aviso 003 aviso 003

 

todo EL C20130313 cosecharolosmontesplataAMPO

foto archivo cosecha en Montes del Plata

Gentileza ICI


La madera es un recurso eficiente para la transformación social, pues es el único material de construcción con producción a gran escala que es renovable y se puede cultivar de forma sostenible, además, de capturar carbono de la atmósfera.



Montevideo – TodoElCampo – El gerente de la Cámara de la Madera (Cadamda) de Argentina, Daniel Lassalle, dijo que “el mayor desafío pospandemia Covid-19” es la “transformación del mundo” en algo “más sustentable” con la “transformación de las grandes ciudades”. Eso “constituye “una buena oportunidad para replantear la economía tras la crisis para garantizar la creación de un futuro más sostenible”.



Asimismo destacó que los “rascacielos de madera hechos de recursos renovables, los bosques verticales que se elevan en áreas urbanas, la sustitución de materiales no renovables como plásticos, acero u hormigón, por materiales de base biológica renovables o la transformación de las infraestructuras grises por verdes, son solo algunas de las ideas innovadoras que trae este cambio de paradigma”.



Los conceptos de Lassalle valen por sí mismos, pero fundamentalmente por el contexto mundial.



Según una estimación del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (ONU), más de la mitad de la población mundial, que asciende a 7.800 millones de personas, reside hoy en áreas urbanas; y para 2050, se estima que otros 2.500 millones se sumarán.



Incluso, a mediano plazo, las proyecciones indican que para el 2030 habrá 43 megaciudades en regiones en desarrollo que albergarán a más de 10 millones de habitantes.

Los expertos advierten que esa rápida urbanización es una gran amenaza para el equilibrio económico, social y ambiental de los espacios urbanos pospandemia.



Según diferentes investigaciones, los tejidos urbanos deberán crecer en 50% para cubrir la demanda de viviendas para el año 2050, publicó el sitio web Bioeconomía.

La construcción en acero y concreto generan más del 10% de las emisiones globales de carbono. En contraste con ello, los desarrolladores y constructores están considerando a la madera como un recurso eficiente para la transformación social, pues es el único material de construcción con producción a gran escala que es renovable y se puede cultivar de forma sostenible, además, de capturar carbono de la atmósfera.



Por cada metro cuadrado de productos provenientes de la madera, se almacena una tonelada de CO2 y evita producir más de dos toneladas de CO2 en comparación con otros materiales.

Lassalle aseguró que “la madera tendrá un rol protagónico en el desafío de transformar las grandes ciudades en lugares más sustentables a través de la bioeconomía. De hecho, las ciudades que utilizan madera en la construcción se convierten en infraestructuras de captura y almacenamiento de carbono. Incluso, los parques y la ubicación estratégica de árboles alrededor de los edificios, disminuyen el consumo de energía en las edificaciones para calefacción y refrigeración. Por eso, la madera, los árboles y los bosques son la columna vertebral de las ciudades climáticamente inteligentes: las biociudades”.

“De hecho, la importancia de la eficiencia de los recursos se hará más pronunciada en el futuro a medida que la población crezca y la competencia por los recursos naturales, la energía y el agua se vuelva más intensa”, comentó.

ALGUNOS PROYECTOS DESTACADOS DE EDIFICACIÓN CON MADERA.



El mundo camina a la edificación con madera de forma cada vez más decida. En el mundo hay varios ejemplos destacados. A modo de ejemplo, Bioeconomía publicó la siguiente, con casos en varios países del mundo

LAS VEGAS, EEUU: Se está desarrollando una “ciudad viva” en la que la mayoría de los edificios estarán construidos en madera y contendrán capacidades de loT (internet de las cosas).



HELSINSKI, FINLANDIA: En uno de los antiguos puertos de contenedores de la ciudad se está construyendo un nuevo barrio casi en su totalidad con madera. Cada uno de los edificios principales se eleva a ocho pisos, con marcos y fachadas de madera maciza, todo alrededor de un patio comunitario vibrante y verde.

XIONG’AN, CHINA: A 100 km de Beijing – el reconocido arquitecto Vicente Guallart lleva adelante “La ciudad autosuficiente”. Se trata de un nuevo modelo de urbe desarrollada totalmente en madera donde mezcla los bloques urbanos tradicionales de Europa con las torres de China.

MONTE FUJI, JAPÓN: Toyota puso oficialmente en marcha el programa para desarrollar “Woven City” (“Ciudad Entrelazada”), una ciudad totalmente conectada en donde los edificios se construirán a base de madera para reducir al mínimo la huella de carbono.

SUECIA: Anders Berensson Architects ha diseñado una pequeña ciudad de 31 torres laminadas cruzadas en el paseo marítimo de Estocolmo.

BRISBANE, AUSTRALIA: “Urban Forest” se denomina el proyecto de departamentos de Koichi Takada Arquitectos, previsto para estar finalizado en 2024

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn