NUCLEAR

Carmelo Portal

El reactor que quieren colocar no tiene antecedentes en ninguna parte del mundo

Un peligroso proyecto, y único Latinoamérica se va a poner en funcionamiento en la Argentina. se trata de la central nuclear Atucha III que estará emplazada a 118 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

La compañía encargada del proyecto está en manos de China National Nuclear Corporation (CNNC) y bajo total control del Partido Comunista Chino (PCC ,implicaría una inversión de 8 mil millones y sería financiada en un 80% por el país asiático.

El préstamo de China para construir Atucha III tendría un plazo de 20 años, con 8 años de gracia para empezar la devolución y se abonaría con la venta de electricidad que produzca la propia central nuclear, una vez en funcionamiento.

PUBLICIDAD

El acuerdo fue contraído por el ex presidente Mauricio Macri en 2018 pero poco tiempo después, la misma gestión puso en stand by la decisión por la debacle financiera y social argentina. Sin embargo, con esta nueva gestión «el plan sigue en pie», según consignó el portal Infobae.

Asimismo, declaran: “el punto central es que el reactor en cuestión -Hualong One- no está en funcionamiento en ningún lado, ni en China. Están todos en construcción”, remarca un experto en materia nuclear que prefiere el perfil bajo. En la actualidad hay seis de estas nunca probadas plantas en obra: dos en Guanxi y dos en Fuqing, en China y otras dos en Punjab, en Pakistán. La de Argentina comenzaría a tenderse este mismo año, pero su fecha de inicio y de finalización son una incógnita.

Por otro lado, desde la administración de Alberto Fernández admitieron que “no hay nada descartado. Se está evaluando ese convenio” con el régimen chino. Mientras que desde la Casa Rosada señalaron que están “evaluando” diferentes propuestas en relación a Atucha III, aunque no aclararon cuáles.

Por estos tiempos sobrevuela el recuerdo de Fukuyima (Japón) y Chernobyl (Ucrania), dos plantas nucleares que encendieron las alarmas por desastres ambientales.

Nota de Redacción, ya fue presentado en la Junta de Río Negro un planteamiento por la preocupación por la instalación de las centrales de ATUCHA I Y II las cuales no contaban con los controles necesarios y en caso de accidente nuclear afectaría a varios departamentos del Uruguay.

Lamentablemente el asunto entrado no tuvo andamiento por parte de las autoridades nacionales en el período 2010 2015.

Teniendo en cuenta la corrupción imperante en el país vecinos en aquellos años, los controles sobre las centrales nucleares dejaban mucho que desear.

 

Varios departamentos del Uruguay serían los afectados por la contaminación nuclear, como lo están siendo ahora afectados por la contaminación transfronteriza.

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn