sinae logo

Informe epidemiológico

En el día de hoy se procesaron 523 análisis, con 520 resultados negativos y 3 positivos.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo, se han procesado 34.384 test, de ese total, 33.497 resultaron negativos y 887 positivos.

Hasta el momento se han registrado 737 casos positivos confirmados de Coronavirus COVID-19 en todo el territorio nacional.

De ese total, 569 ya se recuperaron y 20 fallecieron. Actualmente hay 148 casos activos, es decir personas que están cursando la enfermedad, 4 de ellas se encuentran en cuidados intensivos y ninguna en cuidados intermedios.

Del total de casos positivos confirmados, 101 corresponden a personal de la salud.

DOS HERMANOS

Publicada en Comité Central Israelita del Uruguay

Ynet Español (adaptado por Adrián Olstein)

Los hermanos que sobrevivieron al Holocausto y murieron con pocas semanas de diferencia.

Alexander y Jospeh Fiengold, dos hermanos judíos nacidos en Polonia, sobrevivieron a Auschwitz y a un campo de trabajo en Siberia. Vivieron la mayor parte de sus vidas a unas pocas cuadras uno del otro en Nueva York y fallecieron con sólo cuatro semanas de diferencia. El deceso de Joseph se produjo por complicaciones derivadas del COVID-19 y el de Alexander por neumonía.

Como jóvenes judíos polacos, cada uno salió de la Segunda Guerra Mundial con cicatrices que moldearon para siempre su forma de ver el mundo. Uno sobrevivió a Auschwitz, a una marcha de la muerte y al hambre. El otro soportó el frío y el hambre en un campo de trabajo siberiano, y cuando la guerra había terminado estuvo a punto de morir en un pogrom en Polonia.

Alexander y Joseph Feingold eligieron Nueva York como el lugar para empezar de nuevo. Allí se convirtieron en arquitectos, habitaron viviendas cercanas y tuvieron esposas que murieron tiempo antes que ellos. Y allí también fallecieron con cuatro semanas de diferencia, cada uno por su lado, mientras la pandemia de coronavirus se apoderaba de la ciudad.

Joseph, de 97 años, murió el 15 de abril por complicaciones derivadas del COVID-19 en el mismo hospital donde Alexander, de 95, falleció el 17 de marzo por una neumonía. Joseph nunca pudo dejar atrás la culpa de dejar a su madre y a sus dos hermanos menores para escapar de los nazis.

Cuando Alexander se enfermó, Joseph llamó a su hijastra desde su centro de asistencia y le pidió que lo llevara a ver a su hermano. “Joe quería sentarse al lado de Alex para poder decirle adiós y también, creo, que para hacer las paces”, recordó Ame Gilbert, hijastra de Joseph. “Me partió el corazón tener que decirle que no, que nadie podía visitarlo debido a la neumonía”.

En su infancia en Varsovia, los hermanos jugaban y rivalizaban. Tenían apenas 18 meses de diferencia, y Joseph imponía su rol de primogénito. Su juventud se vio interrumpida cuando la Alemania nazi invadió Polonia en 1939 y la Unión Soviética se apoderó de la mitad oriental de Polonia dos semanas después. Con 16 y 14 años se enfrentaron con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Joseph y su padre, Aron, amenazado con ser arrestado por la Gestapo, huyeron a la parte de Polonia ocupada por los soviéticos. Fueron arrestados y enviados por separado a campos de trabajo en Siberia. Las condiciones al principio fueron duras pero mejoraron más tarde, por lo que padre e hijo pudieron reunirse.

En la Polonia ocupada por los alemanes, Alexander se vio obligado a ingresar al gueto de la ciudad de Kielce con su madre, Ruchele, y su hermano menor, Henryk. La madre y el niño fueron deportados al campo de exterminio de Treblinka, en tanto que él fue trasladado a Auschwitz-Birkenau. En enero de 1945, cuando los soviéticos avanzaron hacia el oeste, fue deportado en una marcha de la muerte hasta el campo de concentración de Bergen-Belsen, donde fue liberado el 15 de abril. Estaba enfermo de disentería y pesaba 40 kilos.

Al terminar la guerra, Joseph y su padre regresaron a Polonia, donde el 90 por ciento de los 3.3 millones de judíos polacos fueron masacrados durante el Holocausto. Buscando información sobre el destino de la familia, Joseph llegó hasta Kielce donde fue golpeado hasta quedar inconsciente y dado por muerto en el ataque más mortal contra los judíos en la Polonia de la posguerra. Según la historiadora Joanna Tokarska-Bakir, autora de “Maldito: un retrato social del pogrom de Kielce”, Joseph Feingold era el último sobreviviente vivo de esa masacre de 1946.

Joseph y su padre finalmente encontraron a Alexander 19 meses después de finalizada la guerra, en el campamento de personas desplazadas en Alemania. En un testimonio oral brindado a la Fundación USC Shoah, Alexander recordó ese reencuentro como un “momento triste”. “Yo estaba frío. Muy, muy frío y sin emociones”, expresó. Por miedo a quebrarse, no pudo contar -ni en ese momento, ni nunca- acerca de la última vez que vio a su madre y a su hermano.

“Los sentimientos de culpa todavía están conmigo, no los puedo superar”, escribió Joseph en sus memorias. “Alex nunca me reprochó porque mi padre y yo nos fuimos”, agregó.

Joseph ganó reconocimiento público con la donación de un violín a una escuela de niñas en el barrio del Bronx. La historia aparece retratada en un cortometraje documental nominado al Óscar en 2016, “Joe's Violin” ("El violín de Joe"). En la escena principal, la niña de 12 años que recibe el instrumento, interpreta a Joseph una canción en yiddish que su madre amaba.

Cuando Mark Feingold, segundo hijo de Alexander, llevó a su padre al hospital Monte Sinaí de Nueva York en marzo, los médicos asumieron que tenía COVID-19. La prueba dio negativa, pero la pandemia y la dificultad de circular eclipsó sus últimos días e impidió que su hermano lo visitara.

ROSLIK
VLADIMIR ROSLIK
LA REPUBLICA
El fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, presentó ante la Suprema Corte de Justicia un recurso de casación para reabrir la investigación del homicidio de Vladimir Roslik, quien falleció bajo torturas el 16 de abril de 1984 en el Batallón de Infantería Nº 9 del Ejército, de Fray Bentos, en las postrimerías de la dictadura.
  
 
El Dr. Vladimir Roslik Bichkov fue asesinado al final de la dictadura cívico-militar (1973-1984).
El Dr. Vladimir Roslik Bichkov fue asesinado al final de la dictadura cívico-militar (1973-1984).
Perciballe presentó un recurso de casación para reabrir la investigación por el homicidio del médico de San Javier y el trámite judicial que tuvo el caso.
En marzo pasado, el Tribunal de Apelaciones de 2º turno rechazó una solicitud de reapertura del caso y por tal motivo el fiscal llevó el asunto ante la Suprema Corte de Justicia.
 
La causa se encuentra al amparo del anterior Código del Proceso Penal, según recordó la Fiscalía General de la Nación a través de un comunicado.
El fiscal manifiesta en su escrito que “se disponga que el homicidio del Dr. Vladimir Roslik Bichkov al tratarse de un crimen de lesa humanidad no ha prescripto”.
Roslik nació el 14 de mayo de 1941 en la localidad de San Javier. En el año 1962 obtuvo una beca de la Universidad Patrice Lumumba de Moscú por el Instituto de Colaboración Uruguayo Soviético (ICUS) para estudiar Medicina.
El 16 de abril de 1984 falleció a raíz de las torturas de las que fue objeto en el Batallón de Infantería Nº 9 de Fray Bentos. La dictadura uruguaya cometía su último crimen de lesa humanidad.
 
En su momento, la Justicia Militar procesó al mayor Sergio Caubarrere por “ataque a la fuerza moral de las Fuerzas Armadas por abuso de autoridad y homicidio culpable”. Pero estuvo preso cuatro meses y 18 días.
A raíz de que el caso no tuvo consecuencias en la Justicia ordinaria, en el año 2014 se abrió una investigación, pero un Tribunal de Apelaciones ordenó el archivo por considerar que “existió cosa juzgada”.
En tal sentido, ahora el Fiscal plantea que en lo que refiere Sergio Caubarrere “existió cosa juzgada fraudulenta o aparente con su correspondiente consecuencia”.
Por lo cual pide que “se proceda a realizar una investigación efectiva y en un plazo razonable, para determinar las circunstancias y los responsables de tan lamentable insuceso de nuestro pasado reciente”.
Incumplimientos del Estado uruguayo
Perciballe manifiesta que hasta el presente, el Estado Uruguayo incumplió su obligación de respeto a la libertad individual, la integridad física y aún la vida de Vladimir Roslik, desde que agentes del mismo, procedieron a detenerlo ilegítimamente, a torturarlo y a darle muerte. De esa forma se violaron los arts. 4, 5 y 7 de la Convención Americana”.
Asimismo, el Estado incumplió con su obligación de garantía, puesto que “no se efectuó una investigación seria, eficiente y en un plazo razonable para determinar quien o quienes fueron los responsables de tan aberrante acto. De esa forma se violaron los arts. 1, 2 y 7.5 de la Convención Americana”.

inmunidad covid

Informe de situación

foto de la web

 

Montevideo, 15 de mayo de 2020

Informe epidemiológico

 En el día de hoy se procesaron 1016 análisis, con 1012 resultados negativos y 4 positivos.

 Desde que se declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo, se han procesado 32.225 test, de ese total, 31.362 resultaron negativos y 863 positivos.

 Hasta el momento se han registrado 732 casos positivos confirmados de Corona-virus COVID-19 en todo el territorio nacional. De ese total, 553 ya se recuperaron y 19 fallecieron.

 Actualmente hay 160 casos activos, es decir personas que están cursando la enfermedad, 7 de ellas se encuentran en cuidados intensivos y ninguna en cuidados intermedios.

 Del total de casos positivos confirmados, 100 corresponden a personal de la salud. 91 de ellos ya se recuperaron, 8 están cursando la enfermedad y 1 falleció.

 

inmunidad covid

BUSQUEDA -

AGRADECEMOS A ICI LA INFORMACIÓN

 

El grupo viene trabajando con fuerza desde hace unas tres semanas, pero todavía mantiene un perfil bajo. Son unos 40 investigadores de varios centros que realizan desarrollos en torno a los test de inmunidad para el Covid-19, nucleados en instituciones como la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, la Facultad de Ciencias y el Instituto Pasteur de Montevideo, entre otros. Estos test son los que permiten saber si una persona que ha cursado la enfermedad adquirió inmunidad al virus, según fuentes del sector científico consultadas por Búsqueda.

El martes 5 el Directorio de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) aprobó el subsidio para el desarrollo y la producción de estos test de inmunidad (llamados serológicos) de Covid-19. Según las bases del llamado, los test deberán estar a disposición de las autoridades sanitarias antes del 15 de julio de 2020. Podrán presentarse proyectos conjuntos entre al menos una empresa y una institución de investigación y desarrollo.

La ANII, con el apoyo del Ministerio de Salud Pública y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), apoyarán con ocho millones de pesos la producción de estos test. “Detectan los anticuerpos de personas que cursaron la infección por el virus y serán claves en la contención y manejo de la epidemia”, indica la ANII en el comunicado emitido ayer miércoles.