guarda vida canas
Dos guarda vidas que prestan servicios en Las Cañas, se percataron que un joven en sillas de ruedas quería ingresar al agua para refrescarse por el intenso calor, el mismo estaba con su madre y pertenece a una institución que trabaja con personas con discapacidad.


Los jóvenes Andre Valdomir y Mauricio Romaniuk no dudaron en prestarle ayuda, no solo ayudaron a meter su silla de rueda al agua, sino que también lo subieron a una tabla y lo hicieron pasar momentos increíbles que lo pusieron muy feliz, pudiendo disfrutar de otra manera del agua y de esta actividad.


Basta ver la cara del joven para ver el disfrute que le significó el gesto solidario de estos dos guarda vidas.
En las cañas hay poca accesibilidad y una de las rampas que va hacia la playa no tiene mantenimiento adecuado, cuando diferentes instituciones de nuestra ciudad van con sus usuarios hacia el balneario, tienen que limpiarla ellos mismos de arena para poder bajar a la playa.
La rampa permite el acceso a la arena, pero no hay otra rampa que lleve al usuario hacia un banco parrillero o sombra de un árbol para que pueda pasar ahí el día.


Se hace necesarias rampas que puedan permitir que luego de acceder a la zona de arena, se pueda acceder a un banco parrillero mesa y también a la sombra de un árbol.


Teniendo rampas previstas para acceder a estos lugares de uso común se evitarían que personas en silla de ruedas tengan que esperar la buena voluntad de otros usuarios para poder disponer de una mesa, un parrillero y la sombra de un árbol.

Tenemos la esperanza que se trabaje en más accesibilidad para nuestro principal balneario

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn