josecarloscardozodiputado

http://www.cronicas.com.uy/HNoticia_15701.html     JOSE CARLOS CARDOSO (PN)

 

El diputado nacionalista José Carlos Cardoso admitió que la normativa aprobada en Diputados que pasa del 5% a casi el 50% el canon que deberán aportar las empresas, podría desalentar el proyecto minero de Aratirí y como efecto dominó, se enlentecería la instalación del puerto de aguas profundas en Rocha al preverse menos cargas de parte de la empresa minera.    

En el marco de un entretenido almuerzo en Panini´s, el legislador blanco dijo a CRÓNICAS que su tarea no es ver si finalmente Aratirí operará o no en Uruguay, sino procurar que la legislación minera nacional esté aggiornada. También expresó que su propósito es invitar a los dos diputados argentinos que vinieron a denunciar a la Justicia uruguaya el sonado caso de corrupción -manejado en la vecina orilla por el periodista Jorge Lanata- para que asistan a la Comisión de Lavado de Activos de Diputados. Con estos y otros comentarios del diputado rochense dimos forma a la presente Crónicas de un Almuerzo .

 

- En anterior entrevista usted recordó que había planteado al presidente Mujica la conveniencia de introducir cambios en el proyecto de ley de Minería de Gran Porte y el texto aprobado en Diputados recoge prácticamente todas sus propuestas. ¿Le conforma el resultado? - Seguramente. Esta nueva ley lo que hace es interponerse en la actual aplicación del Código minero, que está rigiendo y que permite la minería de gran porte, que ya se desarrolla en el país. Ese es el primer concepto que hay que dejar claro: la minería de gran porte no es lo que va a venir, ya está.

- Existe desde hace varios años en el país - De acuerdo a lo que definimos en la ley, la minería de gran porte existe hace 20 años en Uruguay. Se rige por el Código minero vigente pero no tiene nuevas regulaciones. El proyecto que aprobamos en Diputados viene a interponerse en el Código minero y a generar un espacio legal diferente, mucho más exigente para todos los proyectos de minería de gran porte que se apliquen de ahora en adelante y hace converger a los proyectos que ya están gestionándose, hacia las exigencias de la nueva ley.

-¿Qué aspectos destacaría del nuevo texto? - Tiene varios ejes. Uno es el económico. Cambia sustancialmente la relación económica de los proyectos mineros con el Estado. Hasta ahora las empresas disfrutan de protección de inversiones y del pago exclusivo de un canon del 5%. Por lo tanto extraen el recurso mineral del subsuelo no renovable, con tasas muy bajas, que ya no existen en el mundo, solamente existen en Uruguay.

- Pero esto cambia y también cambia la situación de las empresas mineras - Por supuesto que cambia. Tanto que las empresas mineras nos pidieron que votáramos en contra, se consideraban lastimadas por ese proyecto. Pero cambia la relación económica y vamos a ir casi a un 50% de retención, por la vía impositiva. En el mundo se utilizan dos o tres formas para retener el subsuelo, el Uruguay eligió lo que propuso el Partido Colorado que es el camino tributario. Es por la vía tributaria que nos tenemos que quedar con la mitad del dineral. - ¿Por qué no lo votaron entonces los colorados?

- Fue una de las exigencias que plantearon los colorados en la comisión multipartidaria que analizó el tema minero. En el documento firmado por todos los partidos hay una salvedad del Partido Colorado que fue esa y que se votó tal cual como ese partido había propuesto. Llevamos dos años trabajando, primero en la comisión multipartidaria y posteriormente en el marco de la comisión legislativa. Llevamos dos años proponiendo, redactando artículos, sacándole una coma; muchos de los artículos fueron propuestos por los colorados. Ahora, si después no votan nada habría que preguntarle a ellos por qué no lo hicieron. Puedo entender que el posicionamiento político partidario los puede llevar a tomar esa decisión, pero no lo puedo explicar.

- ¿Otro eje? - El tema ambiental. Aparecen ahora en la terminología minera las palabras protección ambiental que no estaban en el Código minero. Incorporamos una mirada ambiental sometiendo a las empresas a una cantidad de controles en esta materia.

- ¿Estas disposiciones legales frenarán proyectos de minería como el de Aratirí?

- Ellos dicen que sí. Pero el lugar donde yo me paro es otro.

- ¿Cuál es? - Ese no es mi tema. Mi tema como parlamentario, es qué legislación tiene Uruguay que se parezca a la del primer mundo, a la de los países más exigentes desde el punto de vista ambiental como Canadá, para cuidar nuestro territorio, sin impedir el desarrollo minero. Yo no lo quiero impedir, pero tampoco lo voy a precipitar, porque si hay minería en Uruguay o no, no es un tema del Parlamento, es un tema del gobierno, del gobierno departamental y de los intendentes, que deberán tomar la decisión. Algunos creen que esta ley dispara los proyectos, pero no dispara nada; esta ley lo que hace es actualizar lo que nadie puede hacer por nosotros, que es legislar. Si habrá proyectos mineros hay que preguntarle al Poder Ejecutivo y a los intendentes, porque poca gente sabe que la ley de Ordenamiento Territorial del 2008, en su artículo 30 da como exclusiva competencia de los gobiernos departamentales la habilitación de estos proyectos. Si Aratirí hace una mina en Valentines es porque los intendentes de Treinta y Tres y de Florida se pusieron de acuerdo y lo habilitaron. - ¿Todos los intendentes tendrán esa facultad? - Bueno, en la ley se incorpora un capítulo con una mirada de lo territorial, el respeto del territorio. ¿Puede haber minería en todos lados? No. Aquí se agrega cómo se tienen que tener en cuenta las normas sobre lo territorial, lo que tampoco esta previsto en el Código minero.

- Pero en definitiva, el rol del Legislativo es actualizar la normativa - Las normas tienen que ser de última generación, no se puede andar en Ford A para tratar la minería del siglo XXI. Australia actualiza su legislación minera cada 5 años, nosotros la última vez lo hicimos cuando la dictadura, cuando el Dr. Juan Andrés Ramírez colaboró con un proyecto que fue la última reforma importante que se le hizo al Código minero. Chile también modifica cada 5 años y de aquí en adelante todas las normas de ese carácter hay que estar actualizándolas permanentemente. Ese es nuestro rol y yo no voy a renunciar a él por más que algunos critiquen.

- Queda claro el papel del legislador - ¿Hay algún proyecto? Pregúntele al gobierno. ¿Aratirí va a caminar? Pregúntele al gobierno? Sentí siempre que la presión de las mineras es por proteger sus negocios y derecho tienen. Hacen bien en presionar, cuidan sus pesos, pero yo estoy del otro lado del mostrador, estoy cuidando el interés general. Y el interés general desde mi punto de vista está mucho mejor cuidado con esta ley que con la vigente. Lo peor que podemos hacer es no hacer nada.

- ¿El proyecto que aprobó Diputados es perfectible? - Tiene artículos que yo no voté. Por ejemplo, el artículo de contratos: ahora en la minería de gran porte tiene que firmarse un contrato entre el gobierno y el empresario.

- ¿Qué le desagrada? - El lugar en que se ubica la firma del contrato, al final del trámite, cuando se aprueba el proyecto minero al operador.

- A ver - Me gustaría que el contrato se firmara cuando se inicia la etapa de estudios. No después que se hizo la prospección y exploración y se va a comenzar la explotación. A esa altura no debería esperar un funcionario público con un contrato para tratar con la minera.

El fondo intergeneracional habilita a los ministros a generar deuda externa, sabiendo que alguien la va a pagar: el fondo minero

- La normativa propuesta también incluye un novedoso fondo - Sí, pero ahí tuvimos un debate

- ¿Con el oficialismo? - Sí. Porque la idea del fondo intergeneracional fue nuestra. Yo se la llevé al presidente Mujica, le mencioné los antecedentes, cómo funcionaba en Noruega; la idea es del Partido Nacional, pero después el Frente le introdujo una serie de elementos que desde mi punto de vista no están bien y que espero sean modificados en el Senado, porque destina algunos cometidos del fondo que creo no se pueden destinar. Pero lo positivo es que por primera vez se crea en Uruguay un fondo intergeneracional; nosotros lo único que dejamos a nuestros hijos y nietos son deudas.

- Otro importante cambio - La deuda externa es la herencia que vamos pasando a las generaciones venideras. Aquí por primera vez, se crea este fondo que -se supone- tienen que rentarlos nuestros nietos, tienen que estar presentes para que le digamos: de la minería hemos creado este fondo. Hace más de 100 años que se explota minería en Uruguay, nunca guardamos nada de lo poco que recibíamos; todo lo que recibió Uruguay por el oro se ha gastado. Aquí se crea un mecanismo para que nuestros hijos y nietos puedan heredar ese fondo. Ese me parece que es la mayor virtud del proyecto de ley.

- ¿Pero qué es lo que no le gustó y que el oficialismo agregó al proyecto minero?

- Que con el fondo se habilita a pagar la deuda externa, lo que entiendo es un error. Lo expliqué, lo entendieron, me dieron la razón, después hubo un cuarto intermedio y al final me dijeron que lo iban a negociar en el Senado y que lo iban a sacar. - Hay alternativas - No creo que el concepto de intergeneracional implique cancelarle la deuda externa a nuestros hijos. Si la cancelan es problema de ellos, pero la ley habilita al Poder Ejecutivo y al ministro de Economía que sea, a cancelar la deuda externa. Es un error que afecta al proyecto y afecta el concepto intergeneracional. No es un tema instrumental pero además, esa redacción habilita a los ministros a generar deuda externa, sabiendo que alguien la va a pagar: el fondo minero. También debo decir con honestidad que el Frente Amplio se ha ido moderando en ese tema y entiende que sí que esa es una de las cosas que hay que corregir en el Senado.

- Eso entonces se solucionará en el Senado y luego volverá a Diputados y se buscará perfeccionar el proyecto - Hay cosas para corregir. Yo voy a ayudar que eso pase si encuentro en mi partido gente dispuesta a votar. Discutir, modificar y no votar es medio raro, pero creo que hay compañeros en el partido que están dispuestos a trabajar en el perfeccionamiento de la norma.

- ¿Cuándo se completará el trámite parlamentario? - El gobierno quería tenerlo pronto en julio.

- ¿Dará el tiempo? - Hemos trabajado en el tema, lo discutimos 4 meses en la interpartidaria y 3 meses en la comisión legislativa. No puede decirse que hayamos sido apurados: el acuerdo que firmamos en Presidencia está todo dentro de la ley.

- ¿También se establecieron porcentajes y destinos de los recursos que integren el fondo? - Dijimos: de toda la plata que va al fondo saquemos un 30% que irá para los gobiernos departamentales, para el entorno de la mina, para la educación. El 70% es el fondo y eso no se toca, se toca el rendimiento de esos recursos. El Frente dice separamos el 30 del 70%, pero este porcentaje -que en definitiva es lo que integra el fondo es lo que el oficialismo dice que podrá afectarse al pago de la deuda.

Puerto de Aguas Profundas: Está todo en veremos

- ¿Cómo anda el tema del puerto de aguas profundas por sus pagos? - Yo creo que en el fondo el gobierno se jugó a que si había proyectos mineros el puerto iba a funcionar. Ahora esto está todo en veremos. Otras cargas yo no veo en el horizonte cercano, cargas suficientes como para mantener un puerto de aguas profundas.

-El panorama no es el mejor -Me parece que el gobierno se jugó mucho al proyecto minero, si hay minería consigo quién me financie el puerto, van a sacar tantas cargas que me permite tener un puerto. Si este proyecto se relativiza el puerto no va a funcionar. Ahora con un poquito de viento de frente de la economía, ¿cómo hace el gobierno para pagar los 100 millones de dólares que cuestan las tierras del puerto? Las va a terminar pagando y expropiando, me parece que es una apuesta muy alta.

-Un proyecto importante -En la definición, totalmente, yo creo que ese es el futuro del Uruguay pero en el corto plazo de este gobierno no se van a dar muchos más pasos que los que ya se dieron.

El menú

Apenas recibió la carta, Cardoso sin vacilar pidió pescado y se deleitó con Salmón en costra de hierbas, acompañado de Ñoquis negros con crema de camarones y apio, que acompañó con agua mineral. A los postres se inclinó por creme brulée y cuando Natalia retiró el servicio, agradeció con un todo muy rico .

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn