20130402-ministroindustriaROBERTO-KREIMERMAN


 El ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, y el presidente del Banco de la República, Fernando Calloia, firmaron hoy un convenio para implementar el programa de subsidio de tasas del MIEM a todas las empresas clientas del BROU que cumplan con los requisitos exigidos. En el acto que se desarrolló hoy en la Sala de Situación de la casa central del Banco, participaron también el director nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas (Dinapyme), Pablo Villar; el director nacional del MIEM, Gustavo Fernández; y el secretario general del BROU, Roberto Borelli.

 

Tanto el ministerio como el banco tienen entre sus cometidos el apoyo y fomento del sector productivo del país, en particular, promover el desarrollo, la mayor inserción económica y la bancarización de las micro, pequeñas y medianas empresas. En ese sentido, Dinapyme y la Unidad Mypes del Brou trabajaron en conjunto para beneficiar a los empresarios del sector que reciben  la asistencia financiera del Banco República. El acuerdo tiene el cometido de aplicar el programa de subsidio de tasas de Dinapyme a los créditos otorgados por el BROU a las micro, pequeñas y  medianas empresas que necesiten el dinero para hacer innovaciones tecnológicas.  Las empresas que operen con el Banco,  además de obtener su crédito en las mejores condiciones del mercado, recibirán el subsidio que  les reintegra Dinapyme, lo que representa una reducción significativa de los costos financieros y facilita el acceso al crédito. En su discurso Kreimerman subrayó el enfoque tecnológico que ha tenido la gestión del ministerio hacia la mejora de la estructura productiva del país. En esta oportunidad,  el esfuerzo está dirigido a mejorar las oportunidades de las micro, pequeñas y medianas empresas que son generadoras del 60 % del trabajo nacional y el 90% de la empresarialidad del país. El ministro manifestó que este convenio acompaña otra serie de medidas que la Dinapyme ha estado trabajando en estos años y en los que se avanza muy fuertemente: los fondos para el patentamiento, la diversificación de mercados, la capacitación, los programas de desarrollo y descentralización. Añadió que este subsidio es “para que las empresas compren, contraten su tecnología a tasa real cero, o cercana a cero según el tamaño. Lo que se subsidia es la diferencia entre la inflación en pesos y las tasas de interés que se cobran. Para las empresas que van al mercado interno significa la seguridad de que sus inversiones van al mismo ritmo que el aumento de los precios y así, los riesgos disminuyen”. Por su parte, el presidente del Banco República, Fernando Calloia señaló que el BROU ha colaborado en forma sistemática con el desarrollo de la industria en el país y considera que este acuerdo es una etapa más de ese hacer conjunto, que se destina a clientes más pequeños, esos que “normalmente son menos atractivos para el sistema bancario, y quedan rezagados”. Calloia explicó que este subsidio fomenta el uso de la moneda nacional en los créditos ya que rebaja la tasa de interés a créditos en  pesos. La dolarización afecta en forma desigual a las empresas y en particular a las mipymes, muy vinculadas al mercado interno, y más vulnerables a los impactos cambiarios. Para finalizar, señaló que “en el mundo de hoy la generación de empleo se da básicamente en proporción inversa al tamaño de las empresas”.  Unidad de Comunicación Institucional Ministerio de Industria, Energía y Minería

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn