiencia. No se discute, pero nos da para pensar la poca participación y la falta de creatividad en la oferta y en la propuesta, casi inexistente.

Para pensar.

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3