ESOFWAREn relación con el Coronavirus, desde Zasylogic deseamos contribuir solidariamente con nuestro pequeño granito de arena ante este descomunal drama humano. 
Desde hace más de 20 años fabricamos software para el Contact Center que utilizan tanto las agencias especializadas con miles de puestos, como las empresas finales, aunque sólo necesiten 5 puestos. Nuestro sistema ha sido específicamente diseñado PARA EL TELETRABAJO y ofrecemos servicio 24x7 a nivel mundial.
Como es bien conocido, cuanta menos gente se contagie, menos gente fallecerá, por lo que mover personas al teletrabajo, sin duda puede salvar vidas. Por otra parte, todos sabemos que las empresas necesitan seguir trabajando, por lo que cerrar el Contact Center o el servicio al cliente es catastrófico y puede suponer un problema serio para la propia compañía.
Si tienes la necesidad de una ayuda puntual o necesitas implementar la última tecnología del Contact Center y esa necesidad cualifica o está orientada a contener la expansión del virus, las licencias de los productos de software fabricados por Zasylogic (no trabajos a medida, etc) serían 100% gratuitas durante un plazo de hasta 3 meses y sin límite de licencias, que podría ser extendido en función de la evolución o tu situación particular.
Fabricamos software para los teleoperadores o gestores, los supervisores y directivos, esto incluye CRM del Contact Center, sistemas de telefonía (PBX, ACD), Sistemas de marcación (automática, Predictiva, secuenciada), Multicanalidad (Gestión de correos electrónicos, SMS, WhatsApp, etc), Sistemas de Grabación, Backoffice, Bots inteligentes, Autoservicio WEB, Dualscripting, etc.

NIÑOS ARTRITIS

 

Niños y adolescentes que estén en tratamiento con inmunosupresores o inmunomoduladores por Artritis Idiopática Juvenil no tienen inconvenientes en retomar a las clases, según lo establecido por el gobierno recientemente en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19.

El Dr. Juan Cameto, reumatólogo y especialista en Artritis Idiopática Juvenil, trasmitió a Clamar Kids que no existen inconvenientes para que la mayoría de los niños que cursan Artritis Idiopática Juvenil retomen las clases presenciales, con excepción de aquellos que están en tratamientos con ciclofosfamida o con 20mg o más de prednisona y que deberán esperar a que se supere esta situación de contagios, ya que tienen mayor riesgo de infecciones secundarias.

“Se ha visto a nivel mundial que los niños no son grandes portadores de Covid, ni tampoco son grandes transmisores del virus. Y, además, la mayoría de los niños con enfermedades reumáticas cursaron enfermedades leves o prácticamente asintomáticas que no requirieron en su gran mayoría internación”, afirmó el especialista.

Ante inquietud trasladada por los padres a Clamar Kids sobre qué conducta adoptar ante el anuncio del reingreso a las escuelas, Cameto subrayó que la mayoría de los niños pueden hacerlo en forma normal, incluso aquellos que están en tratamiento con agentes biológicos y que son aportados por el Fondo Nacional de Recursos.

Cameto recordó que en Uruguayhay aproximadamente 300 niños con enfermedades reumáticas, de los cuales entre 220 y 240 corresponden a Artritis Idiopática Juvenil, siendo ésta la patología más frecuente dentro de las enfermedades autoinmunes reumáticas.

Uruguay ha tenido 14 casos positivos de Covid en niños menores a los 15 años y ninguno requirió internación y todos cursaron con enfermedad leves, acotó Cameto, quien añadió que ninguno de ellos fue de pacientes portador de enfermedades reumáticas.

El profesional enfatizó que en este retorno a las clases se deben cumplir con todas las sugerencias realizadas por las autoridades sanitarias, tales como el distanciamiento, que tiene que ser entre 1,5 y 2 metros entre cada niño, uso del tapabocas y el lavado frecuente de manos.

Respecto al uso de tapabocas y mascarillas faciales se recomienda que los niños menores de 3 años usen mascarilla facial en lugar de tapabocas y en mayores, en caso de usarlo, no es necesario el tapabocas en forma conjunta. También se recomienda que reciban la vacuna antigripal.

La Artritis Idiopática Juvenil es un grupo de enfermedades en común donde el síntoma es la inflamación de las articulaciones. Suele aparecer en niños con edades comprendidas entre los 6 meses y los 16 años. 

Los síntomas más comunes son dolor, hinchazón, enrojecimiento o calentamiento de las articulaciones; fiebre sin ninguna causa aparente, disminución de la fuerza muscular, erupciones en la piel sin explicación y enrojecimiento de ojos. Ante cualquiera de estos síntomas se debe consultar a un profesional.

DONACIÓN LIBROS
Con motivo del 204 aniversario de su creación y de la conmemoración del Día Nacional del Libro, la Biblioteca Nacional recibió este jueves 26 una donación de libros y documentos pertenecientes al escritor uruguayo, Tomás de Mattos, quien fuera director de esa institución en el período 2005-2010. Los documentos, procedentes de Tacuarembó, se digitalizarán y en unos dos meses estarán accesibles al público a través de Internet.
Autoridades del Gobierno
Pie de foto:Autoridades del Gobierno
Acompañado por la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, la subsecretaria de Educación y Cultura, Ana Ribeiro y la directora Nacional de Cultura, Mariana Wainstein, el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira afirmó que la Biblioteca Nacional es el lugar donde se merecen estar los libros de Tomás de Mattos, acción que calificó como una vuelta a casa.
Destacó la sencillez de de Mattos, su carrera como docente de escritura y evocó recuerdos personales sobre la obra “Bernabé, Bernabé” y el libro que el escritor uruguayo realizó sobre la personalidad polifacética de José Pedro Varela. “Estamos recibiendo una biblioteca valiosa, papeles, libros y materiales de un gran ser humano”, subrayó. 
El actual director de la Biblioteca Nacional, Valentín Trujillo, recordó a su antecesor como uno de los mayores narradores uruguayos de los últimos 50 años, autor de una obra fundamental para entender la literatura uruguaya contemporánea. De Mattos unió el trabajo de la gestión cultural pública con su tarea de narrador, expresó.
Las 84 cajas con el material llegaron desde Tacuarembó, lugar donde se radió de Mattos, y ahora están en un espacio aireado. Luego bibliotecólogos y archivólogos realizan el inventario y después el material se dividirá en temas. “Sabemos que hay una biblioteca de libros religiosos que son en los que se basó para escribir La Puerta de la Misericordia. Hay libros de historia uruguaya donde está el archivo Artigas. También hay algunos objetos, papeles personales y también de su profesión como abogado”, detalló.
A partir de esa clasificación se hará una división de los libros que pasan a formar una colección sellada que se llamará Tomás de Mattos. Con los papeles, en la medida de la relevancia y junto a otros documentos inéditos del escritor serán digitalizados y publicados en dos meses en el sitio web de la Biblioteca Nacional.
AEROPUERTOCINE
Cine de alto vuelo: la reconversión del Aeropuerto de Carrasco
De repente, los aviones dejaron de salir. El coronavirus cerró innumerables fronteras y afectó de manera notable el tráfico aéreo. Muchos aeropuertos, antes ajetreados y en ebullición, con ese movimiento incesante de pasajeros, tripulantes, prestadores de servicios, vehículos y valijas, se convirtieron prácticamente en ciudades fantasma.
 
Desde el 21 de mayo la vida volvió al Aeropuerto Internacional de Carrasco. No porque retornaron los despegues y los aterrizajes, sino porque la terminal cercana a Montevideo, en Uruguay, inauguró en su estacionamiento Aerolife, un autocine. "La propuesta nació de la creatividad y el entusiasmo por reinventarse, readaptarse a una situación de parálisis mundial ante la que sentimos que no podíamos permanecer ajenos", explica Mariana Arbelo, gerente comercial de la cadena de salas uruguayas Life Cinemas, una de las tres empresas que forman parte del proyecto: las otras dos son el propio aeropuerto y la compañía de broadcasting y medios Magnolio Media Group. "Buscamos ofrecer una experiencia retro y al mismo tiempo innovadora, que aporte alegría y diversión", agrega.
Las películas se proyectan sobre una megapantalla de 20 por 11 metros, también pensada para otros espectáculos, conciertos y shows de stand up. "Todo, cumpliendo las medidas de prevención orientadas a evitar la expansión del coronavirus exigidas por el Ministerio de Salud Pública", afirma Arbelo. El sitio tiene espacio para 90 vehículos.
Si bien se planteó una duración estipulada de dos meses , es posible que se evalúe una eventual extensión de acuerdo a cuáles sean las condiciones sanitarias generales en ese momento. "La continuidad de la iniciativa dependerá de su evolución y de la demanda del público y también se tomará en cuenta lo que suceda con la actividad del aeropuerto y la evolución de los vuelos", detalla Matias Carluccio, gerente comercial del Aeropuerto de Carrasco. En simultáneo, se está evaluando la posibilidad de realizarla en otro espacio del aeropuerto más reducido.
Equipos de trabajo activos
El objetivo, aseguran sus ideólogos, no fue buscar el rédito económico ni reemplazar parcialmente la caída de ingresos nativa y genuina del aeropuerto. "Fue pensado como una acción alternativa para brindar entretenimiento, que además permite mantener a los equipos de trabajo activos y fortalece el posicionamiento de nuestras firmas", indica Carluccio. "Si bien esta iniciativa puede ayudar con algún ingreso, nuestros negocios se desarrollan por otros canales", agrega. La iniciativa también busca ayudar a los más afectados por la emergencia sanitaria: se solicita que los asistentes concurran con alimentos no perecederos que luego son donados a Unidos Para Ayudar, una entidad solidaria.
El aeropuerto de Carrasco como autocineEl aeropuerto de Carrasco como autocine
El plan incluye dos funciones diarias de cine los jueves, viernes y domingos y tres los sábados. Además, de lunes a miércoles el espacio estará reservado para sesiones privadas para empresas. Se espera en total alcanzar los 20.000 espectadores en 80 funciones.
"Aerolife significa el retorno del autocine a Uruguay después de varias décadas", evoca Rodrigo García, director ejecutivo de Magnolio Media Group. "Si bien hubo diferentes propuestas, la más recordada es la del Auditorio Malvín en la década del 80', ubicada en Punta del Descanso (en la rambla del barrio montevideano de Malvín)", aporta. En los últimos años existieron diferentes iniciativas con pantallas itinerantes al aire libre, pero no estaban pensadas para asistir en vehículo. En 2008 hubo una propuesta puntual de autocine, en la que se proyectó una película por única vez en la zona del Dique Mauá (rambla de Palermo).
El de Carrasco, sin dudas, es por estos días un verdadero aeropuerto de película.
HERRERA
En el album, la leyenda que lleva mi firma y la fecha 31/3/65 dice: "Recuerdo gráfico de mi primer(sic) incursión en el extranjero. En instantes del retorno hacia Montevideo a bordo del vapor "N. Mihanovich", luego de presenciar en el estadio de River Plate en Bs. Aires la magnífica victoria de Peñarol ante el Santos de Brasil por 2 a 1. Este match correspondía al Torneo "Libertadores de América" en su VI edición durante el año 1965". Esta es la primera entrega de una serie que empieza hoy. Cuesta promover viajes en este momento, pero, mantener la "llama viva" es el recurso. Ahí va.
por Sergio Antonio Herrera, desde Salinas, Uruguay - @DelPDA - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
A las 5 de la mañana del miércoles 31 de marzo de 1965, mi mamá me tironeó levemente del brazo preguntando: "¿Antoñito, vas a ir igual?". Cuando logré despertarme, entendí que la interrogante refería a mi primer viaje a Buenos Aires, el que debería emprender un rato más tarde como encargado de uno de los buses que Viajes Cynsa disponía para el tramo desde Montevideo a Colonia, para abordar un ferry a Buenos Aires para llevar a parciales aurinegros a presenciar el partido desempate por la semifinal de la Libertadores de ese año, ante el Santos de Pelé.
¿Por qué me preguntás eso mamá?, interrogué confundido. "Porque no juega Maidana. Lo separaron del plantel, no viajó".
Mis padres eran los encargados de la vieja sede de la calle Maldonado 1232 donde vivíamos, con entrada por la calle Yi 1131. Además, mi papá, Don Gervasio, era el equipier (ahora, también importado desde Argentina, le dicen utilero) del primer equipo aurinegro en esa época gloriosa, y yo era su ayudante los fines de semana.
Había ingresado a trabajar en "mi" primera agencia de viajes, el 25 de enero de ese mismo año, apenas dos meses antes. Me había llevado mi amigo y vecino Mario Vidal Rocatagliatta, que era el Jefe de Turismo Sudamericano, manya también. Cuando se dio el partido, cuando se supo que había desempate en Buenos Aires, con el total "rostro de piedra", me animé a pedirle a "Marito" que me dejara ir. No solamente me dio el gusto sino que me designó encargado de uno de los buses. No lo podía creer. No recuerdo el trámite pero está visto que mis padres consiguieron mi permiso de menor en tiempo récord, ya que aunque no lo recuerdo bien, supongo mi papá debería haber viajado con la delegación como tarde, el día anterior, martes 30.
"Claro que voy igual mamá", dije.
Al dorso de la foto en el Mihanovich, la caligrafía de la vieja, que me ayudaba a hacer el álbum...
Afortundamente, en el mismo autobús viajaban mi cuñado de entonces, Francisco "Pancho" Artigas, ex diario El Día;  Alberto "Beto" Vidal, hermano de Mario, amigazo, y Pedro Poletta, otro amigo del barrio. Ellos ya habían viajado varias veces a la capital porteña, ya tenían experiencia y me iban diciendo paso a paso lo que tenía que hacer. Yo tenía 15 años y nunca había salido del país, sólo había viajado en ómnibus al interior, por eso subir en Colonia al Mihanovich, ya fue el inicio de la gran aventura.
Desde Dársena Norte nos condujeron al Hotel Waldorf en la calle Paraguay, donde pernoctaríamos luego del partido de esa noche.
Durante el día, tuve que ir hasta las oficinas de la calle Corrientes a "marcar" los pasajes de retorno del día siguiente. También, durante toda la jornada, la gran pregunta que todos nos hacíamos, era: ¿quién será el arquero esta noche?. El suplente natural era Eduardo García, que venía de tener excelentes actuaciones en selecciones juveniles y había otro que recién había llegado, a quien en un amistoso en el Centenario ante Atlanta (¿o Rosario Central?), le habían hecho un gol "entre los caños". No sabíamos pronunciar su apellido. Lo más parecido que nos salía era Mazurquieli... Todos queríamos que jugara Eduardo García. Roque Gastón Máspoli decidió que jugara el Chiquito, ese día fue el debut oficial en un partido internacional del mejor arquero que ví en mi vida, por lejos: Ladislao Mazurkiewicz. A los 5 minutos, queda picando una pelota en el área de Peñarol y Coutinho, el gran socio de Pelé, la toma de voleo y la manda al ángulo, desde donde la bajó con las dos manos, volando, ese monstruo del arco. Estábamos en la Tribuna Belgrano y a continuación de la parada magistral, escuchamos a nuestras espaldas: ¿cómo se llama esa bestia?, miramos quien lo había dicho y era el gran Marcos Zucker. "Mazurquieli", le dijimos.
Esa noche, Dorval, Mengalvio, Coutinho y Pepe, rodeando al genio de Pelé, atormentaron el área aurinegra y ametrallaron al Chiquito. Ganaba Peñarol 1 a 0 cuando Pelé lo fusiló desde tres metros, la única forma de vencerlo ese día y se produjo el alargue, en el que el Pepe Sasía marcó el segundo y le dio la clasificación a Peñarol.
Esa noche festejamos...fuimos a cenar bife de chorizo y nos tomamos como tres bebidas cola...
El detalle de la imagen que ilustra esta crónica: venimos de saco y corbata...
Portal de América