imagen(103)
Gastón Silvermán Presidente de la CARU delegación uruguaya: “lo que se está diseminando por la prensa argentina es alarmista, para confundir, amedrentar,  para ejercer presiones indebidas”.
 
“Si leen la prensa argentina, actitudes ambientalistas se dan cuenta que hay una posición de hacer desaparecer la planta todo viene bien para hacer ataques furibundos”.
 
“El muerto se asusta del degollado”, dijo Director de Medio Ambiente Municipal Geólogo Danilo Antón.
 
La mayor contaminación con Endosulfán proviene de Argentina en donde no está prohibido. En Uruguay puede haber efectos residuales, está prohibida su venta pero hay stock en usuarios rurales.
 
Gastón Silvermán Presidente de la Delegación uruguaya en CARU explicó en Radio FM de nuestra ciudad que “El Endosulfán no se usa en proceso de la planta de celulosa. El pequeño indicio es de pileta de pluviales que recoge agua lluvia y lavados que corren por la calle”. La comercialización, uso y venta está prohibida, no así en Argentina en donde es usado principalmente en la soja transgénica.
 
“Está prohibido el Endosulfán pero cada tanto aparece en algún punto del país. En el proceso de celulosa no se usa y el pequeño indicio de los análisis no fue de los efluentes,  apareció en la pileta de pluviales, las que recogen el agua de lluvia del lavado las que corren por las calles y van a bocas de tormenta, esa partícula no viene ni de la planta ni de la producción de celulosa”.
 
“CARU ni DINAMA están insensibles se actúa, se comunica a DINAMA se hacen estudios, análisis, lo que se está diseminando por la prensa argentina es alarmista, para confundir, amedrentar,  para ejercer presiones indebidas. Nuestro país no permite el uso de elementos prohibidos”.
 
“Es grave aparezca donde aparezca en cualquier lugar porque es un producto prohibido y la DINAMA están tomando las medidas correspondientes”.
 
"No se utiliza en la planta no aparece en los efluentes sí en una pileta de pluviales puede venir en árboles cortados en contacto con pesticidas”, aguas de lluvia “puede llegar en forma indirecta”
 
Sobre las declaraciones del delegado argentino dijo que las declaraciones púbicas tienen que ser aprobados por Comisión, el Comité Científico informar a la Comisión y la Comisión hacerlo público,  cosa que no se ha logrado hasta ahora.
 
“Si leen la prensa argentina, actitudes ambientalistas se dan cuenta que hay una posición de hacer desaparecer la planta todo viene bien para hacer ataques furibundos”.
 
Jorge Rucks Director de la DINAMA informó a Radio FM Visión,  sobre el efecto residual del Endosulfán que no se usa en el proceso de la planta “puede ser de procesos anteriores a nivel de la actividad productiva agropecuaria, no se degrada, está prohibido desde hace más de un año en Uruguay, lo seguro es que en la planta de celulosa no se usa”.
 
“Los títulos van por cuenta de quien hace las observaciones en el proceso de la materia prima de la madera se puede dar y por el arrastre de las aguas también”.
DINAMA controla los procesos de producción y el Endosulfàn no está en esos procesos CARU no comunicó a la DINAMA que se había encontrado en las piletas pluviales endosulfán.
 
El Endosulfán fue prohibido en nuestro país el pasado año y ya hay 60 países en el mundo que lo han prohibido, nuestro país tiene convenios internacionales firmados por lo que el uso del Endosulfán no está permitido. 
 
El Endosulfán es tóxico, persiste y se bio acumula.
 
En el Departamento de Río Negro se ha encontrado endusulfán en mortandad de abejas principalmente en localidades próximas a nuestra ciudad como Nuevo Berlín y en los Esteros de Farrapos, lo que movilizó a productores apícolas y a autoridades de la Junta Departamental de Río Negro quienes convocaron a autoridades del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, que reconoció que hay pocos inspectores para recorrer el país y que las respuestas que tienen para los controles no son inmediatas.
 
También ha habido varios problemas de poblaciones rurales fumigadas por la deriva de aviones, por lo cual también a nivel de la Junta Departamental de Río Negro está planteado el tema en la Comisión de Medio Ambiente.
 
Y como recordará la población hay denuncias de maestras rurales afectadas por agro tóxicos.
 
Un estudio presentado por la ONG Vida Silvestre en el Liceo Horacio Saravay de Nuevo Berlín ya despertó el alerta de las autoridades departamentales por la presencia de Endosulfán que se dio también en áreas protegidas como los Esteros de Farrapos estos estudios fueron realizados en los años 2009-2010 y comunicado a las autoridades.
 
Transcribimos parte del  resultado del proyecto de Vida Silvestre que ya encontró Endosulfán en mortandad de peces.
 
 
Presentación de resultados del proyecto
Vida Silvestre Lic. Mariana Ríos, Lic. Natalia Zaldúa, Apic, Rúben Maidana, Pescador Carlos
Miguele, Prof. Mariana Romero y alumnas de 6º de liceo.
Introducción
El área “Esteros de Farrapos e Islas” ingresó al Sistema de Áreas protegidas en el 2008 por el valor que tiene su ecosistema compuesto por blanqueales, bosques ripales, humedales e islas fluviales. La zona también es rica por su fauna e importante para peces y aves. Sin embargo, es una zona muy presionada por los usos productivos intensos: está rodeada de cultivos de soja y
plantaciones forestales.
El proyecto en el área de Esteros de Farrapos surgió durante el 2007-2008 como un estudio de la presión esos usos productivos sobre la biodiversidad de la zona.
Allí se detectó la percepción local de que el uso de plaguicidas generaba mortandad de peces y abejas.
El proyecto constó de tres partes:
- estudiar el estado de los plaguicidas y su concentración en suelos, peces y abejas
- instrumentar un monitoreo participativo integrando al liceo y a pescadores y apicultores de la zona
- sistematizar y divulgar información sobre ambientillos resultados del proyecto y sobre la normativa vigente sobre el uso de plaguicidas en nuestro país y los mecanismos para realizar denuncias
Resumen de los principales resultados
Los estudios fueron realizados en 8 apiarios entre noviembre del 2009 y marzo del 2010. Permitieron generar una línea base sobre la mortandad de abejas. Resultados muestran que efectivamente dicha mortandad existe y que coincide con la zafra de los cultivos de soja.
El estudio en peces también detectó restos de Endosulfan (un plaguicida utilizado en los cultivos de soja que es neurotóxico y disruptor endocrino) en cera de abejas y en miel, y de Coumaphos, un plaguicida prohibido en Europa y cuya detección en miel podría ocasionar el rechazo de las partidas exportables en la Unión Europea.
Las muestras tomadas en peces mostraron restos de Endosulfan en peces de consumo y de uso comercial: bagre, tararira, sábalo y boga.
Se tomaron muestras también en suelos, y se detectó una fuerte persistencia de Endosulfán en suelos de cultivo agrícola y la presencia de Glifosato en suelos de uso forestal, así como de herbicidas (Glifosato) e insecticidas (Clorpirifos) en suelos naturales pertenecientes al área protegida. Se detectó una falta de sistematización de los mecanismos legales de denuncia.
Para esto se compiló la información en un libro redactado por Vida Silvestre y se organizó un taller de divulgación con abogados de la zona.
 
Trascendió que se necesita una medición  cien veces más del Endosulfán encontrado en la pileta de pluviales de UPM para matar una hormiga.
Consultado por Radio FM Visión de nuestra ciudad el Director de Medio Ambiente de la Intendencia de Río Negro Biólogo Danilo Antón dice que si bien el endosulfán fue prohibido en el 2011 puede ser usado aún por usuarios en nuestro país.
“En Argentina según el proyecto del SENASA se prohibiría a partir de junio de 2013, se puede comercializar, etc. No sé si esa prohibición se va a hacer efectiva o no pero en el Uruguay no es legal usarlo y no es fácil para el MGAP controlar todo el país puede haber gente usándolo y el Ministerio no se entera”
“El eucaliptus que proviene  para la planta viene de plantaciones en varios departamentos y seguro hay chacras al lado de las plantaciones que tienen uso de endosulfán pero no tiene nada que ver con ningún uso que pueda hacer UPM o Forestal Oriental o cualquier forestal porque no se usa en las forestales, es una contaminación normal porque todavía hay endosulfán en propiedad de los usuarios”
“Las denuncias vienen desde la Argentina en donde se usa y es legal, lo que es paradójico” ironizó Antón.
En nuestro país quien controla las prácticas agrícolas y ganaderas es el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca “si fue a dar a una pileta una cantidad ínfima producto de una contaminación de una plantación alejada ya está, y puede venir más contaminación, pero es ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, del otro lado aparece de todos lados y tienen más endosulfán que lo que hay en el Uruguay que es poquito lo que viene y es tan absurda la acusación, del lado de Uruguay hay alguien que lo está usando y es el Ministerio de Ganadería el que tiene que controlar quien lo usa porque está prohibido, los inspectores no son suficientes para toda la producción agropecuaria”
“Eso fue sacado de una pileta,  las cantidades son ínfimas lo que viene del río de enfrente en el rio Gualeguaychú en sus orillas se planta soja y es mucho más si viene algo es miles de veces más en donde en el Uruguay está prohibido es curioso que se acuse a un país que está prohibido y hay muy poco;  de parte de un país en donde el endosulfán no está prohibido”
“La preocupación no es que entre a la planta, sino que si se usa, pueden contaminarse las plantaciones en todo el país, el tema es que se está usando en chacras cada vez menos porque no se puede importar, pero puede haber almacenadas existencias de endosulfán en alguna parte, pero eso está prohibido, es posible que pase porque el uso de ese insecticida pudo ser comprado y seguir usando, pero no tiene nada que ver con las plantaciones salvo que sea una chacra continua a las plantaciones”
También Danilo Antón recordó que la mayor parte de los plantadores de soja en el Uruguay son argentinos por lo cual el endosulfán puede venir “contrabandeado desde la Argentina” en donde no está prohibida la venta.
“Una parte del endosulfán como se usó durante tanto tiempo es persistente, sea cual sea el origen persistencia o uso actual existe el riesgo porque las plantaciones de eucaliptus están mezcladas con chacras y por acción del agua, del viento, de los insectos, de los animales puede producirse una contaminación en la madera pero nada tiene que ver con la producción de celulosa, no es controlar las piletas lo que se tiene que hacer, sino controlar el uso del endosulfán y un estudio de la persistencia del endosulfán en el medio ambiente y el Ministerio de Ganadería hacer un estudio del uso de un insecticida prohibido”.
“La cantidad de endosulfán en la pileta de aguas residuales es insignificante” finalizó Antón.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn