Kreimerman

Ya no sos mi margarita

El ingeniero Roberto Kreimerman dijo que en el período gubernamental pasado -cuando él fue ministro de Industrias- se dieron discusiones internas en el FA, pero que en éste el gobierno priorizó caminos como el de UPM2 o la búsqueda de un TLC con Chile, y ahí él fue advirtiendo -dijo- que su partido estaba continuando políticas o "estrategias país" de los gobiernos de partidos fundacionales.

"Nosotros persistimos en que Uruguay necesita un plan de desarrollo industrial. Uruguay necesita una cadena de industria, agro y servicios, y por lo tanto, ese momento de decir: 'Bueno, no, hay que ir a otra visión'. Hay que juntarse con los que creen que hay que ir hacia empleo para los uruguayos, empleos de calidad y de buenos salarios, y empleos más estables. Creo que se le han dado demasiados beneficios a UPM; en detrimento de la industria uruguaya. La industria uruguaya no tiene esos beneficios", dijo Kreimerman en entrevista con César Bianchi en 970 Noticias de Radio Universal Y agregó que el país carece de planes de desarrollo industrial.



El periodista le recordó que el líder de su nueva agrupación, Unidad Popular, había dicho que el candidato oficialista, Daniel Martínez, era "un flan que necesita el Banco Mundial". Y Kreimerman, quien buscará una banca en el Senado, dijo que Martínez "no es un flan... Es una persona con un carácter muy definido". Pero, apuntó, lidera una "estrategia país" dictada por las "compañías multinacionales como el FMI". E insistió: "Cuando uno ve los voceros económicos que se ha propuesto para este período que viene en el FA, y uno ve la línea económica, la estrategia país, uno ve una continuidad importante con lo que se ha venido haciendo. Por ese lado no vemos un desarrollo productivo, no vemos un plan industrial que dé empleo a los uruguayos".

El exministro frentista dijo que Uruguay no puede dejar de pagar la deuda externa -como propone Unidad Popular- porque está regido por el capitalismo. Y finalmente fue consultado respecto a si el Frente Amplio era, actualmente, un partido de izquierda. "Fundacionalmente tuvo las banderas de izquierda y mucha gente que conocí trabajó y murió por esas banderas. Pero hoy, yo diría que con una estrategia de país como la que tiene, que nos condena a furgón de cola de las cadenas internacionales, a proveedores de materia prima con algo de valor agregado, yo diría que está dejando de ser de izquierda... o ya no lo es", remató.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn