Planta Industrial junio 2014 5 copia

 

La construcción del complejo demandó una inversión de más de US$ 2.000 millones, siendo la inversión privada más importante de la historia del país.

Montes del Plata inició su producción industrial

 

La planta industrial de Montes del Plata inició su producción de pulpa de celulosa, haciendo realidad el proyecto que demandó una inversión de más de US$ 2.000 millones, siendo la inversión privada más importante en la historia del país. El complejo industrial está ubicado en Punta Pereira, departamento de Colonia, y comprende una planta de producción de celulosa de última generación, una terminal portuaria y una planta de energía en base a biomasa.

La planta de celulosa de Montes del Plata está diseñada para producir 1.300.000 toneladas de celulosa al año a partir de fibra de Eucalyptus, la cual provendrá en su mayoría de plantaciones forestales de la empresa distribuidas en once departamentos del país. Para su producción aplicará las mejores técnicas disponibles en el mundo para el sector de la celulosa, siguiendo los estándares de la Unión Europea (IPPC BAT).

Esta planta es el eslabón final de una cadena de valor que involucra más de 5.000 puestos de trabajo equivalentes full time (entre directos, indirectos e inducidos) a lo largo de 11 departamentos del país. En su conjunto, estos empleos llevan asociada una masa salarial líquida de 100 millones de dólares al año.

En régimen, este complejo industrial sumará US$ 844 millones al PBI de Uruguay.

Además, la planta generadora de energía aportará a la red nacional hasta 80 MW, transformando biomasa de manera renovable y sustentable.

Montes del Plata es un joint venture de Stora Enso (sueco-finlandesa) y Arauco (chilena), dos de los principales actores del sector forestal – industrial, y se cimenta en los valores y el respaldo de ambas compañías madre.

Impactos adicionales

La inversión de Montes del Plata incluyó la construcción en Uruguay de tres barcazas de 5.000 toneladas de capacidad de carga cada una para el transporte de rolos de madera, obras que significaron un respaldo muy significativo para el desarrollo del clúster naval nacional.

En materia de transporte, Montes del Plata suma una moderna terminal portuaria al país, destinada tanto para el tránsito fluvial  como marítimo ya que está conectada con el canal Martín García, lo que permite embarcar su producción de celulosa directamente hacia los mercados finales.

También se construyeron 12 km de ruta nacional,  continuando la Ruta N° 55 desde el empalme con la Ruta N° 21 hasta la propia planta de Punta Pereira, así como un intercambiador a desnivel. Esta obra se hizo para evitar el paso de tránsito pesado por las localidades pobladas aledañas a la planta, mejorando la seguridad y garantizando la integridad patrimonial de un pueblo con altos valores históricos.

La energía excedentaria que se vierte en la red nacional, por último, es transmitida por una línea de alta tensión que une Punta Pereira con Colonia, obra que también se suma a la infraestructura general del país.

20130312-peña Small

Será en la semana del 22 al 27 de setiembre, aunque con  diferencias según los distintos subsistemas de la ANEP

El CODICEN definió el período  de vacaciones de primavera

32172 452416644817525 732750470 n

Comunicado de Prensa
fotos Héctor Buscio Cordero

CONVOCATORIA A JÓVENES VOCACIONALES PARA EL OTORGAMIENTO DE BECAS PARA EL AÑO 2015

La Fundación Chamangá ofrece a jóvenes vocacionales, de 18 a 30 años, la posibilidad de realizar estudios relacionados con su vocación en áreas técnicas, docentes, científicas y profesionales que aporten al desarrollo social, cultural y económico del país. Mediante su programa de becas, brinda apoyo económico y seguimiento educativo y social a 30 becarios cada año.

Las becas se otorgan por un año (excepcionalmente renovables una vez), a quienes demuestren una firme vocación y dificultades económicas y/o familiares para seguir con sus estudios. La Fundación Chamangá ha otorgado, desde el año 2002, 326 becas a jóvenes de todos los departamentos del país.

Requisitos para postularse a la beca de la Fundación Chamangá:

  1. Tener entre 18 y 30 años de edad al momento de realizar la solicitud.
  2. Aportar pruebas de su vocación.
  3. Demostrar dificultades económicas y/o familiares para continuar con los estudios.
  4. Ser ciudadano uruguayo/a residente en el país.

Las inscripciones se extenderán del 1 de junio al 31 de agosto de 2014 inclusive.

3984

 

Firma de convenio con UTU

Ec. Jimena Pardo, Directora de República AFAP; Cr. Luis Costa, Presidente de República AFAP; Ing. Agr. Eduardo Davyt Negrin, Director General del Consejo de Educación Técnico Profesional; Ing. Quím. Isabel Vives, Coordinadora General del Programa (foto)

El Consejo de Educación Técnico Profesional - Universidad del Trabajo del Uruguay (CETP-UTU) y República AFAP, firmaron el pasado lunes 9 de junio un convenio de cooperación con un doble propósito: colaborar en la formación de educadores y capacitar a los estudiantes sobre temas relacionados al trabajo formal y sus beneficios.

El objetivo del acuerdo es fortalecer el trabajo conjunto en la formación de diferentes actores de la Educación Técnico Profesional, brindar apoyo al programa Jóvenes emprendedores y desarrollar pasantías formativas laborales remuneradas. República AFAP brindará apoyo económico a la UTU para que implemente estos planes y contratará a estudiantes para la realización de pasantías formativas laborales remuneradas.

Por su parte la UTU, facilitará la realización de los talleres de capacitación, que serán dictados por técnicos de República AFAP. En estos talleres, que se realizarán en todo el territorio nacional, se dará difusión a los temas relacionados al trabajo formal y a la previsión social.

Tanto República AFAP como la UTU asumen, mediante este convenio, el compromiso de formar a los diferentes actores de la enseñanza, tanto docentes como alumnos. Es de esperar que los jóvenes, con mayor conocimiento de sus derechos y de los beneficios que les brinda el trabajo formal, estén mejor capacitados para acceder a empleos de calidad y tomar mejores decisiones para su futuro.

20130402-ministroindustriaROBERTO-KREIMERMAN

 

NOTA DE PRENSA

 

 

 

El ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, y el presidente de la Unión de Exportadores del Uruguay, Álvaro Queijo, expusieron  en el ciclo de conferencias “Agenda para potenciar al Uruguay competitivo”, organizado por la Liga de Defensa Comercial (Lideco), donde analizaron diversos elementos que hacen a la potenciación del Uruguay competitivo.

 

El ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, y el presidente de la Unión de Exportadores del Uruguay, Álvaro Queijo, expusieron  en el ciclo de conferencias “Agenda para potenciar al Uruguay competitivo”, organizado por la Liga de Defensa Comercial (Lideco). El encuentro se desarrolló este martes en la sede de la Unión Postal de las Américas, España y Portugal.

En su presentación, el ministro repasó las herramientas que la actual administración utiliza para promover la competitividad, uno de cuyos pilares es el factor productivo.  El jerarca afirmó que la “potenciación del Uruguay”, con una mirada a mediano plazo, es un objetivo permanente para el Gobierno, ya que implica transformar el crecimiento económico –que en el país ya alcanza una década- en verdadero desarrollo, un proceso de “verdaderas transformaciones estructurales” que solo alcanza al 10% de los países que viven épocas de bonanza económica.

El ministro explicó que para lograr ese desarrollo y “potenciar el Uruguay”, se requiere apuntar a la estabilidad macroeconómica, el capital humano y social y la fortaleza del sistema productivo. Todos estos factores son imprescindibles y conforma un sistema, explicó Kreimerman.

Entre las herramientas desarrolladas para fortalecer el sistema productivo, citó las políticas específicas para las cadenas productivas (entre ellas, la creación de 19 Consejos Sectoriales Tripartitos); la inversión e innovación productiva con beneficios fiscales (ámbito en el que se incluye el Fondo Industrial); la inversión en infraestructura logística; la apertura y diversificación de mercados (sin descuidar la importancia del mercado interno); la integración regional e inserción internacional (se trabaja especialmente en acuerdos con Brasil); la conexión y el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC); y la disminución de costos energéticos.

Respecto a este último punto, Kreimerman recordó que los costos han disminuido en los últimos años, y auguró que disminuirán aún más, particularmente debido a la menor variabilidad energética que se consolidará con la apuesta a la diversificación de la matriz, de la mano de los emprendimientos eólicos y la planta regasificadora, entre otros puntos. Asimismo, el ministro también señaló que la industria se transformó en el primer consumidor de energía del país entre 2006, año en que pasó a superar al transporte y las residencias.

El secretario de Estado también subrayó los trabajos realizados en el área de las inversiones (incluyen el nuevo régimen de inversiones, la promoción de cinco sectores específicos, la apuesta a los parques industriales y el Fondo Industrial) y en el respaldo al sector de las micro, pequeñas y medianas empresas, entre ellos el Programa de Desarrollo Local, el apoyo al patentamiento, los subsidios para la reducción de tasas de interés para la renovación tecnológica y la profundización de los programas de desarrollo de proveedores.

A esto se suma la creación del Centro Agro Industrial Mecanizado de Excelencia y el Centro de Extensionismo Industrial.

Más capacidades

Kreimerman repasó algunos números del sector productivo en los últimos años, desde las tasas de crecimiento del Producto Bruto Interno hasta la cifra de exportaciones, que el año pasado se situó en los 10.000 millones de dólares para los bienes y en alrededor de 3.000 millones para los servicios. Agregó que esto ocurre en un contexto de diversificación de destinos y productos –clave para sortear futuras crisis-, que también fue señalado por el presidente de la UEU como algo positivo. Asimismo, el 70% de las exportaciones son de origen industrial (la mitad de ellas, basadas en las materias primas del agro).