perro en cocina

Como si fuera poca la función del MAESTRO, educar, enseñar, hacerse cargo de inculcar valores que muchas veces en el hogar no se enseñan, educar y enseñar para el futuro, formar a las futuras generaciones de orientales, ahora también deben de identificar a los perros que llegan a las escuelas de la ciudad, identificar a los dueños, tratar de mantener contacto y diálogo con ellos para evitar que los perros lleguen a las escuelas.

Es preocupante la situación de los perros sueltos en nuestra ciudad, y el tema ya se fue de las manos, y podrá ocasionar en cualquier momento inconvenientes que luego tengamos que lamentar, como por ejemplo la pérdida de vidas.

Los perros pululan por todos los barrios de la ciudad, no hay barrio en donde no haya perros, los partes de prensa policiales que no informan todo lo que ocurre en la ciudad y en el departamento, informan casi a diario de mordeduras de perros provocadas en la vía pública, además de los siniestros de tránsito que estos ocasionan.

Los directores y maestros de nuestra ciudad elevaron a los diputados departamentales una nota en donde manifiestan su preocupación por la presencia de perros en los locales escolares. Esta nota que está acompañada de una infinidad de fotos que reflejan la realidad que todos los días deben afrontar en las Escuelas; trajo malestar en las autoridades de COTRYBA a nivel nacional, las que entendieron que las quejas de los maestros eran excesivas y prometieron una reunión sin fecha para nuestra ciudad.

Esa reunión se estaría coordinando entre autoridades de primaria de Río Negro y las autoridades de Cotryba que desconocen la realidad que se vive en las diferentes escuelas por culpa de los perros que ingresan a los patios, salones, lugares comunes y conviven con los niños.

Los perros en las escuelas es un problema ya que atentan en contra de la salud de los niños, hay escuelas que tienen patios abiertos, perros que siguen a sus dueños y se ingresan a la escuela y luego es difícil poder sacarlos de ahí. Maestros que a pesar de identificar a los dueños y hablar con ellos y pedirles que no los lleven a la escuela a los perros, no hacen caso, y están con ese problema constante.

Las autoridades de Cotryba se molestaron por una realidad que se vive a diario en las calles de nuestra ciudad y esta realidad preocupante también se vive en cada escuela de Fray Bentos.

Las escuelas hay que abrirlas para que ingresen los niños, y cuando se abre para que los niños ingresen, ingresan los perros también.

Hasta que un día un perro no lesione gravemente a un niño, no se van a tomar medidas.

 

Además del riesgo de mordeduras que sufren los niños y que es preocupación de los maestros y directores, también los perros transmiten enfermedades y ese tema es bien preocupante también.

Entendiendo la lentitud de las autoridades para tomar medidas, conociendo como trabaja Contryba, solo nos queda orar para que se tomen las medidas a tiempo, antes que sea tarde para lamentarnos.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn