escuela soriano

Luego del fallecimiento de la maestra de 24 años Carolina Pozzoli Gimenez, en el CTI de nuestra ciudad  han surgido contradicciones entre las declaraciones emitidas en Canal 11 de nuestra ciudad por parte del Dr. Paolo Centomo y las autoridades de Soriano que aún no tienen claro en dónde la maestra contrajo la enfermedad del hantavirus.

Mientras el Dr. Paolo Centomo dijo claramente que la maestra ingresó a limpiar un salón en la misma escuela en donde estaba realizando sus funciones;  para tener ahí diferentes actividades para sus alumnos y posteriormente comenzó a sentirse mal a tal punto de tener que ser internada en un CTI en donde se produce posteriormente el fallecimiento, las autoridades de Soriano en un informe de Reportes.uy, aún no tienen claro en dónde contrajo hantavirus.

Rápidamente algunos políticos de Soriano salieron a aclarar en las redes sociales que la escuela no tenía galpón, pero sí tenía un salón que la maestra limpió y en donde encontró heces de ratones.

El Director Departamental de Salud de Soriano Dr. Alejandro Crosi manifestó que se inspeccionó la escuela y estaba limpia, obviamente que es así ya que la maestra había realizado tareas de limpieza tal cual lo manifestara el Dr. Paolo Centomo para dejar una habitación multi uso para diferentes actividades con sus alumnos.

Centomo informó que al momento de proceder a hacer la limpieza de un lugar que está cerrado por mucho tiempo, se debe primero ventilar el lugar, luego usar hipoclorito, para luego de haber sido ventilado recién proceder a la limpieza del mismo usando en todo momento tapa bocas.

Sin duda la maestra con esa vocación que los caracteriza, solo quería ganar un espacio para el salón multi uso de sus alumnos.

Con estas acciones los maestros demuestran que además de la función de enseñar y formar las futuras generaciones son funcionarios multi uso, son muchas veces jardineros, limpiadoras, cocineras, enfermeras, y más en escuela rurales en donde también hacen quinta para tener los alimentos frescos para sus alumnos.

También el Dr Alejandro Crosi dijo que se había realizado una inspección en la casa de la maestra en donde se encontraron algunos elementos de vulnerabilidad.

Por un obrero muerto se hace paro y se colabora con un jornal para la familia.

Esperaremos conocer qué medidas adopta el Magisterio en Uruguay por el fallecimiento de la Maestra de 24 años de edad que tenía un bebé de 6 meses y que no se sabe qué cobertura tendrá su familia para la crianza de esa criatura que queda sin su mamá. Una mamá que fue más allá de su función porque su vocación así se lo indicó. Debía de limpiar un salón para que sus alumnos pudieran desarrollar otras funciones.

Sabemos de la cantidad de escuelas que no tienen personal de limpieza suficiente para realizar todas estas tareas y cómo los maestros van cubriendo todas esas funciones.

La infección por Hantavirus, es una zoonosis vírica emergente aguda, grave. Los hantavirus provocan en el ratón silvestre una infección crónica inaparente y no mortal, convirtiéndolos en portadores de por vida. El virus se encuentra en heces, orina y saliva y al secarse, permanecen en el polvo del ambiente, que al ser movido vuelven al aire en forma de aerosol. El ser humano al respirar el aire contaminado, al entrar en contacto con excrementos de ratones, tocar objetos contaminados,

sufrir la mordedura de un roedor o ingerir alimentos contaminados contrae la infección. Luego de un período de incubación asintomático, dará síntomas similares a un estado gripal que progresa luego hacia el compromiso respiratorio, con complicaciones cardíacas y pulmonares que pueden llevar a la muerte. Comisión de Zoonosis Nacional.

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3