No dejaron hablar a un Diputado en el Consejo de Ministros.

DIPUTADO NO LO DEJARON HAGBLR NICOLAS FONTES

La denuncia la hizo en su muro del facebook  Pablo Nicodella

Nuestra solidaridad con el compañero Diputado Nicolas Fontes quien se disponía a realizar su exposición en el "CONSEJO DE MINISTROS" realizado en Coronilla fue interrumpido por el Sr presidente cortándose le el micrófono y no permitiéndole hablar.  Sr Presidente, lo que Ud. hizo es un atentado a la constitución y a la democracia un diputado es un representante directo del Pueblo, además de un representante de uno de los 3 poderes del Estado.

 Al no permitir expresarse a un Diputado Ud. silencio a

Leer más: No dejaron hablar a un Diputado en el Consejo de Ministros.

La mentira como método.

BATLLE jorge

En la época del gobierno nazi el Ministro de propaganda de Hitler el Sr. Goebbels sostenía que una mentira reiterada se transformaba en verdad. Este método es el que aplica el gobierno del Frente Amplio con referencia a la situación económica de ANCAP.

Primera mentira: afirman que en el primer semestre ANCAP ganó 78 millones de dólares. Si es monopolista, importa petróleo, lo refina y lo vende con un precio mucho mayor que el costo final no solamente puede ganar 78, puede inclusive ganar mucho más porque como no compite con nadie fija el precio que se le da la gana. ANCAP declara que no puede bajar el precio del combustible por las deudas que tiene, por lo tanto, no está ganando nada, nos está cobrando por encima de lo que vale para pagar la deuda que tiene, que es muy alta, de corto plazo y en dólares.

Segunda mentira: ANCAP presenta un balance falso porque cuando habla de sus deudas se olvida de señalar que hay una de 600 millones de dólares que es un regalo que le hizo a ANCAP el Estado pagando la deuda que tenía con Pedevesa y que el ANCAP no podía pagar. Entonces, si se borran del endeudamiento de ANCAP 600 millones de dólares que lo paga cada uruguayo en los servicios de deuda del estado nacional, es posible que el ANCAP pueda decir que ganó 78. Es como si usted tuviera su casa hipotecada y viene un tercero y le paga la hipoteca, ¡una maravilla!, diría Astori, alguien pagó mi deuda, vino el Sr. Estado y pagó la deuda del Sr. Estado llamado ANCAP.

Tercera mentira: dice la Presidenta de ANCAP “el negocio del portland está lejos del punto de equilibrio y el de la cal también”. De acuerdo a los datos suministrados por las oficinas contables de la ANCAP el negocio de la cal y el del portland, como están conformados, seguirán perdiendo plata, poca ó mucha, pero perdiendo plata. En el asunto de la cal eligieron mal la cantera, que no tiene la calidad necesaria para atender las obligaciones con Brasil, que los obliga a comprar cal buena en Lavalleja y además la máquina instalada en Treinta y Tres pierde el 20% de lo que muele de la cantera sobre la que opera. Del portland es tan grave lo que sucede que tienen sin armar en contenedores desde el 2014 un horno entero que no pueden instalar.

Cuarta mentira: Alur: esta es la mentira mejor organizada, o sea, la tal mentira. Alur es una empresa privada propiedad de ANCAP. Por lo tanto Alur no puede ser controlada porque está bajo el régimen jurídico de las empresas privadas (¡otra maravilla!). Todo lo que Alur produce, por Ley, lo compra ANCAP. Alur fija el costo que quiere, aunque sea el más caro del planeta y ANCAP está obligado a pagarlo y además de eso ANCAP subsidia ese altísimo costo con un porcentaje fijado por Ley que se aumentó con efecto retroactivo del 5% al 35%. Como consecuencia Alur da ganancia y ANCAP da pérdida y todas y todos los orientales lo pagamos en las tarifas de combustible que es el más caro del Mercosur. (¡La más grande de todas las maravillas!).

¿Cuál es la solución?

Leer más: La mentira como método.

Ancap sigue perdiendo plata.

BATLLE

Jorge Luis Batlle Ibañez

Tanto el sector azucarero como el sector cemento y cal no solamente tienen una actividad que le cuesta a la ANCAP millones de dólares por año de pérdida, sino, que de acuerdo a su planteo es prácticamente imposible que sean rentables en su actividad industrial. Alur, propiedad de ANCAP, está subsidiada en sus precios de producción, no solamente en porcentajes enormes, sino que el subsidio se fija por encima del costo de producción y éste es prácticamente un costo monopólico. Alur no compite con nadie. Fija un costo y sea este un costo altísimo, no importa, por encima de él quién le compra toda su producción que es su propietario ANCAP, fija un subsidio que al principio fue del 5% y que luego se negoció con efecto retroactivo y se aumentó al 35% el primer año, al 15% el segundo año y al 10% el tercer año. Ese costo absurdo, y muy por encima del costo internacional del producto, se incorpora al combustible y lo paga quién va a cargar a la estación de servicio. Si queremos bajar los fletes, tenemos que bajar los combustibles, por eso tanto Alur como el ANCAP tienen que competir. Poder importar productos refinados para de esa manera advertir que lo que el ANCAP produce es caro y malo.

Lo mismo pasa con las plantas de portland. El informe sobre la ANCAP que realizó el Senador Pedro Bordaberry demuestra con claridad los errores y los procedimientos demenciales del directorio de ANCAP en esta materia. Las inversiones por encima de la demanda, tanto en Minas como en Paysandú, y la pérdida creciente que su operativa le genera a la ANCAP, mientras que su competidor, en el mismo mercado, es exitoso.

Pero lo peor es lo que hicieron con la planta de cal. En primer lugar la materia prima que se está explotando no es la adecuada para enviarla a la usina de Candiota y posibilitarle a esta usina eliminar los perjuicios que genera Candiota sobre toda el área. El material que la ANCAP utiliza de Isla Patrulla no es el adecuado al punto que para mejorar su calidad tiene que comprar en canteras conocidas del departamento de Lavalleja un volumen de cal que mejore la calidad del producto final.

La planta de cal tiene un horno inservible y otro que tira 200 toneladas por día de fino del material principal. Ese material genera una pérdida equivalente al volumen que no se puede utilizar para cumplir con el contrato con Brasil. El horno es un horno alemán, excelente, pero tiene este inconveniente en su construcción. Esto es mucho peor que el haber alquilado camiones brasileros para llevar una mercadería que no sirve, al punto que la empresa brasilera está cobrando una multa por contrato dado de que lo que le mandan no es lo acordado de lo que le iban a mandar.

Como se advierte lo de la ANCAP sigue siendo un disparate y el directorio tiene un problema muy serio: ¿qué medidas van a tomar para terminar con esta pérdida?, ¿seguiremos pagando los déficit de Alur ó le decimos que tiene que competir para que pueda producir de una buena vez a precio internacional, no a precio subsidiado que pagan los uruguayos cada vez que llegan a la estación de servicio para cargar combustible?. El mismo problema lo tienen que resolver con el portland. No pueden tener dos plantas carísimas, que pueden producir más de lo que el Uruguay puede consumir, y que pierden dinero a raudales, por malas inversiones, exageradas, y por falta clara de conceptos comerciales que han caracterizado la conducta de sus Presidentes, el actual Intendente de Montevideo primero y el Licenciado más tarde.

El tema ANCAP se ha transformado en un desastre. No se puede mantener un monopolio, que no solamente da pérdidas, sino que además vende el producto más caro de la región.

Si el Estado quiere tener una empresa, que compita. El mundo es abierto y el Estado no puede desconocer esta realidad.

Leer más: Ancap sigue perdiendo plata.

Viva el Atraso. Escribe el Dr. Jorge Batll

batlle

Hace algunos años el Sr. Presidente de la República José Mujica dijo que la mejor ley de medios era la que se tiraba a la basura. Poco tiempo después, y de acuerdo a sus actitudes sobre todos los temas, aplicó el criterio “como te digo una cosa, te digo la otra”, y envió al Parlamento un proyecto de ley regulando el uso de los medios.

El proyecto se discutió y se sancionó y en forma inmediata distintos medios plantearon acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia.

Una de esas acciones tuvo que ver con el tema de la transmisión de datos por parte de los canales de televisión abiertos. La Suprema Corte analizó y resolvió de que la ley era efectivamente inconstitucional y por lo tanto el canal de televisión que presentó esa acción estará en condiciones de volver a solicitar al gobierno el permiso reconocido por ley de transmitir, por televisión, datos.

En América desde México hasta Tierra del Fuego todas las televisiones por cable transmiten datos, solamente hay dos países en donde hasta ahora eso no estaba autorizado, uno es Cuba y el otro es Uruguay. En ambos casos lo que se sostiene es la necesidad del monopolio del estado. Esa es la línea ideológica del Frente Amplio. Esa manera de pensar tiene como fundamento el control de la opinión pública por parte, en este caso, de Antel, de manera que el Estado sea el que maneje todo el espectro electrónico y sea el depositario de todos los datos y de toda la información, para hacerla más cara y monopólica.

Esa es la familia ideológica de base marxista que representa el Frente Amplio. Todo controlado por el Estado. Por eso lo quieren hacer con las cuentas particulares bancarias, por eso le exigían a las escuelas privadas que dieran el nombre de los familiares de los alumnos, por eso no han hecho otra cosa que establecer controles. Para ellos cuanto más controles mejor. En una palabra, para ellos cuanto menos libertad mejor. Tienen la facultad de juntar dos cosas negativas: falta de libertad y un gran sobrante de ineficiencia, falta de libertad más ineficiencia = un gran atraso.

Por eso no baja el combustible porque no hay nadie que compita con el Ancap. De allí la tristeza del gobierno porque si hubieran encontrado petróleo ya estarían repartiendo plata. Por eso Alur cree que es sano aumentar los salarios cada dos meses, seguramente pensarán que es mucho más sano aumentar los salarios todos los viernes.

Leer más: Viva el Atraso. Escribe el Dr. Jorge Batll

Ancap sigue perdiendo plata.

BATLLE

Jorge Luis Batlle Ibañez

Tanto el sector azucarero como el sector cemento y cal no solamente tienen una actividad que le cuesta a la ANCAP millones de dólares por año de pérdida, sino, que de acuerdo a su planteo es prácticamente imposible que sean rentables en su actividad industrial. Alur, propiedad de ANCAP, está subsidiada en sus precios de producción, no solamente en porcentajes enormes, sino que el subsidio se fija por encima del costo de producción y éste es prácticamente un costo monopólico. Alur no compite con nadie. Fija un costo y sea este un costo altísimo, no importa, por encima de él quién le compra toda su producción que es su propietario ANCAP, fija un subsidio que al principio fue del 5% y que luego se negoció con efecto retroactivo y se aumentó al 35% el primer año, al 15% el segundo año y al 10% el tercer año. Ese costo absurdo, y muy por encima del costo internacional del producto, se incorpora al combustible y lo paga quién va a cargar a la estación de servicio. Si queremos bajar los fletes, tenemos que bajar los combustibles, por eso tanto Alur como el ANCAP tienen que competir. Poder importar productos refinados para de esa manera advertir que lo que el ANCAP produce es caro y malo.

Lo mismo pasa con las plantas de portland. El informe sobre la ANCAP que realizó el Senador Pedro Bordaberry demuestra con claridad los errores y los procedimientos demenciales del directorio de ANCAP en esta materia. Las inversiones por encima de la demanda, tanto en Minas como en Paysandú, y la pérdida creciente que su operativa le genera a la ANCAP, mientras que su competidor, en el mismo mercado, es exitoso.

Pero lo peor es lo que hicieron con la planta de cal. En primer lugar la materia prima que se está explotando no es la adecuada para enviarla a la usina de Candiota y posibilitarle a esta usina eliminar los perjuicios que genera Candiota sobre toda el área. El material que la ANCAP utiliza de Isla Patrulla no es el adecuado al punto que para mejorar su calidad tiene que comprar en canteras conocidas del departamento de Lavalleja un volumen de cal que mejore la calidad del producto final.

La planta de cal tiene un horno inservible y otro que tira 200 toneladas por día de fino del material principal. Ese material genera una pérdida equivalente al volumen que no se puede utilizar para cumplir con el contrato con Brasil. El horno es un horno alemán, excelente, pero tiene este inconveniente en su construcción. Esto es mucho peor que el haber alquilado camiones brasileros para llevar una mercadería que no sirve, al punto que la empresa brasilera está cobrando una multa por contrato dado de que lo que le mandan no es lo acordado de lo que le iban a mandar.

Como se advierte lo de la ANCAP sigue siendo un disparate y el directorio tiene un problema muy serio: ¿qué medidas van a tomar para terminar con esta pérdida?, ¿seguiremos pagando los déficit de Alur ó le decimos que tiene que competir para que pueda producir de una buena vez a precio internacional, no a precio subsidiado que pagan los uruguayos cada vez que llegan a la estación de servicio para cargar combustible?. El mismo problema lo tienen que resolver con el portland. No pueden tener dos plantas carísimas, que pueden producir más de lo que el Uruguay puede consumir, y que pierden dinero a raudales, por malas inversiones, exageradas, y por falta clara de conceptos comerciales que han caracterizado la conducta de sus Presidentes, el actual Intendente de Montevideo primero y el Licenciado más tarde.

El tema ANCAP se ha transformado en un desastre. No se puede mantener un monopolio, que no solamente da pérdidas, sino que además vende el producto más caro de la región.

Si el Estado quiere tener una empresa, que compita. El mundo es abierto y el Estado no puede desconocer esta realidad.

Leer más: Ancap sigue perdiendo plata.

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3