10712895 10205133649490431 7897377899681100142 n

De los concurrentes a la primera reunión, justo cuando también estaban convocados los medios de prensa, en este año que hace que ayudamos y llegamos en forma modesta y humilde a servir un plato de comida, cuando hay familiares que no son de nuestra ciudad acompañando a su enfermo, lejos de su casa y de sus afectos, podemos decir:

Nunca ni el intendente ni Rodolfo Merello director municipal, nos ayudaron con la comida para la gente que llega de otros, puntos del país, al CTI de amedrin el director RODOLFO Merello cuando se le solicitó en el grupo de watshap, dijo cuando solicitamos alguna lechuga acelga y otras verduras frescas de la quinta de la intendencia, que debían hacer un estudio socio económico del familiar, para saber si le correspondía una ayuda, pero que la quinta de la Intendencia no regalaba ni donaba verduras.

Sí sabemos que desde la QUINTA de la intendencia o estación experimental se había colaborado con instituciones de nuestra ciudad, pero a nosotros se nos dijo que no.

Pero cuando el Director Merello, nos dijo que no; ahí estuvo presente el director y alumnos del liceo 3. Cada puerta que nos cerraban, Dios nos abría otra.

Cuando le pedimos que el INDA enviara la viandas de comida dijo que el familiar debía ir al INDA con cédula para hacer un estudio socio económico y si correspondía ir a levantar la comida, justo en la hora que dan los informes médicos, a pie, ir y volver al sanatorio.

Nunca entendieron que un familiar pasa 24 horas esperando que les suene el celular para que lo llamen por si hay mejoría o empeora la situación de su familiar, qué ánimo puede tener un familiar que tiene un paciente en estado crítico, de dejar el lugar en donde está su familiar, para caminar muchas cuadras y llevar la cédula para que se inicie un estudio socio económico si le correspondería recibir un plato de comida, mientras está en otra ciudad en donde no vive, muchas veces con lo puesto, porque cuando ocurren problemas de salud, no avisan, la gente se larga ya sea por accidente o enfermedad con lo puesto, muchas veces con la ropa para el día, con el dinero para algún refuerzo, muchas veces sin tarjeta sin documentos y llega acá pensando que va a ser por un día o dos su estadía, y están hasta 60 días, esperando noticias de sus familiares, algunos con la suerte que pueden volver a sus ciudades con el familiar recuperado, otras veces son la noticia del fallecimiento, en donde deben comenzar trámites para el traslado del cuerpo.

Ninguna de las personas que han llegado en un año a nuestra ciudad, han podido ir a realizar un trámite y esperar un estudio socio económico, al planteamiento es ridículo, nadie va a solicitar un plato de comida si no lo necesita.

Varios de los que figuraron esa noche de la primer reunión, en donde estaba la prensa presente, nunca nos dieron ninguna mano, solo salieron esa noche a los medios de prensa, y figuraron, nada màs. Estuvieron esa noche presentes el Intendente, El Director del Hospital, El director Municipal Rodolfo Merello, la señora del Intendente, y el Edil Lanuse del Partido Comunista.

Hace un año que sólo dos personas venimos llevando la comida a quien llega con familiares que quedan internados en CTI, sólo colaboran con viandas pan verduras cuando es necesario, algunos amigos particulares porque son solidarios y dan una mano cuando se necesita; como hoy, una señora solidaria llevó comida de celíacos y acompañó a un familiar

Ni palabras de aliento, de fe y de esperanza han tenido estos familiares, salvo alguna vez que hemos publicado que también las iglesias que pregonan la palabra de Dios, han estado ausentes de la palabra de aliento y de la oración, que tanto necesita un familiar que muchas veces llega con lo puesto. y.Pasa.20, 30, 40 y 50 días en nuestra ciudad

El acompañamiento cuando se agravan o cuando el familiar muere

lo hacemos mi compañera Mireya, y yo.


Hasta cuando han venido por transplante de órganos hemos ido solo a dar un abrazo

A pesar de tantas promesas de ayuda, de tantos rejuntados para las fotos, nunca nos dieron una mano, y familiares hay todas las semanas a veces más personas a veces menos.

Tampoco el MIDES que obviamente sabe de nuestra existencia, jamás nos donó ni un litro de aceite para hacer los guisos del crudo invierno
Hace un año no fallamos en el acompañamiento a veces hemos tenido 9 personas durante semanas, otras veces menos, a veces una o dos y muchos días no hay familiares que vengan de otros lados
Gracias a quienes hace un año nos alientan y ayudan.

Al resto, los que figuran en foto para mandarse la parte recuerden que nunca nadie está libre de necesitar un plato de comida o una palabra de aliento, y que esa acción no tiene precio, sale del corazón o no sale.

Gracias a muchos anónimos amigos que nos siguen aguantando. Al resto... les hemos demostrado que querer es poder, y para prueba basta esta imagen de varios políticos que pidiendo dar una mano, no la dieron, el resto de los que aparecen en la foto es gente que siempre nos dio para adelante.

Es bueno ver la solidaridad de la gente cuando necesitamos ayuda, uno en verano se arregla con una ensalada o un refuerzo, pero en invierno cuando hay temperaturas bajo cero, y la persona está días y días en una pieza que es verdad cuenta con un baño, sin lugar para ducha, unos cómodos sillones para sentarse no para dormir, un hermoso aire acondicionado, una pequeña heladera donada por un paciente recuperado, un tele con cable, muchas veces se hace difícil poder salir o hacerse la propia comida, el familiar tiene que estar sano y fuerte para afrontar lo que se viene, o seguir con el cuidado de su ser querido en sala o enfrentar la muerte.

Debo destacar que la Directiva de AMEDRIN nos recibió atentamente, que quedaron de ver y estudiar posibilidad de mejoras en ese lugar, y que también es verdad que en un año, jamás se comunicaron para ofrecernos un plato de comida o un kilo de carne para poder hacer un guiso. Sí es verdad que cuando hemos planteado problema que enfrentan los familiares porque se rompe un aparato eléctrico, o porque hay problemas algunas veces de abusos de personas que hacen uso inadecuado del recinto para descansar, siempre han solucionado el problema sin ningún tipo de demora.

Ahora hubo un cambio de gobierno, otros serán los ministros y otros los requerimientos, siempre pensamos que no es difícil agregar un plato de comida más en la comida diaria del sanatorio, sin generar un tipo de gasto económico porque mientras haya voluntarios el aporte solidario de la gente está. Y qué mejor que lograr convenios para que en cada centro en donde funcione un CTI un familiar pueda tener un plato de comida al almuerzo y a la cena, con la colaboración de los voluntarios que pueden llevar las comidas las donaciones para que ninguna institución tenga que hacer erogación económica alguna para entregar un plato de comida a alguien que lo necesita para mantenerse fuerte y bien alimentado.

Ese será un nuevo camino de esperanza a recorrer por quienes hemos quedado ayudando a todas estas personas que llegan a nuestra ciudad, agradecemos la colaboración y la comprensión de anónimos que con una mano en el corazón ayudan en la medida de sus posibilidades, no se trata muchas veces de $$$ sino de tener la voluntad cuando cocinamos de hacer un plato más de comida, aunque sea una sola vez a la semana, así estamos ayudando a alguien que lo necesita.

Y no olvidar que muchas veces quien necesita no está adentro de una iglesia, que Jesús predicaba la palabra y acompañaba, estaba presente, eso hemos olvidado, el acompañamiento, de nada me sirve ir a Misa si no predico la palabra el acompañamiento, el abrazo solidario a alguien que lo necesita.

«Vengan a mí los que se sientan cargados y agobiados, porque yo los aliviaré. Carguen con mi yugo y aprendan de mí que soy paciente y humilde de corazón y sus almas encontrarán alivio. Pues mi yugo es bueno y mi carga liviana» (Mt 11, 28- 30).

 

«Te pedimos Señor, que vayas encarnando en nosotros tus mismos sentimientos de compasión, y nos enciendas en la caridad para que de ese modo demos testimonio de ti con las obras.

Amén

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn