mdeo candombe

NOTA DE PRENSA

 

 

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) cedió en comodato el predio de 4.250 metros cuadrados donde se sitúa el histórico Gasómetro para la construcción de la sede de la institucionalidad universitaria de formación docente y el centro cultural Candombe Sur. Para ello, la cartera firmó convenios con la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y con los representantes de la escuela de candombe Integración y el taller de tambores Lobo Núñez.

Este jueves 8 de agosto, el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), firmó un comodato con la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), para la construcción de la sede universitaria de formación docente. En tanto, hoy viernes, firmó otra cesión para la instalación del centro cultural Candombe Sur. Ambos edificios funcionarán en el predio del viejo Gasómetro.

En la primera firma de convenios, suscripta junto a ANEP, el ministro interino Edgardo Ortuño manifestó la satisfacción de colaborar para la concreción de un proyecto “fundamental para el avance de las capacidades de nuestra gente” y del país todo. “La creación de esta institución de formación docente con carácter terciario es emblemática para quienes tenemos la camiseta de la educación puesta”, dijo el jerarca.

Tanto Ortuño como Wilson Netto, presidente del Codicen, coincidieron en que el predio cedido en comodato es un “lugar ideal” para la instalación de esta institución creada por la ley general de Educación.

El ministro interino destacó además que la manzana (ubicada entre las calles Carlos Gardel, Río Negro, Julio Herrera y Obes y la rambla República Argentina) es un “punto urbanístico fundamental” que se recuperará con el esfuerzo de los técnicos de la ANEP. “El predio tendrá la memoria del Gasómetro y la combinará con una apuesta al futuro”, definió el jerarca.

Por su parte, Netto destacó el trabajo interinstitucional de políticas públicas que representa este convenio y recordó que el MIEM y la ANEP desarrollan en conjunto la “formación de perfiles profesionales”. Agradeció, asimismo, los acuerdos que desembocaron la suscripción de este convenio, llevados adelante por Ortuño y la consejera de Formación en Educación, Laura Motta.

Netto remarcó además que la docencia es un elemento clave para la socialización del conocimiento.

En el mismo sentido, Ortuño sostuvo que la educación “es clave la capacitación de nuestros recursos humanos”.

En cuanto a la consejera Motta, dijo que la importancia de este proyecto es doble: muestra la importancia que se da a la formación docente como apuesta a la mejora de todo el sistema educativo y reconoce la necesidad de consolidar una institución terciaria que aúne, además de la enseñanza, la investigación y la extensión.

Durante la firma de este acuerdo, estuvieron presentes el director general de Secretaría del MIEM, Gustavo Fernández Di Maggio, los delegados de estudiantes y docentes, así como los arquitectos responsables del diseño de las obras. Explicaron que esta constará de dos etapas. La primera de ellas será la construcción de un edificio de 2.000 metros cuadrados junto al Gasómetro, con frente a la calle Carlos Gardel y entrada lateral sobre Río Negro. En la segunda etapa, se recuperará el Gasómetro (donde se construirán las aulas), con el objetivo de “conservar su identidad” y jerarquizar el sitio para toda la ciudad, según sostuvo Motta.

El edificio respetará las normas de accesibilidad y buscará tener una imagen “contemporánea” y reflejar, al mismo tiempo, la jerarquía que el Estado da a la formación docente, explicaron los arquitectos.

La obra se realizará en dos etapas: una que ya está financiada e incorporada al presupuesto y que permitirá construir las oficinas del centro educativo, y una segunda etapa de construcción donde está el Gasómetro, que se prevé para un futuro, de acuerdo a las previsiones presupuestales que realicen las autoridades de la enseñanza. Se espera culminar la primera etapa dentro del actual período de gobierno.

Centro cultural

 

El otro edificio que se establecerá en parte del predio del Gasómetro será el centro cultural Candombe Sur, donde funcionará la escuela de candombe Integración –a instancias de la asociación civil de igual nombre-, que albergará además un taller de confección de tambores y clases de formación del oficio, liderado por Fernando Lobo Núñez, y un espacio de funcionamiento de actividades de cultura afrouruguaya.

En la segunda firma de convenios, suscripta hoy junto Ruben Rada, Florencia Gularte, Héctor Manuel Sánchez y Fernando Lobo Núñez, el ministro interino destacó que el centro cultural estará ubicado “a unos pasos del Conventillo Medio Mundo, con lo que estamos contribuyendo no solo a una reparación sino también a la difusión y la promoción con la jerarquía y el lugar que se merece en el espacio urbano nuestra cultura”.

Ortuño hizo hincapié en que el Ministerio de Industria, Energía y Minería, en este último período, está desarrollando decididamente las industrias creativas culturales -y lo que genera alrededor de ello- y las artesanías.

La decisión de entregar el citado edificio es “un reconocimiento a dos familias emblemáticas, la familia Lobo Núñez y Gularte”, señaló el jerarca, y aclaró que “corresponderá a las instituciones culturales las obras de remodelación, refacción porque es un espacio que ya tiene una construcción”. Asimismo, expresó el deseo de que en el verano 2013-2014 se puedan abrir las puertas del centro cultural.

Por su parte el cantante y compositor Ruben Rada contó que hacía unos cinco años que junto a Lobo Núñez buscaban un lugar para desarrollar el taller de tambores y destacó que el ministro interino fue quien les ofreció la unión con la familia Gularte, en un solo proyecto. “Estoy para colaborar y ayudarlos. Si la cosa crece mi idea es invitar a los mejores músicos del Uruguay que hagan música ahí. Conseguir libros en bibliotecas, con el Gobierno, para que los niños y jóvenes de tarde puedan leer. Si podemos sacar en cinco años a 20 chicos de la calle le estamos ganando al país y si pueden defenderse aprendiendo música me pone muy feliz”, auguró.

En tanto, Florencia gularte afirmó que “por parte de la escuela es un compromiso que asumimos hoy a formar grandes y buenos músicos”, mientras que Lobo Núñez agradeció a las autoridades y destacó que “el Estado se ha comprometido y nos ha permitido tener este desafío que es una obra importante y necesaria”.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn