05152013 shutterstock 69067201 jpg 300.jpgDERECHOHUMANOLIBERTADRELIGIOSAInformación proporcionada por la Embajada de EEUU en Uruguay.

 


Jane Morse

 

        El secretario de Estado, John Kerry, en su audiencia de confirmación, declaró que la libertad religiosa es uno de "los valores esenciales que nos identifica a los estadounidenses. Defender la tolerancia, la diversidad y el pluralismo religiosos es esencial".

        La libertad religiosa no es simplemente un derecho estadounidense protegido por la Constitución de Estados Unidos, dijo el presidente Obama a principios de 2013, "es un derecho humano universal que debe protegerse aquí en nuestra nación y en todo el mundo. Esta libertad es una parte esencial de la dignidad humana, y sin ella el mundo no puede disfrutar de una paz duradera".        La Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce que todas las personas, en cada rincón del mundo, tienen el derecho de libertad de pensamiento, consciencia y religión. Esto incluye la libertad de cambiar su religión o sus creencias y, ya sea a solas o en comunidad con otros, de manera pública o privada, de manifestar su religión o sus creencias a través de la enseñanza, la práctica, la adoración y la observancia.

 

        La liberta de religión, según Denis McDonough, vice-asesor de seguridad nacional del presidente Obama, "es un ingrediente clave para lograr sociedades estables y exitosas, y un mundo justo. Sabemos que los países que verdaderamente protegen la libertad religiosa están más propensos a desarrollarse y prosperar. Es más probable que tengan democracias estables".        "Sabemos que la falta de libertad religiosa, o la discriminación en contra de personas debido a su credo, puede ser una receta para la inestabilidad", expresó McDonough en un discurso que pronunció en septiembre de 2012, sobre la política de Estados Unidos y la libertad religiosa internacional.

        "Cuando a las personas creyentes se les niega la oportunidad de adorar libremente, o de reunirse en fraternidad, los reclamos ascienden", manifestó McDonough. "Genera fisuras y desconfianza entre los credos y las sectas. Exacerba el sectarismo mientras que las personas retroceden hacia la seguridad percibida de sus compañeros creyentes. Envalentona a los extremistas. Puede aumentar la inestabilidad y la probabilidad de violencia y guerra. Hemos sido testigos de esto en la historia. Hemos sido testigos de esto durante conflictos actuales, desde Irlanda del Norte, hasta el Líbano y los Países Balcanos. "

        La controversia religiosa afecta el ámbito político en muchos países, y este es uno de los motivos por el cual la administración Obama fomenta la libertad religiosa como un componente integral de la política exterior de Estados Unidos, admitió la embajadora en misión especial de Libertad Religiosa Internacional, Suzan Johnson Cook.

        Se requiere de una supervisión constante para proteger la libertad religiosa, expresó Cook en comentarios realizados en abril en la Universidad Católica de Estados Unidos.

        "No creo que exista una religión que no sea atacada en algún rincón del planeta", indicó Cook, quien viaja por el mundo defendiendo la libertad religiosa. "He hablado con musulmanes que enfrentan la discriminación, con cristianos que no pueden seguir abiertamente su fe, con budistas que no pueden practicar sus creencias, con judíos que enfrentan el odio social. Ningún grupo está inmune a los ataques. Es por eso que defendemos el derecho de todos de creer, o no creer, según lo que les dicta su consciencia."        La publicación del Informe sobre Libertad Religiosa Internacional (International Religious Freedom Report) de 2012 efectuado por el Departamento de Estado, programada para el 20 de mayo, representa el compromiso constante de Estados Unidos de defender el derecho humano de libertad religiosa en todo el mundo.

        El informe, que evalúa cómo los gobiernos de unos 200 países protegen la libertad religiosa de sus ciudadanos, representa el esfuerzo anual realizado por las embajadas estadounidenses en todo el mundo de recopilar información de funcionarios de gobierno, líderes religiosos, organizaciones no gubernamentales, periodistas, encargados de derechos humanos, grupos religiosos, profesores y otras personas.

        El informe fue decretado obligatorio por el Congreso de Estados Unidos, según la Ley de Libertad Religiosa Internacional (International Religious Freedom Act) de 1998, y es utilizado por organismos del gobierno de Estados Unidos para crear políticas, llevar a cabo la diplomacia e informar a encargados de asistencia, capacitación y otras asignaciones de recursos. El secretario de Estado de Estados Unidos también utiliza el informe para ayudar a determinar qué países han formado parte o han tolerado "infracciones particularmente graves" de la libertad religiosa, también conocidos como "países de especial preocupación".        Obtener más información, en inglés, sobre libertad religiosa en la página web HumanRights.gov del Departamento de Estado y también consultar el Informe sobre Libertad Religiosa Internacional.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn