01292014 camp-school-300información proporcionada por la Embajada de los EEUU en Uruguay.


Kathryn McConnell


Staff Writer

Washington — La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) se está proponiendo como objetivo principal acabar con la pobreza extrema, dijeron altos funcionarios de desarrollo.

En el discurso que pronunciara el 28 de enero en una reunión en el Centro para el Progreso de Estados Unidos, donde se habló de la pobreza extrema en zonas afectadas por conflictos, Alex Thier, administrador adjunto de USAID para asuntos de política, planificación y aprendizaje, dijo que para alcanzar este objetivo, USAID tratará de participar más con los “estados frágiles donde el conflicto, la corrupción y la crisis actual impiden la clase de crecimiento inclusivo que limita nuestra capacidad para hacer frente a las causas y consecuencias de la pobreza extrema”. Señaló que la comunidad mundial también ha adoptado este objetivo, que sigue formando parte de la agenda de desarrollo posterior a 2015. El Centro para el Progreso de Estados Unidos es una institución de investigación teórica de Washington.

 

“En la actualidad, 1.200 millones de personas viven en pobreza extrema. Aunque en los últimos años el mundo ha apreciado un progreso sin precedentes, como haber logrado [el primer objetivo de desarrollo del milenio (ODM)] cinco años antes, aún tenemos personas que viven en pobreza extrema”, aseveró Thier. Sostuvo que USAID ha concluido que la pobreza extrema “se concentra en Estados frágiles o fallidos”, es decir, países con efectividad gubernamental, estado de derecho y control de la corrupción deficientes.Los gobiernos débiles “a menudo son resultado de conflictos”, señaló Nancy Lindborg, administradora adjunta de USAID para asuntos de democracia, conflictos y ayuda humanitaria. El Banco Mundial calcula que para 2015, la mitad de las personas más pobres del mundo vivirán en estados frágiles y afectados por el conflicto.“Un país que ha sufrido violencia extrema entre 1981 y 2005 tiene en promedio un índice de pobreza extrema un 21 por ciento más alto que un país sin violencia”, dijo Thier.

El año 2015 es la fecha determinada para lograr los objetivos de desarrollo del milenio, entre los que están detener la propagación de enfermedades y proporcionar educación para todos. Los países miembros de las Naciones Unidas establecieron las ODM en el año 2000. El primero es reducir a la mitad la proporción de personas que viven en pobreza extrema y con hambre entre 1990 y 2015.

Lindborg dijo que USAID ha adoptado un enfoque sistemático para erradicar la pobreza extrema en estados frágiles y afectados por conflictos, lo cual incluye involucrar a asociados del sector público y privado y depende de que los países adopten los planes de USAID. Dijo que USAID ha observado que conmociones crónicas han causado que la agencia perdiera logros en el desarrollo.

Según agregó, el nuevo enfoque, que USAID comenzó a desarrollar en 2011, es “estratificado” y combina los objetivos de prestar ayuda humanitaria, generar resistencia a conmociones crónicas a causa de conflictos y el cambio climático mundial, promover nexos entre seguridad y justicia, e invertir en seguridad alimentaria.“Cuando no se tiene legitimidad en el aspecto de seguridad en la gobernabilidad, se está configurando un conflicto futuro. No se trata solo de elecciones, se trata de elecciones legítimas, por ejemplo”, afirmó.

“Hacer frente a la relación entre pobreza extrema y conflicto es cada vez más apremiante”, dijo John Norris del Centro para el Progreso de Estados Unidos

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn