antropologo niños africanos

Se invita a vecinos, instituciones de voluntariados, grupos religiosos, comerciantes de diferentes rubros y a todas las instituciones o particulares que quieran participar de una reunión que se realizara en el Salón Parroquial el próximo lunes a las 20 30 horas, a los efectos de poder aunar esfuerzos para solicitar una audiencia a las autoridades del Sanatorio AMEDRIn en donde funciona el CTI de nuestra ciudad, hacia donde son derivados pacientes de diferentes puntos del país.

Si bien en el mismo piso en donde funciona el CTI hay un apartado para familiares que vienen de otros puntos del departamento y del país, se entiende que se necesitan mayores comodidades, tanto para mujeres como para varones, como una habitación con baño con ducha, un lavadero en donde lavar sus ropas y poder tender y un lugar para poder recibir sus comidas diarias.

Actualmente el apartado cuenta con una pequeña habitación en donde hay dos sillones que son usados como cama por las personas que vienen de otros puntos del país, el baño no cuenta con ducha, por lo que familiares deben buscar afuera un lugar para ducharse, teniendo muchas veces que irse hasta las Cañas distante a 8 km de la ciudad para encontrar una ducha con agua caliente.

Muchas veces los familiares deben permanecer días y a veces más de un mes en nuestra ciudad, sin posibilidad de poder costear un hotel, a lo que se suma la comida diaria.

Muchas veces los familiares son personas mayores que solo tienen un sillón para poder descansar y deben permanecer muchos días en nuestra ciudad alejados de sus hogares y sin dinero para costear los gastos.

Es por eso que se piensa en primer término poder dialogar con las autoridades del Sanatorio para saber si cuentan con un proyecto para mejorar las actuales instalaciones, y dependiendo de lo que las autoridades tengan previsto, poder aunar esfuerzos para lograr una casita que atienda estas necesidades básicas de los familiares que llegan a nuestra ciudad a esperar la recuperación de sus seres queridos.

En la segunda etapa se procurará que esos familiares reciban mínimo las 4 comidas diarias durante su permanencia en nuestra ciudad.

Se necesitaba un lugar para realizar la primera reunión y el cura párroco Luis Cardozo Tito ofreció el salón parroquial ubicado en calle 25 de mayo continuo a la Iglesia para la primer reunión a la que están todos invitados, el próximo lunes 26 de noviembre, a las 20 30 horas. Se solicita a todos los grupos de voluntarios, congregaciones religiosas, instituciones de servicio público, comerciantes, clase política, autoridades departamentales y diputados nacionales que puedan concurrir a la primera reunión, así mismo se invita a todo el personal de la salud pública y privada para que puedan concurrir y con su experiencia dar una mano en este proyecto que recién se inicia con esta primera reunión a la que ustedes también están invitados.

 

Es necesario que la casita esté ubicada o bien dentro del mismo sanatorio o en sus inmediaciones ya que los familiares deben de estar cerca de sus seres queridos por los informes diarios, y las visitas que son dos veces al día.

 

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn