por un techo con intendentefoto correspondiente al movimiento MUJERES POR UN TECHO realizando reclamos al Intendente por falta de celeridad en el predio que construirán sus viviendas.


No se acordaron al momento de levantar la mano para votar el aumento de la tasa de alumbrado público que en algunos barrios ni se presta en nuestro departamento este servicio, hay barrios enteros que se cobra alumbrado público por una columna en el medio de la calle que alumbra solamente en ese lugar y no a todos los vecinos que pagan.
En otros lados ni existe la columna de luz.


Esta señora edila que levantó su mano como suplente para votar el alumbrado público se olvidó al momento de hacerlo de la mujer trabajadora, la que lucha día a día para sacar a sus hijos adelante. La que tiene que elegir entre comer, vestir y calzarlos a pagar los impuestos.


Doble discurso caminar en defensa de los derechos de las mujeres y por otro lado haber levantado la mano para que las mujeres jefas de familia tuvieran que pagar en algunos casos un 100% más de tasa de alumbrado público.


Algunas de las cosas que suceden en la Aldea.
Muchas de las mujeres que se movilizaron ayer, no hicieron nada como colectivos cuando un Sacerdote Anglicano puso como condición para asumir un Centro CAIF el despido de una mujer trabajadora, madre de pequeños hijos.

Doble discurso, uno para hacer. Otro para decir.


Uno para marchar y otro para actuar.
Todas tienen derecho a movilizarse, reclamar y luchar por sus derechos, pero cuando otras mujeres jefas de familia se ven complicadas para subsistir en la diaria, no miran por esas mujeres y levantan sus manos para aprobar aumentos de las tasas, y cuando otras mujeres están a punto de perder su trabajo no se movilizan como colectivos, porque a ellas no les toca.


En suma luchar por las mujeres se lucha todos los días.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn