20130317-PADREGONZALOLICEOJUBILAR1
Francisco I destacó el trabajo del Liceo Jubilar. El papa Francisco celebró hoy una misa en una pequeña iglesia del Vaticano antes de su primer Angelus en la Plaza de San Pedro y allí destacó el trabajo del liceo Jubilar de Montevideo.
 
"También nosotros somos como ese pueblo que de una parte nos gustar escuchar a Jesús, pero a otra parte nos gustar criticar a los otros, condenar a los otros. El mensaje de Jesús es la misericordia", dijo el Papa en su homilía, apuntando que Dios "nunca se cansa de perdonar, somos nosotros que nos cansamos de pedirle perdón". 
La pequeña parroquia de Santa Ana, dentro de los muros del Vaticano, se llenó de fieles en esta misa previa a la segunda aparición pública del Papa desde su proclamación el pasado miércoles como primer pontífice latinoamericano de la historia.
 
A su llegada a la pequeña iglesia del Vaticano y a la salida Francisco saludó a las personas que asistieron a la misa. Estrechó manos, besó y acarició a los fieles. Para todos tuvo unas palabras de aliento y les pidió que recen por él. Todo en un ambiente de extrema cordialidad.
 
Concluida la ceremonia, Francisco presentó a los fieles al sacerdote uruguayo, Gonzalo Aemilius, exdirector del Liceo Jubilar Juan Pablo II, que trabaja en la recuperación de niños de la calle y su integración en la sociedad y en el mundo del trabajo.
 
Aemilius, que participó de la creación de la institución hace diez años, fue removido de la dirección del Jubilar por el arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno en noviembre pasado y trasladado como administrador parroquial de la Parroquia San Lorenzo (Puntas del Manga). 
 
Según informó el semanario Búsqueda el jueves pasado, el papa Francisco donó dinero al Liceo Jubilar cuando era cardenal. 
 
Con información de LA NACIÓN | GDA / El País Digital

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn