JUZGADO IMPUTADO

Fray Bentos, 5 de octubre de 2019.

La Fiscalía Letrada Departamental de Fray Bentos comunica que en el día de hoy y como resultado de las investigaciones llevadas adelante con las Direcciones de
Investigaciones y de Policía Científica de la Jefatura de Policía de Río Negro, se formalizó la investigación contra A.A.L. por su presunta participación en el
homicidio de Marcelo Montaldo Sordi, con una medida cautelar de prisión preventiva por 150 días, sin perjuicio de su eventual ampliación, en audiencia celebrada ante el Juzgado Letrado Departamental de Fray Bentos de Primer
Turno.

El 23 de septiembre de 2019 próximo a las 17.50 horas ante llamado al servicio 911 de familiares del dueño de casa Marcelo Fabían Montaldo Sordi, policial acude a
su domicilio sito en Treinta y Tres 3326 Apto. 3 y al comprobar que dicho lugar estaba cerrado, su dueño no contestaba y emanaba un fuerte olor nauseabundo, con autorización de la hermana de aquel, se fuerza la puerta de ingreso.

Al ingresar personal policial a la finca encontraron a Marcelo Montaldo, ya sin vida, en el pasillo contra dicha puerta, envuelta su cabeza con una frazada sujeta con
un cable y su cuerpo semicubierto con diversas prendas, entre ellas ropa de cama, con abundante sangrado, manchas de sangre en piso y pared cercanas y al lado del cuerpo del cadaver pisadas de un calzado deportivo, que dejaron sus marcas con la sangre de la victima.

En la casa, cerrada con llave, se constató gran desorden, pero sin signos de lucha.

El informe de la autopsia practicada por la Sra. Médico Forense, Dra. Andrea Vazquez, concluye:… muerte violenta, de acuerdo a las lesiones encontradas las mismas no fueron realizadas por la víctima.

Causa de la muerte: injuria encefálica
aguda por traumatismo de cráneo por objeto contuso de gran peso.

Iniciada la tarea indagatoria policial a cargo de la Dirección de Investigaciones y Dirección de Policía Científica de la Jefatura Departamental de Río Negro, se
relevaron diversos indicios que oportunamente fueron remitidos al I.T.F. y a la Dirección Nacional de Policía Científica.

Fueron interrogadas diversas personas del entorno familiar y del estrecho círculo de relaciones de la víctima, entre ellos el indagado A.A.L.

A.A.L. era de las pocas personas que la víctima frecuentaba y que permitía ingresar a su casa, a quién conocía de muchos años y compartían mate o alguna comida en casa de Montaldo.

Este es un detalle a tener en cuenta porque la víctima no dejaba entrar a casi nadie a su casa ultimamente y quien le dió muerte era alguien que conocía, sorprendiéndolo desprevenido, sin poder defenderse, provocándole dos importantes fracturas en el cráneo con un objeto pesado.

Al procederse en sede de Policía Científica al cotejo de la suela de una de las zapatillas deportivas exhibidas por A.A.L. a la Policía con las mancha de sangre
relevadas en la escena del hecho, se apreció una total coincidencia en sus característicos dibujos, con un particular patrón de desgaste.

Citado A.A.L. en sede policial en el día 3 de octubre para ser interrogado sobre ese y otros efectos incautados, el mismo no pudo dar una explicación convincente y
racional porque su calzado aparecía pisando la sangre del fallecido, por lo que esta Fiscalía solicitó al Sr. Juez orden de allanamiento y registro del domicilio de A.A.L. y de su madre, así como su detención.

Practicadas esas diligencias la Policía incautó un mochila azul, un palo de madera de importante grosor, y el presunto par de zapatillas que la noche antes había
visto y documentado.

Al practicarse el relevamiento fotográfico de esas zapatillas incautadas para ser periciadas, personal de Policía Científica, comprobó que el par incautado no era el mismo exhibido y documentado anteriormente, quedando una clara sustitución de la evidencia referida.

La Policía pudo establecer que el indagado había adquirido en un comercio de plaza en el transcurso de pocos meses dos pares de calzado idénticos, contando con
copia de facturas de dichas compras. El indagado usó las zapatillas más viejas para cambiar las que presumiblemente lo situaban en la escena del hecho, por dejar su huella al lado del cuerpo del fallecido.

El indagado admitió en declaración ante esta Fiscalía que el día 17 a la noche y hasta la madrugada del 18 estuvo visitando a Montaldo en su casa, habiéndose retirado
de allí próximo a las 1.30 horas, siendo captado por una cámara de vigilancia instalada en una casa vecina, donde el se reconoce llevando a su espalda la mochila y dentro de
esta el garrote incautado, portado en sus manos una de nylon, cuyo contenido no pudo precisar.

Confrontado en sede de Fiscalía con la debida asistencia letrada con las evidencias reunidas que lo sitúan en el tiempo posible de la muerte, admitida su
presencia en casa de la víctima, niega su participación en la muerte de Montaldo.

Además de la evidencia reunida hasta el momento, se está a la espera de los resultados de las pericias solicitadas al ITF y a Dirección Nacional de Policía Científica
y las que se solicitarán con los nuevos elementos recolectados a efectos de continuar investigando estos hechos.

Agradecemos a Fiscalía local por el aporte de la información y el nuevo modo de informar lo que sucede en forma oficial ràpida clara lo que redunda en democratizar la información.

 

Este nuevo sistema de Fiscalía en cuanto a su comunicación con los medios de prensa facilita nuestro trabajo, no tenemos que estar horas afuera de un juzgado para saber cuando hay una audiencia, no tenemos que hacernos ecos de versiones en redes sociales, y nos da de primera mano información oficial de lo que sucede, procedimientos procesamientos lo que facilita nuestro trabajo y el vínculo ademàs con la comunidad.

 

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn