inmunidad covid

El COVID-19 ha cambiado hábitos y percepciones, pero parece que en algunos ha reducido la capacidad de raciocinio y de comprensión lectora. Me refiero específicamente a los posibles métodos de "desinfección masiva" que por ahí se están mencionando.

por Eliseo Sequeira, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., @DelPDA

Abogo por los métodos hasta ahora comprobados: uso de tapabocas, lavado frecuente de manos, uso de alcohol en gel, desinfección de ropa y calzado antes de entrar al domicilio y lugar de trabajo, bañarse al llegar al domicilio y lavar la ropa usada.

Pero, según se informa en distintos medios de prensa, en el mundo se están instalado en la entrada de empresas, mercados y centros comerciales, cabinas, cámaras, túneles o arcos de aspersión para la aplicación de desinfectantes sobre las personas. Pero éstos no están recomendados por ninguna Organización Internacional de la Salud (OMS y OPS), ni por expertos en toxicología, y tampoco cuenta con evidencia científica que lo respalde.

La exposición a productos químicos como compuestos de amonio, cloro, peróxido de hidróxido, alcoholes y glutaraldehído, así como otras sustancias entre las que se destaca el ozono, implican potenciales efectos irritantes para la piel y mucosas, reacciones cutáneas, lesiones oculares y daños de las vías respiratorias.

Pero lo peor está en que, como el ozono y los rayos UV (ultravioletas) son eficazmente usados en la desinfección de materiales y recintos hospitalarios, pues destruyen toda forma de vida, hay alguno que piensan en la posibilidad de aplicarlo en seres vivos, incluidos humanos.

Con el ozono, en dosis inadecuadas, no he encontrado que puedan producirse daños irreversibles.

Pero en el caso de los rayos UV, los efectos en la salud humana pueden resultar catastróficos. Basta con entrar a Wikipedia y leer que "entre los daños que los rayos ultravioleta pueden provocar a los seres humanos se incluyen efectos en la piel como irritación, arrugas, pérdida de elasticidad, manchas y cáncer. También posibles afecciones a nivel ocular y pueden desencadenar lupus eritematoso sistémico o poroqueratosis".

Peor aún, "la radiación UV es altamente mutagénica, es decir (para el que no le quede claro), que induce a mutaciones". Esas mutaciones son aleatorias, lo que quiere decir es que no a todos los individuos le va a provocara el mismo efecto. Además del cáncer, la mutación puede devenir en esterilidad, malformación embrionaria, desórdenes glandulares y cualquier otro inconveniente en el funcionamiento normal de un organismo vivo.

¿En serio hay quien pretenda irradiar masivamente humanos con radiación UV para "protegerlos" del COVID-19? Estaría muy lejos de ser una medida de protección y muy cerca de ser una de exterminio...

Portal de América

ELISEO SEQUEIRA

Uruguayo, Ingeniero Agrónomo, residente en Montevideo. Estudió dos años en la Universidad de San Pablo, Brasil, donde obtuvo el Maestrado en Meteorología Agrícola. Actualmente retirado de la actividad pública, fue Director de Meteorología Agrícola de la Dirección Nacional de Meteorología del Uruguay, unidad que realizaba estudios, servicios y diagnósticos de situación de los efectos del tiempo y el clima en la producción agropecuaria y forestal. Viajó numerosas veces dentro de Sudamérica y a Europa representando al Uruguay. Durante ocho años formó parte del Grupo Consultivo (formado por 10 a 12 miembros de todo el mundo) de la Comisión de Meteorología Agrícola de la Organización Meteorológica Mundial. Ha escrito y dado conferencias y cursos sobre temas de su especialidad, la cual se superpone con el tema medioambiental.

 

En el ámbito privado, formó parte de varias empresas vinculadas a la venta de bienes y servicios, manteniendo sus vinculaciones. Escribe sobre temas generales, y cuando surge la necesidad, ahonda sobre los temas de su especialidad y todas las vinculaciones que tienen, tanto geopolíticas como socioeconómicas.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn