DIEGODiego Armand Ugón, era médico veterinario en nuestra ciudad, apreciado por sus amigos y vecinos que provenía del medio rural.

Había realizado sus estudios de médico veterinario y no estuvo limpiando ningún galpón, estuvo de vacaciones en Rocha en una casa de su propia familia, y de ahí fue a Cerro Verde en donde sí pasó por una especie de edificación abandonada, y se presume que ahí estuvo unas horas.

Luego de Rocha se fue a Colonia en donde trabajaba retornando a Fray Bentos el día viernes.

El domingo realizó consulta médica por fiebre y dolores musculares, se ignora si proviniendo de una zona rural, se activó el protocolo para Hantavirus, ya que estos dos síntomas en una persona joven, podría hacer activar un protocolo para actuación médica.

Se le dijo que era un estado viral y se lo mandó a su casa con novemina o similar.

Como el martes en la noche no le bajaba la temperatura, y ya tenía vómitos, lo ingresaron internado y comenzó con los problemas respiratorios.

El miércoles en la noche las placas indicaban neumonía bi lateral, fue internado en CTI y el informe médico a la familia daba alivio, ya que se informó que había comenzado a saturar bien.

El miércoles en la noche se enviaron los análisis para Hantavirus, los cuales habrían llegado positivo al mediodía de hoy, información NO OFICIAL Y SIN CONFIRMAR POR LAS AUTORIDADES DE LA SALUD DE NUESTRA CIUDAD.

Nuestro medio de prensa consultó con el Dr Centomo de Salud Pública quien dijo que aún no tenía el resultado final.

Luego de esa comunicación nos ha sido imposible poder comunicarnos con el profesional. 

El jueves de madrugada su situación empeoró, siendo entubado por apnea y agotamiento.

El miércoles en la noche cuando se enviaron sus análisis fue cuando se comenzó a sospechar del hantavirus.

Diego falleció en las últimas horas, provocando su fallecimiento un duelo colectivo en nuestra ciudad por ser un joven perteneciente a una querida familia.

Ya nadie podrá devolverle la vida.

Y quedarán las interrogantes para responder.

 

No debemos olvidarnos de Diego, paz en su tumba y resignación cristiana a su familia, sabemos que el duelo será eterno, pero muchas personas queremos saber què sucedió y seguiremos preguntando.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn