Diputado Dr. Omar Lafluf aún sin respuestas del gobierno departamental para ir a buscar inversores.

lafluf 23

El Diputado nacionalista Dr. Omar Lafluf propuso al nuevo gobierno departamental cuando asumió salir a buscar capitales a Rosario Argentina, no ha tenido respuestas.

Gracias a la visión del ex Intendente Dr. Omar Lafluf el transporte de barcazas para alimentos Fray Bentos va a ser importante, cuando trajo la inversión, la trabajó, la guió en la instalación ayudó a concretar los préstamos que hicieran posible esta gran obra, tuvo la visión del trabajo a futuro, no solo en la construcción de la planta, no solo en los operarios que van a estar ahí, no solo en la visión estratégica del lugar como polo de desarrollo industrial, sino que tuvo la visión del trabajo que se podía generar incluido el transporte de carga.

 No solo fue a buscar la inversión, sino que buscó el terreno para su ubicación acompañó para la financiación a los inversores que fue a buscar, y vio el desarrollo a futuro.

Mbopicuá como polo de desarrollo industrial fue la propuesta.

Cuando asumió este gobierno del FRENTE AMPLIO con el Ingeniero Oscar Tersaghi a la cabeza propuso salir a buscar inversores a Rosario Argentina que es lo que está haciendo Nueva Palmira y desde el gobierno departamental aún no le han contestado su propuesta. Creo que el Diputado Dip Omar Lafluf tendría que ir a Rosario junto con las fuerzas vivas y trabajadores y no esperar nada del gobierno departamental que el Pueblo estaría atrás apoyando su gestión para traer fuentes de trabajo para la zona como lo hizo con Alimentos Fray Bentos más en este momento en donde cada día cierra un comercio y queda más gente sin trabajo.

Leer más: Diputado Dr. Omar Lafluf aún sin respuestas del gobierno departamental para ir a buscar inversores.

Laicidad, garantía de libertad.

 

Jose Garchitorena

Publicado en EL TELESCOPIO.

porJosé Garchitorena

Decía Anatole France, escritor francés que recibió el Premio Nobel de Literatura en 1921, que “todas las ideas sobre las cuales reposa la sociedad, han sido subversivas antes de ser tutelares.”

No siempre se reconoció que el ser humano, por su condición de tal, tiene un conjunto derechos que le son inherentes e inalienables, que la democracia es la única forma de gobierno compatible con la libertad de las personas, que la paz y la convivencia a partir de la tolerancia y la justicia social son objetivos a alcanzar. Llevó siglos, con avances y retrocesos, hacer de ellas las ideas tutelares de nuestro tiempo.

Por eso es bueno y necesario, recordar el derrotero, los mojones y los personajes que llevaron a consagrar esas ideas y valores, en su tiempo subversivos. Fundamentalmente para entender la necesidad de defenderlos y preservarlos ante los intentos, a veces velados, de desandar el camino recorrido.

Entre las ideas basales de nuestro modo de vida actual, está la de libertad de conciencia y su correlato, la laicidad, que tuvieron que abrirse paso dificultosa y paulatinamente hasta su consagración definitiva a partir de la Constitución de 1918.

En ese largo proceso, se destaca la fecha del 6 de abril de 1909, cuando el gobierno del presidente Claudio Williman promulgó la ley 3.441 que en lo medular estableció que “…queda suprimida toda enseñanza y práctica religiosa en las escuelas del Estado”.

El proyecto había sido presentado en 1908 por el diputado colorado por Tacuarembó Genaro Gilbert y fue aprobado por la Cámara de Representantes en julio de ese mismo año y por el Senado, presidido por Feliciano Viera -que sería presidente de la República entre 1915 y 1919-, el 31 de marzo de 1909.

La ley vino a concretar las ideas que José Pedro Varela había expresado en su obra “La educación del pueblo” y que la ley de educación común de 1877 no había recogido en su totalidad.

Decía Varela en su obra: “Dos razones, igualmente poderosas, aconsejan la supresión en la escuela de la enseñanza dogmática. En primer lugar, el Estado es una institución política y no una institución religiosa. Apoyándose en los principios generales de la moral, tiene por función garantizar las personas y las propiedades, asegurando el reino de la justicia, y no debe favorecer una comunidad religiosa determinada, con prejuicio de las otras que pueden ser profesadas por algunos miembros de la comunidad. La escuela, establecida por el Estado laico, debe ser laica como él.”

Sin embargo, buscando apaciguar a quienes reclamaban el mantenimiento de la enseñanza de la religión católica en las escuelas, la ley de reforma escolar estableció que “es facultativo de la Comisión de Distrito establecer en la escuela o escuelas del Distrito la enseñanza de la Religión Católica Apostólica Romana o del Catecismo Católico, con arreglo a las disposiciones siguientes…”. Entre tales condiciones se establecía “que la enseñanza religiosa no minore ni haga descuidar las de las materias” establecidas en la ley, que “sólo pueda darse fuera de las horas de clase, antes de empezar o después de concluir la escuela, en el caso de que cualquiera de los padres de los niños…solicite por escrito….que la enseñanza de la Religión Católica o del Catecismo sea excluido de la escuela” y que “no podrá obligarse a ningún niño a que asista a la enseñanza de la religión católica o del catecismo contra la voluntad o sin el consentimiento de sus padres, tutores o guardianes.”

El carácter transaccional de la solución legal es evidente.

Por eso, procurando concretar cabalmente el ideal laicista de Varela, se aprobó la ley de 1909, que vino a sumarse a la larga lista de medidas impulsadas en ese sentido por el prestigioso pedagogo, injustamente olvidado, Abel J. Pérez, Inspector Nacional de Educación entre 1900 y 1916.

En efecto, la Comisión de Instrucción Pública de Diputados, informando el proyecto del diputado Gilbert, decía: “El proyecto….constituye una simpática y amplísima satisfacción a la libertad de conciencia….La actual enseñanza religiosa en la escuela pública contraría precisamente lo preceptuado por el artículo 141 (de la Constitución de 1830). Es en efecto inconciliable la libertad de pensamiento, la libertad de propaganda de las ideas con la enseñanza de una religión determinada, excluyente de toda dimensión en sus dogmas como lo es la católica.”

Y continuaba diciendo que la “Comisión entiende que la enseñanza de la religión debe reservarse a la familia del alumno, la cual sabrá la mejor forma de que el niño deba adquirirla, así como la extensión en que deba aprenderla.”

Conceptos todos de una actualidad que no debe sorprender si consideramos que ellos hacen a la esencia de la libertad en toda su extensión imaginable al decir de Artigas.

Libertad de conciencia, libertad de expresión, libertad de culto; todas estas manifestaciones de la libertad se garantizan en su ejercicio con la concepción de la laicidad que emana del texto parlamentario glosado y que es la única aceptable si no se la quiere desvirtuar con la consiguiente vulneración a la libertad.

La ley de 1909 se sancionó luego de un intenso debate con quienes se oponían a la supresión de la enseñanza de la religión católica en las aulas. El debate giró en torno al alcance del artículo 5º de la Constitución por entonces vigente (que establecía que la religión del Estado era la Católica Apostólica Romana), a las ideas pedagógicas de Jean Marie Guyau, filósofo francés de enorme influencia en la época. Se llegó a plantear la posibilidad de que el Estado sostuviera escuelas para cada una de las diferentes confesiones religiosas, propuesta ampliamente rechazada por entenderla incompatible con la construcción de una República de ciudadanos, iguales en derechos y obligaciones y de una sociedad tolerante e integrada.

Un debate que 108 años después algunos sectores de la opinión parecen querer reeditar y que otros toman y presentan como algo novedoso y acorde a los tiempos que vivimos, cuando en realidad no hay nada de nuevo ni de moderno.

Perforar la laicidad invocando la libertad de cultos, como se pretende aun cuando no se reconozca, lesiona la libertad de conciencia y de expresión.

Por eso debemos preservar la laicidad y su doctrina, el laicismo, tal como se han entendido en Uruguay desde aquellos debates francos y eruditos, muy distintos a los de hoy por cierto, que permiten contemplar a la vez todas las dimensiones de la libertad.

Leer más: Laicidad, garantía de libertad.

¿Quién controla el estado de los vehículos municipales? Reventón de goma podría haber ocasionado una tragedia.

rueda omnibus municipal con LOGO

foto tomada del muro de quique machado

Basta ver el estado de la rueda de uno de los ómnibus municipales para darse cuenta que en cualquier momento se puede tener una tragedia.

Siempre que no se tengan los vehículos en condiciones, estas situaciones se pueden dar.

Si vemos la rueda que ilustra la nota, vemos grandes agujeros en la goma, ese no es un problema reciente, ni las condiciones de la ruta, esa rueda tenía la cubierta que ya no daba más.

El reventón se dio trasladando talleristas  e integrantes de una murga  que iban a brindar un espectáculo a Paso de la Cruz, en donde no hubo casi presencia de público en el evento.

Esperemos que el gremio de ADEOM comience a controlar y a fiscalizar y a exigir por un buen estado de la flota municipal más allá de algunos camiones recolectores de basura que en estos momentos están dando problema, pese a que la anterior administración había adquirido camiones nuevos.

Suerte que no pasó de un susto en la ruta, esperemos se tomen medidas antes que el titular tenga que ser otro.

Prevenir, cuidar, invertir en seguridad está en la tapa del libro de todo gobierno.

Renovar el patriotismo cívico.

manos 240x240

Publicado porRicardo López Göttig

EL TELESCOPIO.

Estamos asistiendo a un proceso de encerramiento y fragmentación del mundo, que parecía haber quedado en el pasado. En las elecciones europeas, fenómenos políticos de fuerte contenido nacionalista están cobrando cada vez más fuerza, llamando a la ruptura de la Unión Europea y a levantar murallas de contención a la inmigración y a productos extranjeros.

Tres países europeos son el escenario de elecciones este año, y los tres son parte del núcleo fundacional de lo que hoy es la Unión Europea: Países Bajos, Francia y la República Federal Alemana. Los holandeses dieron un nuevo mandato a los liberales, conteniendo el ascenso del nacionalista Geert Wilders; en Francia, las encuestas anticipan un ballottage presidencial entre el centrista Emmanuel Macron y la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen. En Alemania, la gran locomotora europea se avizora el ingreso al Bundestag del partido Alternativa para Alemania, crítico de la UE y las políticas migratorias de la canciller Angela Merkel. A estos comicios, debemos añadir el triunfo del Brexit y la derrota del candidato ultranacionalista Norbert Hofer, por estrecho margen, a la presidencia de Austria. Y es que, más allá de la conformación de la Unión Europea y sus instituciones supranacionales, se ha despertado un sentimiento de nacionalismo, exclusivismo étnico y proteccionismo en varios países europeos, una ola que en gran medida también encarna el presidente Donald Trump.

Cuando en Europa fue perdiendo fuerza el concepto de la legitimidad monárquica, los estados buscaron una nueva fuente de identidad que los unificara, y esta fue de carácter nacional. Lo nacional se definió por la lengua común, y en algunos casos a esta se le añadía la religión. De este modo, alemán era quien hablaba alemán, sin importar en qué estado o imperio hubiera nacido. Para el Imperio Ruso, el ruso no sólo era quien hablaba ruso, sino también era ortodoxo. El ruso converso al catolicismo era clasificado como polaco.

La difusión de la lengua francesa se expandió a través de la instrucción primaria y el servicio militar, logrando en un siglo que los franceses hablaran francés. Es que en tiempos de la revolución francesa, apenas el 6% hablaba francés, en tanto que el resto lo hacía en otras lenguas –occitano, bretón, alemán, catalán, corso, vasco-, pero un siglo después el proceso estaba casi terminado. Este proceso de afrancesamiento comenzó con la revolución, pero su gran impulsor fue, paradojalmente, un militar corso que originalmente se llamaba Napoleone Buonaparte…

En Europa y Asia, los conceptos de nacionalidad y ciudadanía corren por carriles diferentes: se puede ser de nacionalidad húngara y ciudadanía eslovaca o rumana, por ser de la minoría magiar en esos países. Para quienes vivimos en América latina, en donde impera el concepto de ius solis, esta distinción resulta difícil de comprender. Pero es la tendencia a crear un estado para cada nacionalidad la que está intentando fragmentar a Europa en micropaíses, inviables y vulnerables ante las tendencias hegemónicas de la Rusia de Vladímir Putin.

Hacia fines del siglo XIX, las corrientes nacionalistas agregaron un supuesto componente genético a la nacionalidad, pretendiendo explicar características culturales a través de la biología. En consecuencia, un francés estaba determinado por sus genes a actuar de tal o cual manera. No es casual, pues, que en el Viejo Continente se desataran dos guerras de proporciones planetarias, con decenas de millones de muertos.

Este nacionalismo que parecía derrotado, recobra vida con nuevas formas. Ante esta ola de encerramiento, no se puede esperar a que sea contenido en sucesivas elecciones, sino que es preciso desmontar sus falacias con inteligencia y buenos argumentos. Tanto el ciudadano de a pie como el actor político deben tener incorporados y sostener los valores de la democracia, para que este sistema pueda funcionar.

Leer más: Renovar el patriotismo cívico.

El despertar del León.

partido colorado

Durante años no supimos como manejar la situación de agravio a nuestro partido, probablemente porque los gritos generalizados de corrupción no empezaron en un gobierno nuestro... Una campaña implacable, sin saber cómo manejar la situación.
Nada se ha progresado como partido desde que cumplimos la función de oposición.

Al león lo sacaron de su hábitat natural, proceso que lo fue enfermando, hasta parecer un animal indefenso. ¡Qué desgraciado derrumbe!.
Pero, inesperadamente el León muestra lo que fue. Como siempre pensando en la nación y sin importar quien caiga, mostró sus garras y dejo en evidencia el proceder del que se cree el domador. El domador se siente con la fuerza suficiente, por tener a casi todos los poderes alineados, como la mayoría absoluta en el parlamento.
Pero como en todo reinado aparecen marcianos retobados, en traje de impolutos, planteando una investigadora para el cambio Nelson; cosa que no está mal. Dando por sentado que ese león tristemente dormido, se ocultaría en un rincón casi sumido.

Pues bien, es hora que la honestidad salga a flote, es hora que la sociedad vea que no todos son iguales y el que comete un error debe ser juzgado justamente. Y que los partidos actúen con grandeza. Algunos dicen que fue una jugada brillante, pero honestamente, es una tarea que debería ser cotidiana de cada partido para que la edificación moral de la nación sea fortalecida.

Creo que esta acción Partidaria puede marcar un camino de unidad, en organización y quizás de coordinación de la bancada del partido. Los diarios decían: hacía mucho tiempo que no se veía a todos juntos.

Fuimos críticos en la conducción del Partido durante estos años, hoy nos llenamos el pecho en felicitar el accionar partidario.

José Batlle y Ordoñez decía "En el rincón familiar yo aprendí a venerar las glorias de la Defensa, las glorias de Rivera, las glorias de los que cayeron en Quinteros. Yo aprendí entonces a sentir y a pensar como pensaban los héroes de aquella épocas, hombres abnegados que luchaban por el bien sin ajustar nunca su conducta a un interés inconfesable".

Salu al Partido Colorado!

Kim Gómez Parentini

Afiliado al Partido Colorado

(Tú afiliación es importante)

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3