unnamedMANUELFLORESMORA

Manuel Flores Mora, conocido como "Maneco" (Montevideo4 de septiembre de 1923 - ídem, 15 de febrero de 1985), político y periodista uruguayo, perteneciente al Partido Colorado.

§Biografía[editar]

Era descendiente en línea directa del caudillo colorado del Siglo XIX Venancio Flores. Perteneció en el aspecto intelectual a la llamada Generación del 45 y tuvo vínculos de amistad con muchos de sus principales exponentes. Trabajó desde su juventud como periodista en diversos medios de prensa. Vinculado a Luis Batlle Berres, éste lo llevó al diario Acción, de la Lista 15, y allí se convirtió en redactor político, alcanzando más tarde la subdirección. En las elecciones de 1954 fue electo diputado, alcanzando la reelección en su banca en los dos comicios subsiguientes (1958 y 1962).

Tras el fallecimiento de Batlle Berres se separa de la Lista 15 e integra el Frente Colorado de Unidad.1 En 1966 obtuvo una banca de senador. Al año siguiente fue designado Ministro de Ganadería y Agricultura por el presidente Óscar Diego Gestido, tras la muerte de éste continúa en el gabinete de Jorge Pacheco Areco; pasa después a desempeñarse como Ministro de Trabajo, pero abandonó el cargo en junio de 1968, por discrepar con la implantación de medidas prontas de seguridad por parte de Pacheco.

Opositor al gobierno de Pacheco desde el Senado, al que retornó tras dejar el gabinete; sin embargo, mantuvo un diálogo correcto con Pacheco, quien llegó a ofrecerle la candidatura a la Presidencia, que Flores Mora rechazó.

En 1971 fue a la vez candidato a Presidente de la República, acompañado en la fórmula por Amílcar Vasconcellos, y a Vicepresidente, acompañando al propio Vasconcellos. Ninguna de ambas fórmulas obtuvo una votación elevada, y Flores Mora perdió su escaño parlamentario. Tras el Golpe de Estado del 27 de junio de 1973 se convirtió en un activo opositor al régimen militar. Integró el Consejo Editorial del diario El Día. En los últimos años de la dictadura escribió, en las contratapas de la revista "Jaque", que contribuyó a fundar en 1983, artículos que alcanzaron gran celebridad, en los que denunció los diversos atropellos cometidos por los militares en el poder.

Falleció a los 61 años, el 15 de febrero de 1985, el mismo día en que se instalaba finalmente un Parlamento democrático tras once años de dictadura militar en el país. En dicho parlamento, su hijo Manuel Flores Silva ocupó una banca senaturial.

Pensamos como el poeta bíblico, que el hombre hijo de mujer vive brevemente entre miserias, es hollado como la flor de los campos y pasa como las sombras. Pero creemos que asimismo esta vida tiene un sentido profundo; puesto que algún día llegará la hora en que lo perdamos todo - el tránsito el fin después del cual nadie se lleva nada; ni riquezas, ni honores, ni acciones, ni gloria, ni palabras, ni fortuna - sino que le queda una sola cosa que es volver a la tierra, diría que, pues que tierra vamos a ser, no olvidemos nunca que en el caso de casi todos ustedes, como en el mío, cuando volvamos a la tierra va a ser precisamente a ésta, a la uruguaya, a la nuestra. Yo, que como ustedes soy hijo de una tradición milenaria que piensa que el hombre nada vale, que sólo vale lo que él haga al servicio de los demás, digo que cuando bajemos a esta tierra la única cosa que nos podemos llevar es la convicción muy honda de que más allá de risas o de lágrimas, de penas o de glorias, ella nos reciba como al hijo que no la traicionó."

Manuel Flores Mora, fragmento de discurso televisado el 1 de noviembre de 1971

Manuel Flores Mora desde Jaque denunció la muerte por torturas en el batallón de Infantería Nº 9 de nuestra ciudad del Dr. Vladimir Roslik, fue desde Jaque que se denunció la muerte por torturas

“Oremos por Vladimir Roslik que murió asesinado” dijo el cura en su entierro.

Compartimos el testimonio de su hijo Manuel Flores Silva

Testimonio: la denuncia de Jaque

“Trasciende que en Fray Bentos han matado a un médico de San Javier.

Como director de Jaque envío dos periodistas a Paysandú a entrevistar a los médicos que han hecho la segunda autopsia. La esposa de Roslik tuvo la lucidez, en medio de su dolor, de llevarse el cadáver a Paysandú y pedir una segunda autopsia. La primera, del Dr. Sainz, era un fraude.

Tres médicos (la autopsia la firman cinco) les dicen a mis periodistas que Roslik ha muerto bajo torturas. Obviamente no se hacen cargo de la afirmación. Sabíamos la verdad, el tema era demostrarla.

El modo de dar la noticia fue transcribir lo que el cura dijo en el entierro en San Javier: “Oremos por Vladimir Roslik que murió asesinado”. Fue la tapa de Jaque.

El cnel. Juan José Pomoli discute a los gritos con el director de Jaque y le advierte que está mintiendo y que no lo cierra en ese momento porque la gente iba a pensar que teníamos algo y que nos iba a cerrar en el momento que quedara claro que no teníamos nada para sostener la afirmación del asesinato.

Comienza una carrera contra reloj en que si Jaque no demostraba la afirmación publicada iba a ser cerrado. En ese momento la libertad pendía de lo que Jaque demostrara.

Manuel Flores Mora convence a un médico forense militar, de nombre Mautone, de entrar al instituto forense militar. Allí Flores Mora copia textualmente la verdadera autopsia y Jaque la publica.

La dictadura acepta que Vladimir Roslik murió bajo apremios físicos (como se le decía entonces a la tortura) y sanciona a los dos oficiales a cargo de la unidad de Fray Bentos donde fue muerto el médico de San Javier.

Jaque recibe el premio Juan Carlos de Periodismo por su aclaración del caso y su contribución al fin de la tortura en Uruguay. “Cuando arrancamos una autopsia asesina de las entrañas de la dictadura no solo terminamos con la tortura en el Uruguay sino que demostramos que el periodismo y la verdad pueden contra todo”.

(Testimonio de Manuel Flores Silva, entonces director del semanario Jaque).

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn